miércoles, 5 de junio de 2013

Una comedia canalla. Iván Repila




     "Este es el sueño de cualquier empleado: llegar al trabajo un lunes, con la cabeza todavía recostada en el fin de semana, madrugado por los pelos a costa de unas ojeras gordas como ciruelas y unas legañas resecas que no pudieron arrancar ni la ducha ni el café, sentarte en la silla, lamentarte, y después esperar: esperar a que el jefe diga o haga algo que te moleste, una orden con el tono excesivamente imperativo, una petición que sobrecargue tus tareas, algo que te hinche las pelotas, y en ese momento levantarte, mandarle a la mierda pronunciando correctamente cada sílaba y salir por la puerta sin mirar atrás."

     Como comprenderéis, cuando leí este párrafo me reí. Me pareció fresco, descarado... sí, tal vez casi canalla. Pero eso y el regusto a Beavis y Buthead que tenían los dibujos de la portada fueron dos motivos más que suficientes para que este libro terminase en casa. Hoy traigo a mi estantería virtual, Una comedia canalla.

     Jim, John y Jack son tres jóvenes mileuristas hartos de su vida y sus trabajos que deciden cambiar dando un giro. robarán a sus jefes y emprenderán una aventura. Ahora, si queréis saber que tipo de aventura hace que en este libro aparezcan un perro muy listo, unos mafiosos, un niño que da miedo y un taxista psicópata... no os va a quedar más remedio que leerlo.

     La verdad es que ha sido toda una sorpresa este libro. Ya se que dice "comedia" en su título, pero siempre he pensado que es difícil hacer reír con letras. Y con este libro me he reído, es más, he mantenido una sonrisa constante durante su lectura. Tal vez uno de sus puntos fuertes sea que es un libro muy visual. Apenas nos encontramos descripciones y volamos entre diálogos reales y otros, si cabe más divertidos, mentales en los que nuestros protagonistas se comunican delante de nuestras narices. No podemos evitar tener la sensación de estar delante de una película que tiene el regusto de aquella Snatch de hace ya unos años.

     Pero no hay que confundirse, no es una historia sencilla. Es una novela formada por varios hilos que se entretejen poco a poco con cuidado orden para que encajemos piezas a la misma velocidad que nuestro grupo de amigos. Así avanzamos por una historia en la que los jóvenes (me ha hecho gracia el término) intentan entrar en "el negocio" como si se tratara de los protagonistas de Salvajes, de Don Winslow. Pero a la española. Tiene escenas memorables, como la madre y el director del colegio o la toma de contacto con la Banda. Escenas de esas que tienes que buscar a alguien y hacerle partícipe de ellas para comprobar si también se ríe. Y ahí nos damos cuenta de que hablamos como quien lo hace de algo que ha visto y no de lo que está leyendo (en mi caso llegué a decir eso de: "mira, mira"). El lenguaje está cuidado para adaptarse al lugar y forma en que se desarrolla el libro (otro acierto es no nombrarnos la ciudad), sin resultar soez ni caer en excesos.

     Estamos en definitiva ante un libro que está concebido para divertirse y para que lo lean, hasta quienes no leen, como apunta el propio autor en la primera página. Un nombre, Iván Repila, que pienso seguir la pista, ya que acabo de terminarme su segunda novela, El niño que robó el caballo de Atila, y me ha sorprendido la capacidad que tiene para escribir algo meridianamente diferente a Una Comedia canalla y llegar al lector de una forma tan brutal.

     Hoy os dejo el nombre del autor, descubridlo por cualquiera de sus dos obras. Merece la pena este joven :-P

     Y vosotros, ¿qué libro recordáis que os haya hecho reir?

     Gracias

56 comentarios:

Kikas dijo... [Responder]

El Quijote....
Un tal Cervantes....
En fin, es que no es la primera vez que lo cito, pero El Quijote me despertó un montón de sensaciones
De todos modos, este no tiene mala pinta y...me lo vuelvo a apuntar
El dia que hagamos cuentas tu y yo por la labor de consultoria, me va a salir una pasta...

albanta dijo... [Responder]

A mí también me gusta esa frase incial con la que muchos hemos soñado. Me cuesta reir con los libros aunque valoro las comedias en las que te provocan al menos una sonrisa interior.

