jueves, 13 de octubre de 2016

Rey de picas. Joyce Carol Oates


     "En el aire había aparecido el hacha. Por alguna razón se alzaba y caía en un vaivén desenfrenado, en dirección a mi cabeza, mientras yo intentaba alzarme de mi posición en cuclillas y perdía el equilibrio, por la desesperación de querer escapar, al tiempo que me fallaban las piernas y se oía una voz ronca que supoklicaba "¡No! ¡Por favor, no!" (¿era la mía, irreconocible?), por cuanto, a pocos cenímetros de mi cabeza, la cuchilla se estrellaba y se hundía en el escritorio, del que saltaban astillas; para entonces ya había caído yo pesadamente al suelo, un suelo duro y rígido debajo de la deshilachada alfombra oriental."

      Ya he hablado más de una vez del placer de descubrir a la prolífica Oates en cada uno de sus libros y ver como consigue mimetizarse con sus protagonistas. Por eso estaba impaciente por tener en mis manos su nueva novela, y por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, Rey de picas.

     Conocemos a Andrew J. Rush, escritor de éxito más que moderado que tiene casi una treintena de libros, muchos traducidos a una treintena de idiomas. Un matrimonio asentado, una gran casa e hijos completan el cuadro de lo que debería de ser una vida idílica. Sin embargo Rush esconde un secreto: él está detrás del seudónimo "Rey de picas", un escritor sanguinario y visceral de novelas negras que comienza a ser cada vez más conocido. Él es quien se levanta a media noche y escribe oculto a la vista de todos para enviar los manuscritos a otro editor, en otro lugar.. Y esos dos mundos que se doblan y desdoblan cada noche, viven sin problemas juntos en su cabeza, hasta que un día, su hija descubre la existencia de Rey de picas en la casa paterna y decide leer una de sus novelas.

     Si estáis buscando una novela negra típica con un policía entrado en años y en kilos, esta no es la vuestra. Porque Oates nunca escribe algo convencional. En esta ocasión da voz a Rush, que nos va desgranando su historia hasta llegar, y superar, el punto de partida en el que ese hacha nos recuerda a El pozo y el péndulo, de Edgar Allan Poe, autor que reaparecerá a lo largo de las 250 páginas que ocupa esta novela. Oates deja que sea el propio protagonista quien descubra, y se descubra a sí mismo, su historia. Le acompañaremos mientras nos confiesa ese secreto a voces del que parece avergonzarse, y descubriremos su complejo y admiración a la sombra de Stephen King. Observaremos como su idílica vida se deshace poco a poco a partir del descubrimiento de su hija, y también de una demanda a todas luces ridícula de una vecina que decide acusarle de plagio. Entonces su otro yo, Rey de picas, parece que empieza a usar algo más que la mano de Rush, y la novela se torna oscura, inquietante. Oates comienza el oscuro descenso hacia la locura, y también al abandono o la lucha frente a ella. Y lo sigue haciendo desde esa primera persona que obliga al lector a preguntarse si un loco sabe que está loco o en qué momento deja de estar cuerdo, dónde se encuentra la línea que separa ambos mundos. Avanza y da un paso más para presentarnos la diferencia entre lo bueno y lo malo, la luz y la oscuridad, en un feroz enfrentamiento interior del que sabemos solo puede haber un vencedor. Y aquí, el resto de los personajes son mero público, igual que nosotros. Y avanzamos buscando el desenlace esperando lo peor y temiéndonos lo mejor, o justo al contrario. Pero tranquilos, Oates no decepciona en sus finales.

     La novela, estructurada en capítulos cortos con título propio, marca un ritmo ágil a la lectura y puede ser devorada, en caso de interés y tiempo libre, en apenas una tarde. De hecho, superadas las primeras cincuenta páginas es difícil soltar la historia. Queda además salpicada por algún referente al mundo literario que puede resultar interesante a cualquier lector aficionado a estos mundos metaliterarios que pueblan las librerías últimamente. Es más, ¿qué hay más metaliterario que la lucha entre un autor y su propio seudónimo? Aunque ese seudónimo esconda algo, y ese autor también. Porque en las novelas de Oates, parece que todos escondan algo. Incluso la propia Oates para conseguir mantener una calidad título a título que aumenta su legión de seguidores.

     Rey de picas me ha parecido una novela francamente entretenida y muy recomendable, con un punto diferente, como no podía ser de otra manera. Animáos.

     Parece que Oates es uno de los nombres que resuenan en algunas listas para el Nobel de hoy, y yo me pregunto, ¿leemos realmente al premiado una vez que se nos da el nombre?
 
     Gracias.

26 comentarios:

albanta dijo... [Responder]

Más o menos coincidimos en impresiones. Me ha gustado léerla.

