jueves, 16 de agosto de 2012

Enfrentamientos seguros en inexistentes cafés.




     Y se levanta de una silla en mitad de un café literario un hombre y declama a la multitud:

     “Ërase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada muy barbado.
(Quevedo)

     Se hace el silencio mientras los concurrentes se miran unos a otros, se atisban sus narices intentando adivinar quien es el destinatario de esos hirientes versos, mientras se mueve una silla sin vacilar y otro hombre, ciertamente un tanto narigudo, se pone en pie diciendo:

     “Anacreonte español, no hay quien os tope.
Que no diga con mucha cortesía,
que ya vuestros pies son de elegía,
que vuestras suavidades son de arrope.

¿No imitaréis al terenciano Lope,
que al de Belerofonte cada día,
sobre zuecos de cómica poesía
se calza espuelas y le da un galope?”
(Góngora)

     -En verdad –se dicen dos mujeres entre cuchicheos-, tiene los pies grandes ese tal Quevedo.
Oyéndolo este, levanta la voz una octava más, como si con eso creciera dos palmos en supremacía contra este hombre que lo insulta, y dice:

     "Quien quiere ser Góngora en un día
la jeri (aprenderá)gonza siguiente:
fulgores, arrogar, joven, presiente
candor, construye, métrica, armonía;
poco, mucho, si, no, purpuracía,
neutralidad, conculca, erige, mente,
pulsa, ostenta, librar, adolescente,
señas, traslada, pira, frustra, harpía."
 (Quevedo)

     ¡Diga Dios si eso no merece una respuesta!

     “Cierto poeta, en forma peregrina
cuanto devota, se metió a romero,
con quien pudiera bien todo barbero
lavar la más llagada disciplina.”
(Góngora)

     El murmullo aumenta mientras todos miran de esquina en esquina al improvisado dueto….

     “Yo untaré mis obras con tocino
porque no me las muerdas, Gongorilla,
perro de los ingenios de Castilla,
docto en pullas, cual mozo de camino”
(Quevedo)

     “Este cíclope, no siciliano,
del microcosmo sí, orbe postrero;
esta antípoda faz, cuyo hemisferio
zona divide en término italiano”
(Quevedo)

     Y sin apenas darle tiempo a terminar su frase, el señor Quevedo clamó al cielo…
     “Con tus versos cansas aún a Job”

     Y así siguieron por mucho tiempo, incluso hoy discuten en las páginas de los libros que osan colocarles juntos, separados por apenas un par de párrafos, este par de poetas que jamás se encontraron declamando sus creaciones en un café. Lo que si se dedicaron fue estos versos entre otros muchos insultos,  Quevedo compró además la casa en la que residía Góngora y así lo expulsó a la calle para contarlo en un poema, hubo epitafios de mofa, nada escapaba a sus ágiles plumas y feroces lenguas. Salvo, tal vez, la sensatez. Así sucede que hoy si queremos ver la casa de Góngora tenemos que pasar por la calle de Quevedo y llegar a una esquina que explica en una placa que es la casa de Quevedo…. Góngora vivió allí casi una década antes de ser expulsado. Queda, supongo, de muestra del carácter de ambos poetas. Como lo hace este ejemplo casi jocoso que os traigo, demostrando que la poesía es una lengua viva, que no todo lo que rima trata de recuerdos y amor…. Y que el carácter español poco ha cambiado para algunas cosas.

     Hoy espero, al menos, haber sacado una sonrisa de cada uno de vosotros. Aunque me conformo con uno de cada tres. Qué decís, ¿lo he conseguido?

     Gracias

53 comentarios:

G dijo... [Responder]

Buenos días.
Una entrada muy divertida sobre un ejemplo de dos corrientes poéticas que coexistieron y dos grandes nombres de la poesía.
Tienes mi sonrisa.
Buen día.

Lesincele dijo... [Responder]

Yo más que una sonrisa me has sacado un amago de risa xDD. Muy bueno, en serio.
Aunque reconozco que lo he leído dos veces xDD.
Un beso!

Winnie0 dijo... [Responder]

Objetivo cumplido...me has hecho sonreir y dar gracias por no ser una mujer a una nariz pegada jaja Besos

Capitán Smith dijo... [Responder]

No es lo usual hoy en día, regalar sonrisas tan de mañana y menos ofreciendo poesías, que entre bromas y veras me has regalado una, mientrasleo y te leía. Un beso.

Tizire dijo... [Responder]

Muy buena tu entrada! Siempre me gustó mucho el pique que había entre estos dos y el arte que tenían para insultarse el uno al otro... Como bien dices, no siempre la poesía tiene que tratar sobre amor y otros elevados asuntos... 1beso!

