lunes, 5 de diciembre de 2016

El libro más peligroso. Kevin Birmingham


     "La historia de la publicación de Ulises nos recuerda que aquello que hace de la novela de Joyce un libro difícil es también una faceta de lo que lo hace liberador."Ulises" estableció su predominio sobre convenciones estilísticas y censores gubernamentales por igual; la libertad de la forma era la contrapartida de la libertad de contenido. El modo real en el que las personas hablaban, pensaban y actuaban en el transcurso de un día normal y corriente pasó a ser ingrediente para el arte."

     La primera vez que leí Ulises, tenía 18 años. Ya en ese momento me fascinó la lectura de Joyce. Con el tiempo, lo he releído, recogido matices... lo único que no ha cambiado, es la fascinación. Por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, El libro más peligroso.

     El libro más peligroso cuenta la historia de la publicación de Ulises, un libro que fue perseguido y censurado, imposible de conseguir y juzgado por obsceno, y que hoy es una de las obras que no faltan en ningún canon literario que se precie.

     Y ahora que ya he hablado de la parte que puede imponer, es decir, que estamos ante un ensayo, que habla además de uno de los libros más temidos por muchos lectores, os voy a explicar qué hace de este libro una gran lectura para fans o no del título de Joyce, y por qué no es necesario ni siquiera haber leído la citada novela.

     Kevin Brimingham escribe una novela que se oculta bajo el término ensayo. Consigue una narración fluida hasta el punto que el lector se olvida de que todo lo que ahí está escrito es verdad y mantiene el hilo de la historia vivo para que no decaiga nuestro interés en ningún momento. Lo que sucede es que sí es cierto todo lo que pone, y que nos habla de un libro concebido en una borrachera, impulsado por los celos o la sospecha de una infidelidad y publicado en un primer momento por entregas en un par de revistas de corte hipermoderno. Un libro que no recibió apoyos ni siquiera entre personajes como Woolf o Pounz y que fue juzgado por su contenido. No dejó indiferente a nadie, se persiguió y se escondió y se convirtió en un objeto para presumir en aquellos años que estuvo prohibido. Como nos explica el autor, no se presumía solo de tenerlo o de haberlo leído, también de conocer a alguien que lo hubiera hecho. Todo eso es Ulises y todo eso se nos relata para explicarnos que, ganado el juicio, las tornas cambian e incluso las revistas que lo acusaron, ahora lo iban a defender en sus cubiertas, convirtiendo así este título, Ulises, en digno merecedor del homérico nombre que ostenta y un día, en el periodo de horas perfecto para elevar a arte la vida de cualquiera.
     Pero más allá de eso, más allá de convertir al libro en personaje, nos habla de Joyce, un personaje para muchos oculto eclipsado tras su obra. El libro más peligroso nos habla de un hombre que abandona todo para ser escritor. Un hombre cuyas pasiones le provocan enfermedades, y que exporta esas pasiones a su obra. Un Joyce que ya en su primer contacto literario pareció acercarse a quienes estaban peor vistos, y que, en un momento de su vida, contaba el tiempo en horas sin haber comido, pero invertía todas ellas en sus literarias pasiones de biblioteca. Joyce sufre problemas de salud, oculares principalmente que le dejan sin vista, Joyce es problemático y luchador, nos hablan de sus dolores, desmayos y tratamientos y todo ello se acompaña de fragmentos de cartas y fotografías en una obra imprescindible, más que recomendable para cualquiera. La época, la de Sylvia en la librería Shakespeare and Co., la época de la generación perdida en la que Fitzgerald se coloca del lado de Joyce mientras otros tantos se alejan o le miran con recelo. Y queda entonces la historia poblada de secundarios de la generación perdida en una de las épocas más interesantes de la historia contemporánea cuando hablamos de cultura.

    Es Pop además hace un magnífico trabajo de edición con una espectacular cubierta, incluyendo tipos de letra, ilustraciones y dossier fotográfico que terminan de completar una obra ya de por sí redonda.
Y es que, como decía al principio, no es necesario ser fan de Joyce, ni siquiera haber leído Ulises, para disfrutar enormemente del trabajo de Kevin Birmingham en este título. Hay que leerlo.

     Y vosotros, ¿con qué libro comenzáis la semana?

     Gracias.

23 comentarios:

Susana Zarzuela dijo... [Responder]

Buenos días! no sabes cuánto te agradezco esta info. Me leí Ulises hace tiempo y no me quedó buen sabor de boca, se me formularon muchas preguntas, pero ahora me acaban de entrar unas ganas locas de releerlo.
Gracias

Manuela dijo... [Responder]

Hoy no me llevo tu recomendación. No creo que sea el tipo de libro que disfruto.
Besos.

