lunes, 4 de mayo de 2015

Distancia de rescate. Samanta Schweblin


     "Son como gusanos.
     ¿Qué tipo de gusanos?
     Como gusanos, en todas partes.
     El chico es el que habla, me dice las palabras al oído. Yo soy la que pregunta. ¿Gusanos en el cuerpo?
     Sí, en el cuerpo.
     ¿Gusanos de tierra?
     No, otro tipo de gusanos."

     Las lecturas llegan a nuestras manos de modos muy diferentes. En la red, uno recoge recomendaciones, ve personas con gustos afines, las sigue, comenta... a veces hasta se toma una caña. Este libro me lo regaló Sergio, librero, de los de verdad, lector, de los buenos y un montón de cosas más que se van descubriendo con el tiempo, las buenas. Hoy traigo a mi estantería virtual, Distancia de rescate.

     Conocemos a Amanda, una mujer con una niña pequeña que se muda a un pueblo soleado y pequeño de Argentina. Allí conoce a Carla, una mujer marcada por un trágico suceso a su hijo, David, que marcó su vida. Poco sospechan entonces que la tragedia se cierne sobre ellas desde el momento en que se instalan en este remoto lugar.

     Distancia de rescate es un relato largo o novela corta que apenas pasa de cien páginas. Sin embargo no es una lectura rápida, hay que hacerla de forma pausada, digerir lo que la autora nos cuenta. Articulada como una conversación ininterrumpida entre David, un niño que parece saberlo todo, y Amanda, un adulto que parece estar abriendo los ojos y tener mucho por descubrir, asistiremos a la reconstrucción, pregunta a pregunta, de lo sucedido en los últimos días en la vida de estas dos recién llegadas. Como constante una pregunta: ¿Qué es lo importante?, eso parece ser lo que realmente le importa a David, quien pregunta, y parece empeñado en que el lector y la mujer con la que habla descubran donde reside la verdadera importancia. Pero no la del relato, sino la de la vida. Y como marca, la "distancia de rescate". Y Schweblin nos explica algo que a los padres les resultará familiar: la distancia de rescate es esa que permite a la madre reaccionar a tiempo ante un peligro para poner a salvo a su hija, esa distancia que se vigila, se calibra y, a veces, se excede amparados en el "no va a pasar nada". Pero precisamente para explicarnos lo que pasa, existe su historia.

     Una historia a dos niveles, escrita casi como un cuento y que consigue ir tensando al lector. Un accidente a un niño, un médico lejano, una curandera que habla de migrar un alma, una madre que vive angustiada por lo que sucedió... otra madre que llega al pueblo. Llega con una niña a la que vigila, un lugar desconocido, gentes diferentes, plantaciones, desconocidos... y una atmósfera que se va cargando mientras esta mujer calibra una y otra vez la distancia de rescate con su hija. A fin de cuentas, ¿qué es lo peor que puede pasarle a una persona? Tal vez por este camino nos encontremos con lo verdaderamente importante...

     Por debajo de esta lectura, la de la tensión, hay otra en la que no se dan nombres, pero que es mucho más intranquilizadora. Una lectura en la que se denuncian cosas que son cotidianas en algunas zonas y que, expuestas directamente a la mirada del lector, consiguen estremecernos. Una historia tóxica, con caballos y perros y patos, una historia con dibujos colgados en paredes y con supersticiones que pasan por barreños de agua y muñecas atadas, de pueblos que saben y turistas que desconocen, y de consecuencias fatales a este desconocimiento. Una historia contaminada por el silencio de un dolor que no escuchamos, como si no existiera: pero que existe. Una historia de madres e hijos, y de amor y protección, y también de almas rotas en mitad del campo.

     Y la suma de ambas se convierte en una gran lectura. De esas de las que uno no sale indemne, porque desde las primeras páginas ha establecido una relación con la forma de narrar de la autora, tan personal. No encontraremos en esta novela giros argumentales que nos dejen con la boca abierta, pero no hace falta para quedarse boquiabierto pensando en lo que nos relata. Y cerrar el libro, y fijarnos en la cubierta, y comprender las granadas. Comprenderlo todo. Y entonces, con el corazón aún encogido, recomendarlo a sabiendas de que un libro puede dar miedo sin ser de terror. Sobre todo si uno es padre. O madre.