Valaf dijo... [Responder]

Pardiez, esto no se hace después del café, ¡hay que tener mala fe!, jajajaja...

Ahí va una escena gloriosa del gran Cyrano de Bergerac (y menos mal que no era café con coñac)

http://youtu.be/xhmQBSn5S64

mientrasleo dijo... [Responder]

@Valaf
Me encanta esa película que siempre me hizo preguntarme... de todas las mujeres que viéndola afirman que podrían haberse enamorado de Cyrano... ¿cuantas lo mantendrían realmente viéndolo a él?

Una gran película!
Disfruta del café jajaja
Besos

Offuscatio dijo... [Responder]

:) Una, dos, tres, cuatro...sonrisas. Una entrada muy original, perfecta para amenizar estos días de verano. ¡Qué tengas un feliz jueves! Un beso.

Nesa Costas dijo... [Responder]

Muy divertida, la verdad, aunque ya sabes que la poesía y yo no terminamos de entendernos asi que reconozco que me ha costado pillar algunas cosas.
Curioso enfrentamiento, menudos eran ambos, y como dices tampoco hemos cambiado mucho.
Una entrada muy original y buena.
Besos.

Valaf dijo... [Responder]

Es una pregunta que me lleva a otras: ¿qué es el amor? ¿qué se necesita para que arda esa llama en el centro del alma de un ser humano?

Mil nombres tiene el amor pero de esos mil, ni uno sólo rima con nariz, grande o pequeña, hermosa o fea, ancha o estrecha, respingona o chata, aguileña o de perfil griego.

En cualquier caso, tengo la sensación que el amor, lo que se dice el amor, no depende del tamaño de una nariz, sea esta nariz masculina o nariz femenina. Pero es una sensación namás, jajajajajaja

Pues el duelo de versos me ha hecho soltar una sonora carcajada, seguida de una especie de agujetas en la tripa. Y por cierto y ahora que lo mentas: voy por otro, jajajajajaja

Un beso

Tatty dijo... [Responder]

Objetivo cumplido y se agradece empezar así la mañana
besos

Anónimo dijo... [Responder]

No suelo comentar aunque pase a diario. Hoy lo hice para dejar mi sonrisa. Gracias por ello.
Emilio

MariCari♥♥♥♥♥ dijo... [Responder]

Hoy tú te mereces no una sino muchas cosas, entre ellas varias manotadas izqda contra la drcha, tb llamada aplauso... muchos.. Preciosa descripcion del momento que tuvo que ser sublime aunque seguro que tuvieron muchos, ja ja... Bss

Sherezade dijo... [Responder]

Hola!

Jajaja conmigo si lo has conseguido al menos =)

Es curiosa la rivalidad de ambos, aunque tenían mucho ingenio ambos para llevarla a cabo.

Muchos besos!!

Rober dijo... [Responder]

El caso es que siempre que he leído alguno de estos versos hirientes entre Quevedo Y Góngora me los he imaginado precisamente en algún café. Repleto de gente, además. Y yo entre ellos, intentando evitar reirme.

Tienes mi sonrisa de casiviernes, claro que sí :) Besines!

Darío dijo... [Responder]

Gongorilla...esa anécdota ya me hacía reír en las clases de Literatura Española...Un abrazo.

Cineverch dijo... [Responder]

Lo has conseguido.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Hoy me has sacado no una, sino varias sonrisas y lo agradezco muchísimo, qué maravilla reír en esta mañana. Me encantó tu entrada, brillante.

Besos.

Framboise dijo... [Responder]

Por mí, sí, lo has conseguido: ¡mira! :)))... aunque por otro camino: me resulta todavía díficil leer textos no contemporáneos. Pero ¿cómo no revivir la posterior pero magistral obra de Edmond Rostand y la no menos magistral actuación de Depardieu en Cyrano de Bergerac (para mí, la mejor de su trayectoria)?
Mira, esta noche: cesión de cine francés enlatado. :)

Besos y gracias por las sonrisas :), las carcajadas :D , la ternura de las escenas finales (de la obra de Rostand) y por los detalles reales históricos que desconocía (la casa, la calle...)

Y efectivamente, ni el amor es tan ciego que se para en el aspecto de una nariz, ni la poesía trata sólo de amores y recuerdos.
...¿carácter español?... carácter de gente con carácter y arte. ;)

Bueno, me voy antes de enrollarme más :D.
Otros besos.

