jueves, 31 de mayo de 2012

Vicio Propio. Thomas Pynchon





     "Ella vino por el callejón y subió las escaleras traseras, como antes. Hacía un año que Doc no la veía. Que nadie la había visto. Por entonces iba siempre en sandalias, con la parte de abajo de un bikini estampado de flores y una camiseta desteñida de Country Joe & the Fish. Pero esa noche vestía de pies a cabeza como una chica de tierra adentro y llevaba el pelo mucho más corto de lo que él recordaba: la pinta que ella juraba, en el pasado, que nunca tendría."


     Hoy me voy a enfrentar a un autor que he estado evitando de forma consciente por su complejidad. Sin embargo, hace ya años que cada salida a la luz de una nueva obra suya, se convierte en todo un acontecimiento culturar que da la vuelta al mundo. Hoy traigo Vicio Propio.

     Conocemos a Sportello, un detective mediocre por sus malos vicios pero que demuestra momentos de gran lucidez. Se reencuentra con una ex, Shasta, que acude a pedirle ayuda para encontrar a su nuevo amante. Los casos confluyen y la situación se enreda para este hombre que no sospechaba lo mucho que se le iba a complicar la vida.
 
     Thomas Pynchon es un autor especial. Le rodea un hermetismo casi mágico que provoca que no existan fotografías suyas desde la publicación de su primera novela. No hay entrevistas, no conocemos su cara, ni siquiera sabemos si usa corbata. En realidad, lo más cercano a conocer a Pynchon fue escuchar su voz en Los Simpsons en un programa en el que se interpretó a si mismo, en forma de personaje con una bolsa en la cabeza. Posiblemente haya hecho de esta rareza un handicap que le distinguirá ya durante generaciones junto con su peculiar forma de escribir en libros repletos de secretos y conspiraciones que, tal vez, justifiquen su férrea defensa de la intimidad.

     Confieso que he sido cobarde. Pynchon es un autor al que es difícil acceder para explicar sus obras. Se dijo una vez que sus libros había que leerlos dos veces, una para disfrutarlos y otra para comprenderlos. Bien, yo no creo que sea así, pero si que hay que leerlos sin prejuicios que empañen su prosa, sólo de este modo, confiando en su sabia mano, conseguimos confluir sus historias y confluir satisfactoriamente sus obras. Volvemos aquí a los setenta, como viene siendo habitual en muchas de sus títulos, y nos cuenta una historia de detectives, dentistas, policías, saxifonistas, colocones y sobriedades fugaces, que hacen las delicias de aquellos que le seguimos con asiduidad. Nos encontramos también con surfistas que persiguen sus olas, excombatientes y policías vestidos de hippie, o tal vez lo contrario, no lo tengo claro. Incluso internet en su forma más primitiva se hace un hueco en este vicio propio que se escribe para todos en lo que muchos han catalogado como Best Seller. Yo no soy capaz de asociar este término con el. En todo caso y, como véis, el elenco es de lo más variopinto y abre un tremendo abanico de posibilidades que, a buen seguro, el autor no va a desperdiciar.

     Por si no ha quedado claro, que con Pynchon nunca se sabe, hoy traigo una novela negra. En ella y alrededor de nuestro detective colocado se entretejen historias y encuentros absurdos a ratos, narrados con maestría y un toque humorístico que nos hace caer en la carcajada.
     Bienvenidos al esperpento contado por el mejor maestro de ceremonias que feria alguna pueda tener. Y no olvidemos, que detrás de cada mónstruo presentado en una feria, existe un reflejo real en el que podemos mirarnos. Tal vez así seamos conscientes de la fabulosa documentación (va desde marihuanas hasta música, de bicicletas a marcas de moda), que ha tenido lugar para deslumbrar al lector con tanta maestría como lo hace ya este famoso desconocido. Y tal vez, sólo tal ven, intuyamos que entre risa y risa, haya algo mucho más real de lo que parece en sus extrañas historias. Si eso nos sucediera leyendo uno de sus libros, estamos perdidos irremediablemente.