Meg dijo... [Responder]

Pues tiene buena pinta, y vaya comienzo, ¿quién no ha deseado mandar al jefe a freir espárragos?. El más reciente que tengo que me haya hecho reír fue el de Alehop de Fortuny y hace ya algún tiempo "El abuelo que saltó por la ventana y se largó". Un besote!

Rosana Nuñez Sanchez dijo... [Responder]

Pues un libro que me hizo reir recientemente fue "las ranas también se enamoran" Megan Maxwell y desde luego me tomo nota del autor y sus dos libros.

Saludos!

mientrasleo dijo... [Responder]

@Kikas
Dos cañas y unas bravas.
Y este libro es divertido, muy de colegueo.
Besos

Mela dijo... [Responder]

Hola Silvia... me ha gustado el libro que nos presentas hoy.
Me encanta reírme cuando leo.
No te puedo decir el título de la novela porque no consigo recordarlo... pero había un hombre que tenía por costumbre ir a la playa a bañarse con un flotador de patito.
Besos

Lesincele dijo... [Responder]

Hombre me picas...porque hace tiempo que no me río con los libros...pero no sé...hay algo que no me convence, a ver si le echo un vistazo a su otra obra.
Un beso!

raúl dijo... [Responder]

pues, me apetece, algo canallesco, divertido, creo que lo último que me hizo reír fue el señor pomponio flato, de mendoza!

Carax dijo... [Responder]

El último que recuerdo es Ginebra para dos, un chick lit.
Besos

Sabinela dijo... [Responder]

No pinta mal... investigaré un poco más a ver si termino de decidirme. Saludines

Trotalibros dijo... [Responder]

Yo soy muy de humor tonto, me reí mucho con David Safier y Jonas Jonasson, esto sí, me apunto este libro porque tiene muy buena pinta.
Besos,

Francisco dijo... [Responder]

Vaya!. Ya me has puesto los dientes largos, je, je. Tu reseña ya invita a leerla, sin lugar a dudas y veo que alguna risilla se te pudo haber escapado. ¿Que no te ríes con los libros?. Yo me harté de reir con la primera novela de Manolito Gafotas, de Elvira Lindo y lo tuve que dejar pero no porque fuera malo, porque no era capaz de seguir avanzando pues me entraba la risa en cada escena que narraba. Con El Quijote también me pasé buenas risotadas en algunos capítulos - memorable aquél en el que confunde un rebaño de ovejas con un ejército-. Eso es lo bueno que tienen las novelas, que te hacen reir, llorar, te emocionan, odias a algunos personajes y, sobre todo, aprendes mucho de ellas. Los libros son nuestros mejores amigos, sin duda. Besos.

Laura dijo... [Responder]

Recuerdo uno de los libros con los que me he leído a carcajada limpia (y yo no soy muy de reír con los libros, más bien sonreír) se llamaba La otra, y no me acuerdo de la autora, lo leí hace muchos años. Lo debo tener por casa todavía. Ese para mí fue genial.
Besos!!

Mike Libros dijo... [Responder]

Buah, después de leerme El niño que robó le tengo unas ganas tremendas a este. Me lo has recordado, esta misma tarde me lo pillo en la librería.

Pilar González dijo... [Responder]

Pues lo voy a buscar sobre todo para mi marido, al que le gustan las historias con toques de humor, y que anda buscando libros para llevarse a las vacaciones. Un beso

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo... [Responder]

Hola , pues parece interesante. Un libro si te hace reír, ya a conseguido lo mejor de lo mejor.
Gracias
Un abrazo
Sor.Cecilia

Marisa G. dijo... [Responder]

Ayer hablaba yo precisamente de Don Winslow con un compañero. Mira este libro hay que apuntarlo aunque se posponga su lectura hasta más allá. Son historias frescas con su aquel que siempre son buenas leer. Besos.

Valaf dijo... [Responder]

Reír?? pues un libro de Mortadelo que tenía cuando niño, de esos te tapas duras y el lomo de terciopelo rojo, jajajaja, queeeeee bueno. Y todavía recuerdo una de sus historietas: "Oda al camello, ser grácil, sutil y bello", jajajaja...

Y como dice el primer comentarista, algunas partes del El Quijote, son de un sentido del humor francamente deslumbrante. Ah, y otro, también de caballerías y del que, por cierto, tomó muchas ideas el mismo Cervantes para su Quijote: Tirant lo Blanc, de Joanot Martorell, escrito sobre el 1460.