Vicen Dongo dijo... [Responder]

Delicioso enfrentamiento literario. Qué pensarían estos señores. La verdad es que es una gozada leerlos a los dos.

Francisco dijo... [Responder]

Estos duelos entre ambos dan lugar a muchas chanzas, desde luego. Y, aún faltaba el nº tres, o sea, Cervantes, primero amigo de Lope pero después también tendrían sus más y sus menos. Ya entonces, un duelo a tres bandas sí que sería único, porque igual pondría al bueno del Fénix de los Ingenios en algún apuro. Mejor, pues, queda así este curioso enfrentamiento, entre estos grandes de nuestra poesía. Una buenísima entrada. Sería una gozada verlos en un duelo así si alguna vez se encontraran en esta situación. ¿habrá ocurrido realmente?. Gracias por traernos unas sonrisas, que buena falta hacen. Besos.

Margari dijo... [Responder]

Consigues no una sonrisa, consigues muchas sonrisas! Y es que estos dos grandes demostraron que tenían talento hasta para insultarse.
Besotes!!!

Caminante dijo... [Responder]

Me has sacado una sonrisa mental. Es que soy muy seria. jaja Bueno, ahora sí que estoy sonriendo... Me ha encantado esta entrada, ¿has escrito tú los párrafos entre los poemas?

Rosa de los Santos dijo... [Responder]

genial tu entrada !!! me encanta !!! me encanta el genio español !! yo he sonreído y reído , leyendo en voz alta la partitura a mi esposo , nos tronchábamos y no acabábamos !!
besosss

Ruben dijo... [Responder]

Genial la entrada. Eso, ¿Los comentarios son tuyos?
Abrazos

mientrasleo dijo... [Responder]

@Caminante
Ruben
Sí, los comentarios entre las poesías los escribí yo.
Espero que os hayan gustado.
Besos

Luján Fraix dijo... [Responder]

No sólo una sonrisa sino que he conocido algo más de estos dos estupendos escritores.
Uno podría imaginarse la escena...
Un beso grande y gracias por darnos a conocer la cultura, sobre a todo a quienes, como yo, no conocían la historia.
Besos

ohma dijo... [Responder]

Curioso y divertido duelo poético entre dos grandres poetas.
:)
Saludos.

Pedro Luis López Pérez dijo... [Responder]

Es cierto, la Poesía es una Lengua Viva y variopinta de contenidos y Temas.
Por supuesto que me has sacado una sonrisa por la disputa verbal y gramatical de estos dos Genios.
Yo, particularmente, admiro a Quevedo y es mi "ídolo" literario...¡Lo siento Góngora!
Un abrazo, Silvia.

shaka lectora dijo... [Responder]

Claro que has conseguido arrancarme unas cuantas sonrisas, me ha encantado tu entrada :) aunque nunca he sido de poesía, este par que se pasaron media vida enfrentados entre ellos siempre, me han gustado mucho.

Un beso shakiano!!

Mara Oliver dijo... [Responder]

XD sí, objetivo cumplidoooo, me ha encantauuu y es que estos dos bellacos me "sulivellan" ;)

Hoy aprovecho y te recomiendo un libro que releo de vez en cuando, se llama "Aquí sale hasta el apuntador" de ese gran señor Don Fernando Fernán Gómez :) lleno de historietas geniales, a ver si subo alguna a mi blog que has dado gusa.

mil besotes!!!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Inserta otra sonrisa en el casillero de hoy, ha estado muy bien!!!

Lídia dijo... [Responder]

Aix que bueno Sílvia!!!!! Así si que me leo a los clásicos!!!!! Bueno a mi Gerard Depardieu, me gusta bastante, bueno, mucho.....
Un beso.

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Aunque tarde aquí estoy! Qué día! Y sobre todo, qué grandísima entrada! Me he reído y he recordado como siempre vivían enfrentados y como ese enfrentamiento trasciende hasta hoy en día. La forma y el fondo en un duelo literario que encarnan estos dos geniales autores y que forma casi dos equipos rivales jajja. Por cierto, yo soy de Quevedo, Góngora me cuesta horrores. Muchas gracias por esta entrada tan especial y un beso

Shorby dijo... [Responder]

Jajajajaj genial, me ha encantado la entrada =)

Besotes

Rodericus dijo... [Responder]

El enfrentamiento de estos dos, llegó a ser legendario. No había vuelto a leer estas cuartetas desde que dejé la enseñanza secundaria, je.

Me has hecho pasar un buen rato.