Susana Zarzuela dijo... [Responder]

Una vez más nos traes un libro tan descriptivo y real que no sé si seré capaz de leerlo porque según que escenas me ponen mal cuerpo. Pero muchas gracias por la info.
Un beso

Lady Aliena dijo... [Responder]

No suelo leer a premios literarios, porque salvo un o o dos, me han decepcionado siempre. No creo que me anime. Un beso.

Xavier Beltrán dijo... [Responder]

La pobre lleva tantos años en la lista de favoritos para llevarse el Nobel que solo por la espera ya va siendo hora de que se lo den. Igual que a Murakami, y así terminamos de una vez con la tortura de todos los años.

En cuanto a la novela, esta autora tiene algo que me repele. Quizá sea precisamente su eterna candidatura al Nobel, un premio cuyos ganadores están en las antípodas de mis preferencias literarias.

Un besito.

Natàlia dijo... [Responder]

Tengo pendiente estrenarme con este autor y creo que podría ser una buena opción. Me lo anoto.
Un beso ;)

Atalanta dijo... [Responder]

Pues este libro ya lo tengo en mi lista, y estaba segura de que había sido en tu blog donde lo había conocido, pero no... no sé dónde lo descubriría... Bueno, el caso es que tengo ahora incluso más ganas de leerlo XD
Besos.

Mª Ángeles Bk dijo... [Responder]

Pues no he leído nada de Oates y me has dejado con la curiosidad. Me la llevo apuntada.
Yo leo premiados y no premiados indistintamente, algunas veces los galardones incluso me tiran hacia atrás.
Besos

Inés dijo... [Responder]

Llevaba demasiado tiempo sin leer a esta autora. Con ella he tenido libros que me han gustado mucho y otros nada, un poco extremista soy. Cuando vi esta novedad decidí que era hora de reencontrarme con la autora. Ya te contaré que me parece a mí cuando lo lea.
Un beso

Norah Bennett dijo... [Responder]

Oh, qué ganas de leerlo. Seguro que va a ser otra buena historia de mi admirada Oates que siempre da un giro a lo preestablecido. Me gusta sobre todo sus personajes. Qué pena que solo dé para una tarde.
Besos

Tamara López dijo... [Responder]

Este no es para mí, lo dejo pasar ^^

CHARO dijo... [Responder]

No me va este tipo de novelas.Besicos

Tatty dijo... [Responder]

Esta es una autora que me gusta así que no descarto leerla
Besos

Anónimo dijo... [Responder]

Anotó este título,

Un beso.

Victor dijo... [Responder]

Al saber que era una autora me he llevado una sorpresa, hubiera afirmado sin dudarlo de que era un hombre.
Me lo ha recomendado más de una persona y lo tengo en la lista de futuras compras, así que caerá y me estrenaré con la autora.
Y no, no leo a los premios Nobel, ni en general a los premiados después de haber sido elegidos. Leo cuando me los recomiendan o me llaman la atención.

Abracalibro dijo... [Responder]

A ver si puedo hacerle un hueco.
Buena reseña.
¡Nos leemos!😊

Manuela dijo... [Responder]

A mí se me atragantó un libro de esta autora, La hija del sepulturero, y desde entonces no he vuelto a animarme. Manías...
Besos.

Nina dijo... [Responder]

Y he leido a joyce y espero leer algo mas de ella pronto :D

Abuela Ciber dijo... [Responder]

No
Y los Nobel en algunas especialidades los veo acorde a su idiologo
Cariños

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Tengo de este autor anotadas dos novelas que me apetecen así que esta la sumo a las que ya tengo. Me gusta que sea diferente y no decepcione.

Besitos

Margari dijo... [Responder]

He leído un par de cositas de esta autora y me han gustado bastante. Y por lo que cuentas de esta novela, va por el mismo camino. La leeré.
Besotes!!!

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! No tiene mala pinta este libro, lo tendré en cuenta en un futuro próximo. Y no, la verdad es que no suelo leer a los premiados.
Besos!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Parece un libro interesante y como amo el suspenso lo tendré en cuenta. Te mandoun beso y te me cuidas

Noelia dijo... [Responder]

He leido de Oates, Mamá y Monstruo de ojos verdes, deje en sus primeras páginas La Hija del Sepulturero, no se muy bien porque, me encantan sus libros y con este hubo un desencuentro. Quería pasarme a leerte con tranquilidad, una vez hecho creo que me voy de compras.
Ya sabemos el ganador del nobel :-) Sorpresa total....
Besos

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Si me gusta Zombie, es casi seguro que lea esta novela. La reseña piede que lo haga.
Saludos.

maelvolo dijo... [Responder]

@Susana Zarzuela
animate, que está muy bien y no hay escenas desagradables.

Sonia dijo... [Responder]
Este comentario ha sido eliminado por el autor.