Un beso

Offuscatio dijo... [Responder]

Creo recordar haber leído buenas críticas sobre "El niño que robó...", pero la novela que nos traes hoy, por el contrario, apenas me suena. Pero está claro que seguiré tu consejo y me acercaré a sus letras. ¿Cuál me recomendarías, teniendo en atención mi perfil lector? Parece que este año está dedicado a la descubierta de jóvenes promesas de la literatura española. Gracias,

Darío dijo... [Responder]

El Quijote, siempre, una y mil veces.

Zeno Martín dijo... [Responder]

Me quedo con la recomendación y me lo apunto!!!! ;-)
Saludos

Anuca dijo... [Responder]

La verdad es que es complicado que un libro me haga reír, pero cuando lo consigue disfruto mucho. A veces es un personaje en cuestión... algún diálogo concreto... No tiene por qué tratarse de una comedia.
Por eso, no descarto darle una oportunidad a este libro ;-)
Un besin

Trinity P. Silver dijo... [Responder]

Pinta muy bien :)
El último libro con el que me reí fue con uno que me regalaron, "Te esperaré toda la vida" de Megan Maxwell, no me entusiasma el chick-lit, pero ese libro tiene unos puntos muy divertidos.
Gracias por la recomendación :)

Princesa dijo... [Responder]

Q buena pinta

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Me lo llevo, me gusta todo lo que cuentas del joven y si es de esos que necesitas compartir ya lo rematas.
Me sonreí con Arnold Bennet que fue el último libro que recuerdo con humor. Pero también reconozco que no me cuesta reír y que soy un poco payasa :P
Besos

Isa dijo... [Responder]

Comedia o no, si me hace reír lo tendré en cuenta, ya que es el tipo de libros que me gusta. Te contaría varios libros que provocan sonrisas, pero ahora mismo me estoy leyendo El abuelo que saltó por la ventana y es toda una delicia.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo... [Responder]

Pues, sin dudar, me lo apunto...Es más, voy a ir a la Librería a ver si lo tienen y me lo compro...Me ha gustado un montón la Reseña.
Abrazos y besos, Silvia.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Será raro, pero no recuerdo haber leído mucho con libros y sé que no debería ser así, tal vez deba escoger lecturas más ligeras y con humor.

Tomo nota de este, que tiene buena pinta, gracias.

Besos.

Liuva dijo... [Responder]

Un libro que me hizo reír y no me defraudó nada fue “La conjura de los necios” de John Kennedy Toole, al principio estuve a punto de dejarlo porque me parecía una tomadura de pelo, pero después me enganchó y no pude dejarlo. Algunos libros de Eduardo Mendoza también me hacen mucha gracia. Y otro me hacen desgracia, por ejemplo el último que he leído de Coetzee.

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Me encanta leer comedia, tengo muchos autores de cabecera ¿has leído a David Sedaris? Si no, tiene fácil solución. Fíjate que también son audiolibros que me gusta tener porque normalmente son leídos por el propio autor, suena casi como un monólogo con todo el ingenio que a veces roba la improvisación. Ya me dirás... en cuanto al nominado al Pulitzer, sigo en ello, está llegando :) Un beso :)

Aydita dijo... [Responder]

Lo pongo en mi lista! besos

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Creo que fu el libro que me hizo reír fue la opereta que escribió Alejandro Dolina: Lo que me costó el amor de Laura. Te la recomiendo mucho, para leer y escuchar, claro.
Saludos.

Humberto Dib dijo... [Responder]

Hay un autor finlandés, Arto Paasilinna, que me hace reír mucho con sus libros.
Un abrazo.
HD

Eva Letzy dijo... [Responder]

Lo voy a comprar, con todo lo que dijiste ahora lo quiero leer...
Creo que te lo dije hace un tiempo, con uno que me reí mucho este año fue con El lamento de Portnoy de Roth. Ahh!!! Y con el Quijote (que no lo había leído hasta este año), no sabés lo que me reí por momentos, nunca pensé que me lo iba a pasar tan bien con el Quijote, es una maravilla...
Un beso

Caminante dijo... [Responder]

A mí no me termina de convencer pero, por si acaso, recordaré al autor.
Un beso!

Godor dijo... [Responder]

En ocasiones apetece un libro divertido, este parece interesante.

