lunes, 5 de mayo de 2014

Cartas de amor. Dylan Thomas




     "Empezar esta carta de la manera en la que lo estoy haciendo acaba con la necesidad de utilizar el demasiado formal señora, el estirado Miss Johnson (tal vez algo ambiguo, pero sin intención) y el descarado Pamela (ambiguo y sin intención, una vez más). Acaba también con el mismo obstáculo en su caso.
     Si es horroroso contestar a las cartas entonces me considero tan malvado como usted."

    Si hay un ejercicio privado en el mundo, es amar. Cada uno lo hace a su manera, muchas veces incomprendida por los demás, pero es como sabe hacerlo, como le sienta bien. Por eso mismo, siempre he pensando que escribir una carta de amor ha de ser a la fuerza un ejercicio tan personal como el sexo; se desnudan las almas y no los cuerpos y se anhela la respuesta que nos diga que hemos estado a la altura en nuestras letras. Hoy traigo a mi estantería virtual justo eso, un desnudo de Dylan Thomas en su libro, Cartas de amor.

     Conocemos en este libro a Dylan Thomas en su faceta más privada. Se nos descubre como un hombre enamorado de distintas mujeres, y por encima de todas la suya. Lo vemos adorarla, echarla de menos y sufrir estando lejos de su familia y también lo vemos enamorado de otras, con ese amor que dicen solo se siente una vez y que enloquece al hombre y provoca unas letras enfervorecidas, caóticas, repetitivas... y hermosas. Porque en eso tenemos a la fuerza que coincidir todos, y es que siempre ha sido hermoso observar a una persona enamorada.
   
     Sin embargo en este libro encontramos mucho más que a un hombre dejándose llevar por sus pasiones. Están llenas de pequeños detalles, de sus sueños, sus miedos, sus críticas a quien lo rodea y sus opiniones sobre la poesía del momento. Nos habla de poemas propios y ajenos, de publicaciones literarias de mayor o menor valor y también de su situación económica personal. Dylan Thomas se desnuda mostrando una prosa en la que se percibe la poesía que lo hizo famoso y nos enseña también sus flaquezas; sus miedos, la bebida como una constante, su salud... todo él queda reflejado en este puñado de cartas.
     Dicen que las personas que se dejan llevar por sus pasiones viven más, las que sienten todo a flor de piel y sufren, aman, ríen o patalean. Y si es es cierto, Dylan Thomas murió siendo un joven anciano que se dejó llevar en su vida por los excesos y falleció precisamente por ello. Y aún así, y aún sabiendo que era capaz de amar a una y otra mientras dudaba si beberse una copa más, es capaz de enamorarnos con sus letras, con sus quejas, sus reflexiones, y su sentido del humor. Un hombre torturado que a ratos nos deja la sensación de sentirse solo y necesitarse querido, y que poco a poco, letra a letra va calando en el lector entre enfervorecidas declaraciones y súplicas, aunque ya sepamos que posiblemente sean sentimientos olvidados demasiado pronto y sustituidos por otros igualmente abrasadores, igualmente verdaderos.

     No se trata en este libro de leer una correspondencia que nos muestre una historia o que nos exponga una relación. Aquí lo que tenemos es a Dylan Thomas; que finalmente nos deja con la sensación de que, al igual que sus mujeres, tampoco nosotros lo hemos tenido del todo en sus letras. Así que cerramos el libro y vamos corriendo a buscar uno de sus poemas. Es difícil no querer más exactamente igual que es difícil no sonreír leyendo una carta de amor. A fin de cuentas, ¿a quién no le gusta una carta de amor?

     Tras unos días retomo la actividad, y lo hago haciendo una pregunta que no se me había ocurrido hasta ahora. ¿Con qué libro comenzáis la semana?

     Gracias

     PD: Dicen que estas fueron sus últimas palabras, en noviembre de 1.953:
     "He tomado dieciocho whiskies seguidos. Creo que es todo un récord."
     Dylan Thomas

46 comentarios:

Lídia Montiel dijo... [Responder]

Hola Silvia, buenos días !!!! Las cartas de amor me gustan, salen de lo más profundo y a veces pensamos como las hemos podido escribir nosotros !!!!! Yo estoy leyendo El amor huele a café pero ya acabándolo y con ganas de ponerme con otra lectura.
Muchos besos.