     Y vosotros, ¿con qué libro comenzáis la semana?

     Gracias

38 comentarios:

Rosa Berros Canuria dijo... [Responder]

Terminaré hoy "El impostor" de Javier Cercas y espero comenzar "Sumisión" de Michel Houellebecq.
En dos o tres días publicaré una entrada sobre "El impostor en mi blog:
http://elblogdelafabula.blogspot.com.es/
Pasaros, si os apetece.

Constanza dijo... [Responder]

Holaaa!
estoy leyendo "El tiempo entre costuras" y me está gustando un montón!, que tengas una buena semana :)

Tatty dijo... [Responder]

No lo conocía pero hoy sí me lo llevo anotado, parece una lectura realmente interesante
Besos

Aydita dijo... [Responder]

Este no es para mi!
Besos

Atalanta dijo... [Responder]

Vaya! Me has dejado intrigada, la verdad. Tengo que echarle un vistazo.
Empiezo la semana leyendo Ojos de fuego de King, me queda muy poquito y me ha gustado mucho XD
Besos

Tamara López dijo... [Responder]

Este no me llama mucho :)

Nesa Costas dijo... [Responder]

Lo que comentas en la reseña ya me ha dado impresión. Empiezo a hacer cábalas que me has dejado intrigada. Busco el libro.
¡Besos!

Laura dijo... [Responder]

Pues me has dejado con ganas de conocerlo. Yo sigo con los dos que empecé la semana pasada, a ver si hoy los termino y me pongo con otros nuevos :)
Besos!

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

La verdad es que me has dejado con la intriga, aunque como no soy madre tal vez no cale en mí lo suficiente. Un besote!!!!

Carax dijo... [Responder]

Vaya reseña... Imposible no apuntarselo. Prometo leerlo antes de ser madre jajajaja
Besos

Neftis dijo... [Responder]

Por el momento lo dejo pasar que tengo una lista de pendientes enorme.

Saludos

Darío dijo... [Responder]

Me encanta Samantha. Su primer libro, de cuentos, es contundente. Su escritura es visceral. Con esta novela me compliqué un poco, no es un libro fácil. Quizá después, sabiendo de qué va, la cosa se facilita. Merece una segunda lectura. Samantha es una voz única en la literatura argentina. Yo estoy con "Felices los felices". Te suena? Un abrazo.

Mona Lisa dijo... [Responder]

¡Hola! El libro de hoy no me llama demasiado pero bueno. Coincido contigo en que eso de conocer a gente, que lee y que recomienda es simplemente genial.
Yo empecé "Lolita" el sábado y me está gustando mucho aunque no es para tomarlo a la ligera.
Un beso y nos leemos :)

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Aunque no termina de llamarme, no dejo de admirar la forma tan bonita en que ha llegado a ti, es muy especial. No voy a descartarlo, quizá en un futuro nos veamos y me anime con él :) Acabo de terminar Mendel el de los libros, que me ha encantado y sigo con mi lectura de Invierno en París.

Besos.

Mela dijo... [Responder]

Hola Silvia... Tú comienzas la semana con una reseña muy tensa
La frase, "Una historia contaminada por el silencio de un dolor que no escuchamos", me ha impresionado
Creo que en esta novela hay como una especie de atmósfera irrespirable
Anoto el título
He comenzado a leer "Música para feos"
Besos

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Le echaré un vistazo al twitter de ese Sergio librero, no puede ser que yo no lo conozca, el libro me llama mucho y la autora me suena un montón, creo que he debido leer algún relato en The New Yorker o algo así, me lo voy apuntando :) Besos :)

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

IIIIshhh, siempre me dejo algo atrás.... Sigo con el chino de la cienciaficción y el Gaddis contigo, ¿qué tal lo llevas? No me digas que no es mucho más interesante que no más fácil que JR :) Besos

Lady Aliena dijo... [Responder]

De momento lo dejo pasar. No me llama lo suficiente. Un beso.