     Espero, y no lo aseguro, que mi opinión haya sido un poco más clara de lo que me está pareciendo. Mi excusa, y digo esto mirando el libro posado sobre el escritorio mientras sonrío y me encojo de hombros, es que hablo de Pynchon. Animaos a descubrirlo, merece la pena.

     Y volviendo a las rarezas y excentricidades, ¿pensáis que hay quien las usas para conseguir una notoriedad que no alcanza por su trayectoria profesional?

     Gracias

47 comentarios:

Lupa dijo... [Responder]

No lo pienso, estoy totalmente convencida de ello. Es una estrategia que normalmente funciona, porque lo que ahora se busca, en ausencia de talento, es a alguien que se salga de lo común, véase en libros, televisión o deportes, nos siempre los mejor valorados son los mejores.
En lo que a esta novela se refiere, no la conocía, pero tiene el perfil de lo que me suele gustar. Creo que la novela negra se está convirtiendo en uno de mis géneros favoritos.
Besos
Lupa

Tatty dijo... [Responder]

No conocía este autor y siendo novela negra me llama la atención, será cuestión de probar para ver si me gusta su estilo
besos

Marc Verlén dijo... [Responder]

A menudo, las extravagancias son puras estrategias comerciales. Aunque no sé por qué creo que Pynchon no lo hace por ello, sino por una certera sociopatia personal.

Libro que quiero leer durante este mes entrante de junio.

Un abrazo.

G dijo... [Responder]

Buenos días.
Pynchon es un autor dificilísimo, o le amas o le odias. Sin puntos intermedios. Y tan caótico que solo puede resultar placentera su lectura y una especie de trabalenguas su explicación.
Buen día.

Offuscatio dijo... [Responder]

Como sabes, se ha hablado mucho de Pynchon en el Café Literario, pero yo todavía sólo guardo su sonante nombre en mi mente. No creo que esté preparada para descubrirlo de inmediato; quizás en el futuro. Un beso

Xula dijo... [Responder]

No conocia las peculiaridades personales de este personaje, aunque si habia oido su nombre asociado a novelas "dificiles". La verdad es que la novela me atrae, y los que nos has contando me hace querer acercarme un poco a sus obras. Esta novela negra me parece la mejor opcion por la que empezar. Besos

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Ha llegado clara la opinión, de hecho la reseña me ha encantado, a mi no es un autor que me apetezca especialmente. Respecto a la excentricidad, me gusta la gente cuanto más normal, mejor que mejor, la verdad, ya hay mucho excéntrico suelto con el que no termino de simpatizar. Besos

Lídia dijo... [Responder]

Muy buena reseña Sílvia. La novela negra es un género que me gusta mucho. Voy a tomar nota porqué me has convencido.
Un beso.

Laura S.B. dijo... [Responder]

Si yo fuese rica me permitiría ser excéntrica, como no lo soy me toca conformarme y adaptarme a la sociedad lo mejor que pueda XD

Los artistas están muy locos, yo conozco a unos cuantos y lo puedo confirmar, y a cada loco le da por una cosa. A este señor le habrá dado por ser anónimo. Lo mismo son varios los que escriben sus novelas, o a lo mejor es una mujer. Quién sabe jajaja.

Arila dijo... [Responder]

Pues no conozco a este autor, aunque creo que siendo novela negra y si es así difícil de momento no me la apunto. Un besito :)

shaka lectora dijo... [Responder]

Creo que esta vez soy la primera comentarista je,je. Ya había leído antes de ahora que este autor no es nada fácil, pero tras leer tu reseña me han dado ganas de meterme con esta novela negra. A ver si la encuentro en la biblio.

Un beso shakiano!!

raúl dijo... [Responder]

desconocía a este autor, pero vista la enorme repercusión que tiene voy a intentar remediarlo! no sé si la excentricidad es una herramienta para alcanzar notoriedad, pero para ganarse algo de fama seguro!