Saludos¡¡

Ssil dijo... [Responder]

Y tanto que el primer párrafo llama la atención :D

Azalea Real dijo... [Responder]

Muy pocos libros me han hecho reír. La mayoría de los libros 'cómicos' (no sé cómo definirlos) que he leído tenían un humor muy simplón para que todos lo pudieran entender, o un humor absurdo que me va, pero prefiero el humor negro o el humor un pelín más inteligente... no sé, es difícil acertar con todo tipo de lectores y es más fácil hacer llorar que hacer reír. Infinitamente.

Besos.

Marina-Emer dijo... [Responder]

feliz semana con gran simpatia
un abrazo
Marina

Jara dijo... [Responder]

Me ha bastado leer el párrafo de introducción para convencerme. ¡Yo sueño con hacer eso cada lunes!
Me lo apunto sin dudarlo, que hace ya algún tiempo que no me echo uno de éstos a la cara. El último que leí de este tipo fue El asesino hipocondríaco, pero creo que con el más me he reído (dejando fuera a Mortadelo y Filemón) ha sido con Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza.

Besos

Tatty dijo... [Responder]

No me llama mucho el libro que nos traes hoy, pocas veces busco libros que me hagan reir. Yo con los que mejor me lo paso en estos casos es con los chick lit
besos

Rober dijo... [Responder]

Yo también creo que hacer sonreír a través de la literatura no es tan sencillo. O quizás es que tenemos asimilado ese cliché de la literatura como algo más bien serio.

Soy bastante de humor absurdo en general, pero me llevo hoy tu recomendación buenrollera, que muchas veces apetecen este tipo de lecturas.

¡Besines!

Marivl dijo... [Responder]

El último libro que me hizo reir fue Groucho y yo, la autobiografía de Groucho Marx contada con su singular humor.
El párrafo de este título que presentas me atrae, lo apunto.
Saludos!

L.I.M dijo... [Responder]

Me lo apunto ya mismo, es difícil que un libro me haga reír y quiero ver si este lo consigue. Si que recuerdo alguna risa con los libros de Marian Keyes, sobre todo cuando las protagonistas femeninas reproducen diálogos o contestaciones mentales con la gente que hay en torno a ellas.
Besos!

Margari dijo... [Responder]

Me apunto tu recomendación de hoy, que es un género que tengo muy olvidado. Y a veces viene bien reír con un libro. Y uno con el que me he reído mucho... La venganza de don Mendo!
Besotes!!!

Nocturna dijo... [Responder]

Hola guapa!!
No me llama mucho pero gracias por la reseña cielo, besotes ;)

Bati dijo... [Responder]


No he encontrado un libro que me haga reír, o elijo otro tipo de literatura, el que recomiendas seria un buen comienzo.

¡Saludos!

Nina dijo... [Responder]

La verdad no soy mucho de humor, pero me gustaria leer este!

JaaC 61 dijo... [Responder]

También necesitamos divertirnos, esté lo anotaremos también en nuestra lista...

Besos...

Fesaro dijo... [Responder]

Tiene toda la pinta de ser un libro fresquito de verano. Me lo apunto

naomi-chan dijo... [Responder]

jajajaja el fragmento que has puesto en la entrada es buenísimo! :D Por lo que cuentas de este libro tiene pinta de ser una historia de lo más absurda que te hace reír a carcajadas cada dos por tres, al igual que con El abuelo que saltó por la ventana y se largó. Cómo me llegué a reír con este libro... me saltaban las lágrimas y todo :D

Besos!

Blanca dijo... [Responder]

Desde luego lo has vendido muy bien. Una lectura a tener en cuenta cuando busco desconectar y pasarlo bien sin pensar.
Un abrazo

Mere dijo... [Responder]

Una novela fresca, de sabor agri-dulce. Me gusta su estilo, ese reírnos de nosotros mismos. Un beso

Ariel dijo... [Responder]

Interesante lo pintas. Apuntado: Iván Repila.

Homenajeando al finado: Vicios Ancestrales de Tom Sharpe (de hecho toda su obra), Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza, Delicioso Sucidio en Grupo de Arto Paasilinna.

Gracias por los comentarios de todos, así descubro autores.

ángel dijo... [Responder]

Y qué me decís de Terry Pratchet y su saga del Mundodisco? Un clásico de humor inglés y paródico lleno de imaginación

mientrasleo dijo... [Responder]

@ángel
Qué te voy a decir! has dado con una fan.
Tengo que sentarme un día (o un mes) y hacer una entrada sólo de Mundodisco.
Besos :-)