Carax dijo... [Responder]

Parece una lectura bonita, de esas que se leen con una sonrisa embobada.
Estoy con El inocente, que me esta gustando mucho. Luego empezaré tambien Angel rojo
Besos

Lady Aliena dijo... [Responder]

Ahora le toca el turno a El tiempo entre costuras. De momento, me está gustando mucho. El que propones, no me termina de convencer. Un beso.

David Villar Cembellín dijo... [Responder]

Sí, esas dicen que fueron sus últimas palabras. Y por eso —y por Leonard Cohen&Janis Joplin, y por Sid Vicious%Nancy, etc—, es el Hotel Chelsea de Nueva York el más mítico hotel de la Historia...
Si te ha gustado, por cierto, te recomiendo encarecidamente las "Cartas de amor a Mina Loy" de Arthur Cravan. Intensas.

Enmanuell L dijo... [Responder]

No dudes que empezaría por este, tu presentación, es impresionante.

Beatriz Barrera dijo... [Responder]

Qué pena que hoy en día ya no se escriban cartas de amor. Cuando yo era jovencita sí lo hacíamos y el ella se volcaban todos los sentimientos ,las emociones producidas simplemente por el pensamiento en la persona amada. Todo aquello que no nadie diría de viva voz, lo hacía por medio de las cartas.
La poesía me gusta menos, así que a ve si saco tiempo para leer estas cartas , que no sé si van a ser más pasionales que de amor.
GRACIAS por tu post.
YO he empezado la semana con El amor en os tiemos del cólera.

albanta dijo... [Responder]

En esta ocasión tu propuesta no me llama demasiado. Mi semana empieza con Cien años de soledad, una relectura.

lecturina si dijo... [Responder]

Hola Mientras Leo, aún no he leído nada de Dylan Thomas pero estas "Cartas de amor" pueden ser una manera interesante de acercarse a su obra. Estoy leyendo "Mil soles espléndidos" una historia bastante dura pero esperanzadora al mismo tiempo.

Cartafol dijo... [Responder]

Vaya pregunta mas complicada,como se te ha ocurrido? No pinta mal el libro que nos traes hoy,pero lo voy a dejar de momento porque estoy a tope de lecturas, empiezo la semana leyenfo El libro de la señorita Buncle

Tatty dijo... [Responder]

No conocía el autor ni el libro pero esta vez no me llama demasiado. Yo estoy leyendo La tienda vintage
Besos

Mela dijo... [Responder]

Hola Silvia... vuelves un poco despistada del puente porque la pregunta que nos has hecho, se te ocurre todos los lunes ;-)
Esta novela debe tratar de cartas de amor que el autor escribió a diversas mujeres
Anoto el título
Desde luego no parece que le sentaron muy bien los dieciocho whiskies seguidos que tomó... supongo que con esta actitud intentaba escapar o evadirse de una realidad que no le gustaba
Estoy con Cien Años de Soledad
Besos

Laura dijo... [Responder]

Desde luego las cartas de amor siempre son bonitas y nos gustan a todos :)
Ahora estoy con El pozo de Harod y La última batalla, dos lecturas que me tienen atrapada.
Besos!

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

No me llama nada la atención. Creo que éste no caerá. Besotes!!!

Azalea Real dijo... [Responder]

Es algo tan privado, precisamente, que prefiero leer algo basado en el amor (una historia) que los pensamientos de alguien acerca del tema, o unas cartas... me parece demasiado personal, y no sé si me llegaría a gustar esta lectura.
Yo comienzo la semana con 'Tu nombre después de la lluvia'.

Besos.

María E. mg dijo... [Responder]

Ya que por fin lo preguntas, te saco de dudas estoy enfrascada en "La hija de Jezabel" de Wilkie Collins.
Feliz lunes!(con pretzels)

samarkanda dijo... [Responder]

Con este no me animo porque el argumento no me atrae nada. Por mi parte empiezo la semana con la opera primera de María Martínez Ovejero: Recuérdame.
Un besín.

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Cartas... Qué pena que no escribamos más cartas, de esas de sobre y sello.

Estas cartas, que son un desnudo, parecen más un diario. He leído algún poema suyo (no mucho, la verdad) pero me anoto este libro que nos comentas, aunque lo de los 18 whiskies me ha dado un poco de borrachera, la verdad.