Libros Que Voy Leyendo dijo... [Responder]

Vale, creo que es uno de esos libros que hay que descubrir por uno mismo, porque por más que leas reseñas no vas a sacar nada en claro. Me ha encantado lo de "sonrío y me encojo de hombros"

besos

Cartafol dijo... [Responder]

No conocía este autor, tendremos que mirar a ver.. Gracias! Saludos

Tranquilino González dijo... [Responder]

No sé nada. Sólo sé que para terminar este libro he acabado arrastrado, sudando y sangrando, casi llorando. Ni siquiera se me presentó la opción de dejar de leerlo, no sé por qué. Pero, fue un tormento! Intentaré la segunda lectura?
Un abrazo.

My Eyes dijo... [Responder]

A tu pregunta: Sí, pienso que hay quien las usa para destacar ya que por otros medios no puede, aunque no creo que sea el caso del autor, si sus libros son buenos.
Literatura así más sobrecargada, me gusta leerla, pero cuando tengo tiempo para ella y puedo disfrutarla, porque soy consciente de que necesita una lectura más lenta y con más atención.
Me llama la atención el género y la ambientación en los setenta =)

Besos

jose maria criado lesmes dijo... [Responder]

Amiga Silvia; reconozco que no sé nada de este autor y si bien la novela negra no es el tipo de temas que suela leer, lo que si hago es recomendar e mi mujer los títulos que tu referencias y ella que es una lectora empedernida, trata de hacerse con ellas.
Hace tiempo que tengo in mente, escribir una novela y lo único que me frena es si dispondré de tiempo para acabarla.
En la poesía además de haber sentido siempre pasión por ella,
No precisas hacerte este planteamiento; pero así y todo me parece que me voy a decidir y ya veremos lo que pasa.
Ya he firmado el contrato y realizado parcialmente el pago.
Besos

Valaf dijo... [Responder]

ummmm, en cualquier caso, quien hace eso hace el ridículo. Vamos a ver, o eres excéntrico o no lo eres, ¿una pose de excentricidad?, no imagino ridículo más espantoso, jajajaja

Un beso

Lesincele dijo... [Responder]

CReo que este libro lo dejo pasar...no me apetece nada leer algo complejo la verdad...estoy obtusa.

En cuanto a tu pregunta...puede haber casos que así sea, pero yo creo que todo el mundo tiene sus manías y excentridades...y tener que perderlas sólo por ser famoso...
Un beso!

moderato_Dos_josef dijo... [Responder]

No conozco a Pynchon. Gracias por presentármelo; me informaré más.

Un abrazo.

Jo dijo... [Responder]

no se si sea excentrico... o necesidad de misterio y no lollamaría como necesidad propiamente....

supongo que la notoriedad te la dan un monton de cosas y por cierto, que yo he dicho muchas veces que hasta escribir practicamente a algunas personas las deja tan desnudas que será facil tropezarse con algo de el autor...
çsupongo que eso ers lo que cuida este escritor...
pero tantos detalles "cuidados" creo que lo hacen muy especial.

me recuerda incluso a muchas personas imersas aqui en blogger que no se permiten que les veas ni un ápice
aunque obvi, quiza tengan otra clase de razones y no por excentricidad
:)

me voya a noar este libro si se tiene que leer dos o tres ve es para entenderle y tiene ingredientes como una chica, un misterio y enredo
que mejor

:)

Aydita dijo... [Responder]

Tiene que estar bien! besos

Meg dijo... [Responder]

No conocía al autor ni el libro, me gusta la novela negra, aunque esta arece distinta de lo "habitual", puesde que me anime con ella, un besote!