Enzo dijo... [Responder]

Me has dejado mordiéndome las uñas con esta historia. Me la anoto que a veces me gusta flagelarme.
Un beso.

Violeta dijo... [Responder]

Hola guapa!
Empiezo la semana con Secretos de los Muertos de Tom Harper es un regalo del día de las madres. Feliz semana. Besotes

Nina dijo... [Responder]

me enacntaria leerlo :) yo estoy con joyland de mi adorado SK

Lecturas Carla dijo... [Responder]

Hola!
A mi este libro no me llama en especial, yo ahora estoy acabando de leer Cuatro.
Un beso :)

Seveth dijo... [Responder]

No lo conocía pero creo que podría ser de mi gusto.
Me gustan los libros que te obligan a reflexionar.
Besos!

Margari dijo... [Responder]

No me sonaba de nada. Y pinta muy pero que muy bien. Me lo llevo bien anotado. Esta semana me pillas entre Africanus de Posteguillo y Cometas en el cielo de Hosseini.
Besotes!!!

Abracalibro dijo... [Responder]

¡Hola!
Este libro está en mi lista de pendientes, esperando pacientemente su turno.
Una reseña genial.
Yo estoy con "La plaza de los señores", de Óscar Esteban.
Nos leemos.

mar dijo... [Responder]

¡Otro que me apunto!. Con la Yincana Criminal no leo más que novela negra ( y los obligatorios de los clubs de lecturas en los que participo). Ahora estoy con el secreto de Christine de Benjamin Black, solo llevo veinte páginas pero parece interesante. Besinos.

Rober dijo... [Responder]

Sí que es llamativa esa portada, la verdad. Yo confieso que soy muy de giros y vueltas de tuerca en los argumentos, pero es cierto que hay historias que mantienen una línea que no los necesita para resultar efectiva. Por lo que comentas esta parece de esas, lo suficientemente potente como para sobrecoger sin tirar de ese recurso.

Me has picado la curiosidad. Y no sé porqué, pero prefiero leerla ahora que la perspectiva de ser está muy lejos todavía. Por ir un pelín blindado, supongo :P

Besotes, Silvia! ;)

J.P. Alexander dijo... [Responder]

No es mi tipo de libros y eso que me gustan los relatos de terro gracias por la recomendación Te mando un beso

albanta dijo... [Responder]

Tengo mucho por delante así que este lo dejo pasar.

Mª Ángeles bookeandoconmangeles dijo... [Responder]

Me pica la curiosidad, me lo llevo anotado por si acaso.
Besos.

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Un libro que te ha hecho tambalear, eh... De cabeza a por él que voy ;)

Un abrazo

Azalea Real dijo... [Responder]

Por lo que cuentas, creo que no me iba a gustar.

Besos.

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Soy prejuicioso con autores de mi patria, pero admito que este libro me resulta interesante. Yo te recomiendo Ceremonia secreta de Marco Denevi, ya que andás leyendo autores argentos.
Saludos.

Meg dijo... [Responder]

Estoy en parada lectora. Fíjate que el fragmento no me ha dicho mucho, pero leerte sí, una vez más, me lo llevo, me quedo con la sensación de que me pierdo algo bueno si no lo hago. Un besote!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Me picas, me picas y yo me rasco, es que no sé como sigo viniendo... pero no va a ser inminente, lo inminente está en la estantería y no pienso ceder ni un ápice a tus recomendaciones de lectora empedernida ¡eso es vicio! (miedo sin terror, demasiado para el cuerpo)
Besos

Emma Bovary Locaporleer dijo... [Responder]

Parece un libro que deja huella y eso me parece interesante. Me lo llevo apuntado. Besos.

Shorby dijo... [Responder]

Bueno bueno, me encanta.
Me ha ganado ya de entrada el fragmento que has puesto =)

Besotes

Marisa G. dijo... [Responder]

Hace poco comenté en un blog una entrada pidiendo que no me enseñen más novedades. A ti te voy a decir tres cuartos de lo mismo. ¡Parad un poco! jeje. El argumento me ha dejado muy intrigada o más bien, escamada, que es una palabra que me gusta mucho. Tomo nota madrugadora. Besos.