Basilisco Escarlata dijo... [Responder]

Qué libro más completo. La literatura griega antigua es algo que leía hace años, y me costaba muchísimo por su, a veces, densidad.
Tiene muy buena pinta este libro, y parece bastante completo a nivel de edición :3.

Buena reseña!

Lunilla dijo... [Responder]

Aunque lo pintes así, no creo que lo lea la verdad. No soy de este tipo d elibros
Besos

Adivina quien lee dijo... [Responder]

Este no me atrae nada de nada

Atalanta dijo... [Responder]

Tendré en cuenta tu opinión pero así en principio, creo que no lo voy a buscar activamente.
Yo estoy con Apocalipsis, de King, y me parece que el siguiente lunes cuando nos preguntes que estamos leyendo, me voy a repetir, porque chiquitito no es XD XD
Besos.

Inés dijo... [Responder]

Me parece un libro muy digno de atención.Ya me temía que fuera un ensayo, pero por lo que cuentas, no tiene la carga pesada que a veces, o siempre, tienen ese tipo de lecturas. Yo leí El Ulises con 19 y no sentí esa fascinación como tú.Siempre he pensado que debería volver a leerlo, quizás leyendo el que nos traes hoy primero, me resultaría más placentera una relectura.
Un beso

ILONA dijo... [Responder]

Mi ejemplar de "Ulyses" me mira desafiante desde la estantería, algo altivo e intimidatorio. Le tengo miedo, y lo sabe.

La semana empieza con el segundo volumen de "Verdes valles, colinas rojas", de Ramiro Pinilla. Tengo que terminar de leer la trilogía antes de que acabe el año. Habrán sido 2400 páginas, una proeza. Que "Ulyses", me cree una cobarde, pero no lo soy tanto. :-)

Qye hayas leído esa novela imposible con 18 años y encima vuelvas a ella de vez en cuando, me hace postrarme a tus pies. Siempre impecablemente calzados, además. Eres mi ídola ;-P

Natàlia dijo... [Responder]

Pues yo comienzo la semana con Patria, que le tengo muchas ganas.
Del que traes hoy me apetece mucho la edición.
Un beso ;)

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

Ayer leí lo que publicaste sobre este libro en Facebook, me pareció interesantísimo.
No he leído a Joyce, no he leído Ulises. No sé ni si tendré capacidad para comprenderlo y asimilarlo, quizá me pase como al prota de la Víspera de casi todo... pero me gustaría hacerlo.

Una vez ese.... hablaremos de este otro.
Muaks.

CHARO dijo... [Responder]

He comenzado a leer "Habitó entre nosotros"...... aver lo que me dura:-)) Besicos

AMALIA dijo... [Responder]

Gracias por tu interesante información.

Un beso. Feliz comienzo de semana.

Neftis dijo... [Responder]

No conocia el libro y creo que voy a seguir asi por ahora porque no me termina de llamar la atencion.

Saludos

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

No he leído "Ulíses" y aunque me parece interesante lo que cuentas creo que lo sería aún más conocer la historia antes, aunque no sea necesario. Así que de momento lo dejo pasar.

Besitos

Ariel dijo... [Responder]

Creo que dejaré aparcados a Ulises y sus secuaces. Sigo con Skagboys de Irvine Welsh, que es sencillamente apasionante.

Besos

Margari dijo... [Responder]

Esta vez no creo que me anime. No creo que llegara a disfrutar este libro. Esta semana me pillas con una novela de aventuras, La menorah de Petra.
Besotes!!!

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Este no lo leeré, no me llama nada. Yo esta semana sigo con El beso del ganador que espero terminar ya, una antorcha en las tinieblas y what if.
Besos!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

uy se ve interesante, gracias por la reseña

Carla dijo... [Responder]

Esta vez no me lo llevo, no creo que yo lo disfrutara
Besos

Ana González Rey (Anita Nsf) dijo... [Responder]

Este es uno de los libros que no me importaría leer pero que numca me pongo a ello jeje

Raúl Omar García dijo... [Responder]

No leí Ulises y esta novela me atrae a medias. No hay mucho del argumento que me convenza de leerla.
Saludos.

Mª Ángeles Bk dijo... [Responder]

Pues pese a tu recomendación, creo que esta vez no es una historia para mi.
Un beso

Conxita Casamitjana dijo... [Responder]

Me ha gustado conocer un poco más de Joyce a través de tu reseña del libro.
Hace un tiempo leí una frase que parece él dijo, que con tu permiso te comparto porque me pareció muy acorde a su carácter Si lo revelara todo inmediatamente perdería mi inmortalidad (...) he metido tantos enigmas y rompecabezas en El Ulisees que tendré atareados a los profesores durante siglos discutiendo sobre lo que quise decir, y ese es el único modo de asegurarme la inmortalidad.
Un saludo