Tizire dijo... [Responder]

La verdad es que no conocía a este escritor, pero, por lo que cuentas, tiene una estrategia de marketing muy bien pensada para que se hable mucho de él... De todas formas, si a este misterio le acompaña un buen hacer literario, valdrá la pena conocer a este autor. Puede que, si me lo tropiezo, le de una oportunidad. 1beso!

Pinkiland dijo... [Responder]

Otro que no conocía, y me da un poco de cosa leerlo, no creo que lo haga.
Un saludo.

Margari dijo... [Responder]

Tengo que reconocer que no conocía al autor, pero ahora me dejas con la curiosidad. Cotillearé por la biblio, a ver si hay algo de él. Y sí, creo que son muchos los que abusan de las rarezas, de las excentricidades para así obligar a hablar de ellos. Hay quien lo hace porque por su talento no destaca. O también hay quienes lo hacen porque es la única forma de primero triunfar. Luego demuestran su talento...
Besotes!!!

Myladie dijo... [Responder]

Oyes, pues yo no lo conocía. Pero me ha llamado eso de que sea tan hermético... Le echaré un vistazo a su obra a ver que tal. Besossss

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Bueno, bueno, bueno, Pynchon son palabras mayores y ya sabía que compartíamos gusto por su literatura aunque a mí aún me falta mucho por leer. Me fascina. Es hermético, hay que embarrarse, sufrir y luchar con sus novelas pero la retribución merece mucho la pena. Besos :)

Winnie0 dijo... [Responder]

Sin duda...Muchas gracias hay deseo de llamar la atención a toda costa. Tomo nota del libro...no había oído nada.....Besos

El lector indiscreto dijo... [Responder]

El libro tiene toda la pinta de ser una total excentricidad. Me ha gustado, sin embargo, como has explicado tu visión personal. Te felicito.

Sobre tu pregunta, pues ¡claro! Hay un escritor japonés cuyo nombre ahora no recuerdo que basa su fama más en su rareza, excentricidad y antipatía que en su calidad literaria.

Creo que es un mal que existe en la literatura con má frecuencia de lo normal.

¡Saludos!

TORO SALVAJE dijo... [Responder]

No he leído nada suyo.
Ahora, después de leer tu post, me apetece mucho leerlo.

Saludos.

Clara York dijo... [Responder]

Recuerdo ese capítulo de Los Simpsons. Me parece que una novela negra sería la mejor forma de aproximarme a su obra.

Ruben dijo... [Responder]

Pynchon me fascina, simplemente.
Abrazos

CHARO dijo... [Responder]

tampoco he leído este libro pero no me llama tanto la atención cómo otros que nos has recomendado.Estoy convencida de que mucha gente hace excentricidades por el mero hecho de llamar la atención y lograr con ello a eso que aspira.Besotes

Charly Hell dijo... [Responder]

Debo confesar que no lo conocía :$

Por supuesto que hay quien proyecta esa imagen de misterio para darse notoriedad. No sólo en la escritura sino en todos los ámbitos. Los hermanos Wachoski (The Matrix) siempre han puesto como condición en sus rodajes no conceder entrevistas promocionales de ningún tipo, además que uno de ellos haya cambiado de sexo parece que le da más morbo al asunto.

Saludos.

Shorby dijo... [Responder]

Aquí una que no ve los Simpson... (es más los aborrezco de siempre).
No me importaría leerlo, me suelen llamar la atención los autores difíciles jejej

Besotes

Rosa de los Santos dijo... [Responder]

Con tu pregunta me ha venido a la cabeza el Señor Dalí...nunca me gustaron sus cuadros , me parecen hechos por niños y nada mas...
Pero bueno , les resulta rentables , y si saben venderlo pues genial !!
besos , amor !!