Besos (sin alcohol)

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

"Si hay un ejercicio privado en el mundo, es amar. Cada uno lo hace a su manera, muchas veces incomprendida por los demás, pero es como sabe hacerlo, como le sienta bien."
Qué comienzo de reseña! ya lo tenía en mi lista hace mucho, que este no me pilla de sorpresa :)
Ante tu novedosa pregunta estoy por terminar La excepción y he empezado a leer Por el camino de Swan (ya sabes, para leer poco a poco).
Besotes
PD: vaya PD
PD2: siento que sea lunes
PD·: pero no que hayas regresado :)

Aglaia Callia dijo... [Responder]

¡Hola guapa!

El libro que mencionas se ve muy interesante, como para tenerlo en cuenta, gracias.

Por mi parte, creo que iré por una relectura de La princesa prometida, aunque a lo mejor y cambio de opinión a último minuto, ya veremos :)

Un besazo y feliz inicio de semana.

Tamara López dijo... [Responder]

Este creo que lo dejaré pasar...
Un beso :D

Nube de Frases dijo... [Responder]

Los libros de cartas siempre me han parecido muy bonitos. Por cierto, 18 whiskies seguidos! ¿Por qué no me extraña que muriera? Un saludo.

Manuela dijo... [Responder]

Pues tiene buena pinta, habrá que tenerlo en cuenta.
Yo comienzo con El paciente, que terminaré hoy mismo y creo que me pondré con Una madre de Alejandro Palomas.
Besos.

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Un beso antes de morir de Ira Levin, ¿tendrá algo de amor?
Pues con ese arranqué la semana.
Saludos.

AMALIA dijo... [Responder]

Las cartas de amor siempre son hermosas.

Sigo con VIDA, de Juan Ramón Jiménez. Tiene casi 900 páginas y, en estos momentos, no dispongo de todo el tiempo que me gustaría para leer.

Besitos.

Rober dijo... [Responder]

Pues no sé porqué me da que este sería de los que me saturarían un poco. Aunque si coincido en que una carta de amor siempre es hermosa. A lo mejor porque no es exclusivamente de amor, y habla también de muchas cosas más sobre quien la escribe.

Empezaré con "La escritura necesaria" y "Ven y dime cómo vives", de la Christie :)

Besines!!

Marilì acosta dijo... [Responder]

Hoy en dia ver cartas de amor,es como encontrar una aguja en un pajar (q negativa soy leñe) pero si q es verdad,no?...pero q bonitas eran recibirlas,se te quedaba una sonrisa perenne en la cara, tal y como tiene q ser esta lectura.

Empece anoche amante al fin de J.R.Ward

Un besito

Caminante dijo... [Responder]

Ni la portada ni lo que parece haber debajo atraen mi atención...

He empezado esta semana (y la anterior, y la anterior...) con "La enfermedad de Sachs". Me tomo mi tiempo, que el libro no es corto, y también hay que estudiar y disfrutar del sol (y comprar más libros para que el crecimiento de los pendientes continúe a un ritmo más rápido del que decrece) =)
Besos!

Tizire dijo... [Responder]

Siempre es un gusto meterse en los recovecos más íntimos de un escritor... Y este libro parece perfecto para ello! Empiezo la semana sin terminarme de decidir, cosa que ya me vale... A ver si me ilumino en breve! 1beso!

Enzo dijo... [Responder]

En esta ocasión no me llevo tu recomendación. Opino como tú, el amor es algo muy personal, y no creo que le sepa sacar el jugo a la lectura.
Un beso.

La biblioteca de Seshat dijo... [Responder]

Pues la verdad es que aunque no soy muy romántica, la idea del libro es atrayente. Interesante el dato de sus últimas palabras.
Por otro lado, comienzo la semana con "Embassytown" de China Miéville, que ya le tenía ganas al autor.
Muchas gracias por la reseña :)

Un fuerte abrazo,
Nimue

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo... [Responder]

Decía Cortázar que hay que vivir siempre embriagado : de licor,de amor,de belleza,de pasiones varias, de lo que sea, pero sintiendo siempre a tope lo que se hace. Y este personaje que hoy nos traes me ha recordado la frase. Embriagarse es una opción y cada uno es libre de hacerlo cuando lo desee y si es de amor, mejor.