Un beso desde Cantabria

Ximo dijo... [Responder]

Sonrisa e incluso carcajada, me hacía falta echarme unas risas hoy que llevamos unos días de premio. Casi me imaginaba estar presente en la "batalla", me ha encantado

CHARO dijo... [Responder]

¡¡¡¡BUENÍSIMO!!!! Me he divertido leyéndolo así que soy por lo menos una de tres que han sonreído:-))

Laura Rivas Arranz dijo... [Responder]

He venido a devolverte la visita, que hacía un tiempo que no me pasaba por tu blog, y me encuentro esta entrada genial!

Me ha encantado. No sabía que Quevedo se quedara con la casa de Gongora. En el enfrentamiento yo siempre he sido más de Quevedo. Góngora se me hace un poco demasiado historiado. O sea que para mí la batalla la gana Quevedo. Pero supongo que para otras personas ganará Gongora o quizá empatan.

Muy, muy buena entrada!!

Saludos.

jviveros dijo... [Responder]

Estupenda entrada. Yo creo que Quevedo le hizo 6-0 a Góngora en esto de los venablos entrecruzados.

Solo detecté un pequeño error. En los dos últimos versos que se intercambian. "Este cíclope..." es de un soneto de Quevedo y no de Góngora. Del mismo modo, lo de "con tus versos cansas aún a Job" es de un soneto de Góngora pero no disparado contra Quevedo, sino contra Lope (el que inicia con el endecasílabo "Embutiste, Lopillo, a Sabaoth").

Delicioso blog post.

Caminante dijo... [Responder]

@mientrasleoPues sí, me han gustado, estás hecha toda una escritora, cualquiera diría que no son parte de un todo!

mientrasleo dijo... [Responder]

@jviveros
Muchas gracias, corregido. Se me escapó al final alguno, con la rabia que me da...
Y sí, fue una última licencia de cierre aprovechando el carácter "pendenciero" del autor, por eso esta vez clamó al cielo.
Muchas gracias por tu visita y por el comentario más completo que me has dejado. Me encanta cuando complementáis lo poco que yo puedo saber, para eso está el blog :)
Un abrazo

Anónimo dijo... [Responder]

Me encanto tú entrada...sacaste una sonrisa... Y me hiciste recordar al Capitán Alatriste... Gracias

aldogal dijo... [Responder]

jajajajajajaja y si que me la arrancastes, y es qeu entre los artistas es inevitable estos, asi tenemos a Miguel Angel y Da Vinci, ambos genios pero se alucinaban...
me ha gustado mucho.... besoso ....

Luciana dijo... [Responder]

Después de una jornada agobiante, una sonrisa es un premio.
Saludos.

Jo dijo... [Responder]

no sabes lo divertido queme resulta el humor ibérico... y sobre todo hallar esas pequeñas joyas en libros que a veces unos subestiman...

quevedo siempre me ha arrancado risas pero ahora me haz hecho descubrir algunos mas

Citu dijo... [Responder]

Una entrada muy original y si me sacaste una sonrisa, te mando un beso y te me cuidas mucho

Orne dijo... [Responder]

Sinceramente, armaste una entrada genial combinando a dos maestros en literatura como Góngora y Quevedo :) un placer pasarme por tu Blog... besotes!

Natividad Valenciano dijo... [Responder]

Yo soy una de esas tres personas que ha sonreído. Ingenioso y divertido.

Irial dijo... [Responder]

Jajajajaja hace dos días me topé con una exposición de Gongora en la BNE y, yo que siempre había sido Team Quevedo, la biblioteca me ha hecho replantearme mi equipo!

PD: me ha extrañado que los versos en los que el poeta llama cíclope y siciliano a su rival, sea de Quevedo. No es muy normal replicarse a si mismo para luego interrumpirse a si mismo otra vez. ¿No será de Góngora? Corrigeme si me equivoco, serás libre de llamarme repipi! xD

mientrasleo dijo... [Responder]

@Irial
Pues me alegra que te gustara, Irial, la vrdad que es una divertida forma de ver la poesía.
En cuanto al soneto... es el número 832 llamado cíclope no siciliano de
Quevedo contra Luis de Góngora y su poesía.
Gracias y besos!!!
PD. Con la de veces que meto la pata no puedo llamar nada a nadie :P

Mere dijo... [Responder]

Ha sido inteligente, ingenioso... Legendario: "Me inclino ante vos, mi Señora, maestra de la ironía"
* por lo que parece, la caja de sorpresas sigue abierta :) Un beso

Elysa dijo... [Responder]

¡Objetivo cumplido!
De estos dos se cuentan muchas historias.

Besitos