Sara dijo... [Responder]

Buena reseña! No soy muy del género, pero este me parece bastante interesante.
Besos

Anónimo dijo... [Responder]

Me encantó este libro!!!Me rei MUCHISIMO
Besotes

Carmen dijo... [Responder]

No he leído nada de este autor pero creo que me puede gustar este título . Me lo anoto. Y a tu pregunta te respondo tajantemente, sí!
Besines,

Rober dijo... [Responder]

El tema de ese secretismo en cuanto al autor me trae a la cabeza a otros autores que tratan temás bastante polémicos, como Antonio Salas (aunque, al investigar la historias desde dentro, su hermetismo es completamente lógico)

No conocía a Pynchon, me lo anoto para mis futuribles. Tú siempre descubriéndome nuevos autores! ;)

¡Besos!

anne wentworth dijo... [Responder]

paso a saludarte!!!... sigo por aqui, leyendo y anotando!!
besos!!!

Citu dijo... [Responder]

Todos tenemos nuestras rarezas , pero es según como se mire y lo que se haga para conseguir lo que se desea con algo mas que talento. Te mando un beso y buena reseña como siempre

albanta dijo... [Responder]

Pues yo no conocía a este autor tan hermético pero me ha picado el gusanillo de la curiosidad y a lo mejor me animo yo tambien

Sandra M. dijo... [Responder]

Fíjate que ayer mismo mi marido y yo lo comentábamos. Sí, por desgracia y para conseguir ser diferente o, al menos, parecerlo, la gente busca la excentricidad. En nuestro caso, hablábamos de los cantantes, que para parecer diferentes a otros y buscar "su estilo" tienden a disfrazarse.

Me ha dado un poquito de miedo esta reseña, pero me has dejado tan ingrigada que seguramente lea algo de este autor, ¿por qué no?

Besos.

Ángel dijo... [Responder]

Lo estoy leyendo y pensé que por la temática y que el autor es un poco loco me iba a gustar, pero no le pillo el punto. Creo que no acaba de meterse en el ambiente, habla de porros para hacerle el guay de forma muy artificial, por ejemplo... y redundante... la historia es un caos in pies ni cabeza... y ni siquiera me parece original... el protagonista soso, los personajes desdibujados... no sé, a ver cuando lo acabe

Anónimo dijo... [Responder]

Primera novela de Pynchon que leo. Primera novela de Pynchon que abandono (y eso que ya iba por la página 300 de unas 400 que tiene la novela, que le den a las últimas 100). ¿Este es el famoso Pynchon?
La verdad, a mí me ha parecido algo INFUMABLE. Este autor te exige un 10000% más de lo que te da. No he tenido problemas en leer a otros autores de esos "inaccesibles", aspirantes a Joyce, postmodernistas o simplemente criptonarrativos tipo DeLillo o Foster Wallace pero este Pynchon ha podido conmigo. Sopor, aburrimiento, tedio, coñazo, no se me ocurren otros términos para definir esta novela.
No veo donde están las cualidades literarias por ningún sitio. Tampoco veo el "humor hilarante", ni la "estructura laberíntica", ni nada. Más bien da la impresión de ser un texto atolondrado, o un autor caótico, desordenado, chapucero, con una prosa que tampoco es como para tirar cohetes. ¿Hay alguna página en la que el protagonista no se "encienda un canuto"? Y Doc se encendió un canuto, y Doc se encendió un canuto. ¿Hay alguna mujer en la novela que no vaya vestida con minifalda?

Pérdida de tiempo. Un mito caído.

Probaré con "El arco iris de gravedad" más que nada porque ya lo he comprado y tiene pinta de ser intelectualmente más serio que este pero, desde luego, esperaba algo más de alguien que recibe las alabanzas que recibe Pynchon. Aún así, como ya estoy de mala leche porque me siento estafado como lector, existen muchas posibilidades de que acabe abandonándolo también en plan venganza particular y privada. Depende de Pynchon que lo haga o no.

Lo siento, pero alguien tenía que decirlo. Este libro es un rollo, una masturbación para culturetas y para sosones angloidealizantes. Y os lo dice alguien que se ha fumado un Amazonas de "canutos" tan grande que avergonzaría al mismísimo Doc Sportello.