Siempre es apasionante vivir un romance y expresar lo que sentimos en cartas dirigidas a ese amor. E igual de apasionante resulta leerlas.

Un abrazo.

Valaf dijo... [Responder]

Pues arrancas con sentido del humor, me refiero a eso de la pregunta final y no haberla planteado nunca, jajajajajaja...

Respecto al tema que traes, permite que ponga un poema de Louis Aragón:



Dirá alguien que un hombre
no debe exponer su amor
en la plaza pública.

Yo responderé que un hombre
no tiene nada mejor,
más puro y más digno
de ser perpetuado, que su amor...


Y yo estoy de acuerdo. Sucede, sin embargo, que en ocasiones suele ser un delicado espejo para los lectores, y eso ya es más delicado. Pero en última instancia, el escritor que lo es, necesita dar voz a su alma, y este es un ejemplo muy notable de ello.

Un besazo!!!

Jara dijo... [Responder]

Creo que pocas cosas dejan más en cueros el alma de una persona que las cartas de amor, aunque según y cómo podría resultar repetitivas o empalagosas o trágicas y cansar tanto exceso, pero si se trata de un maestro de las palabras, el resultado puede ser de lo más atractivo.

Besos

Meg dijo... [Responder]

Querida amiga, pues yo me alegro de que hayas vuelto, hombre ya! :-D

Este libro lo tengo desde hace siglos en mi lista de deseos, le falta materializarse en casa y leerlo, claro. Qué bonito lo que nos cuentas y cómo has enfocado el post, ole, ole y ole. Un beso.
PD: empiezo la chaise victoriana esa :-)

CHARO dijo... [Responder]

Una pregunta muy interesante y que "no te la había oído nunca"......esta semana no la he comenzado leyendo nada....demasiadas visitas. Besicos

Margari dijo... [Responder]

No he leído aún nada de este autor. Y me tientan estas cartas... Mi semana la empiezo con Jaque al peón y La vida cuando era nuestra.
Besotes!!!

Darío dijo... [Responder]

Sobre todo de Thomas, que es consciente de que nos está legando un tesoro. UN abrazo.

La Gata Coqueta dijo... [Responder]



Pensemos en nuevas metas, hagamos planes, programemos sueños siempre en positivo, en negativo nunca, dañan los sentimientos propios y de quienes navegan a nuestro lado...ღ

Todas las personas debiéramos ser como la Luna; destinada a dar luz, o como el sol, que con la magia de su calor acaricia y posee diariamente…ღ

Un abrazo de luz para ti
y un feliz comienzo de semana
cultivando pensamientos...ღ

Atte.
María Del Carmen ღ





Shorby dijo... [Responder]

Me encanta Dylan Thomas! =)

Besotes

Marya dijo... [Responder]

La verdad es que parece un libro de lo más interesante. Un besote :)

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy adoro las cartas de amor. Creo que voy a leer ese libro. Y respondiendo a tu pregunta uno de eve Dallas, te mando un beso y te me cuidas

Nina dijo... [Responder]

yo ando leyendo cartas cruzadas de markus suzak

LaLolaSh dijo... [Responder]

Cada vez que alguien nombra a Dylan Thomas me acuerdo de cómo sentí por primera vez curiosidad por leerle. Gracias a la película Mentes Peligrosas con Michelle Pfeiffer de profe. Les propone a sus rebeldes alumnos el concurso Dylan-Dylan en el que invitaba a cenar al quien encontrara una poema de Dylan Thomas que se asemejara a uno de Bob Dylan.

Es que soy cual adolescente.

La semana la he terminado con otro artista de excesos; Fabio Mcnamara, y la empiezo continuando con un exceso de furia japonesa: Battle Royal.

Mere dijo... [Responder]

Dylan Thomas me ha calado hondo. Me gusta, por lo auténtico. Un beso.

Aida (meriendolibros) dijo... [Responder]

¡Qué ganas de leer cartas de amor! y de un buen poeta pues mejor.
Yo leo "Taipei", de Tao Lin y "Autobiografía", de Agata Christie.
Un abrazo.

Cristina_Roes dijo... [Responder]

Tras leer tu reseña me resulta imposible no sentirme tentada a leer "Cartas de amor"

PD. Creo que voy a necesitar una libreta independiente a la que bautizaré "Recomendaciones de Silvia"