viernes, 28 de octubre de 2011

Esperando a los bárbaros. J. M. Coetzee


     "Puede que en mi excavación sólo haya escarbado la superficie. Puede que a tres metros bajo tierra se encuentren las ruinas de otro fuero, arrasado por los bárbaros, habitado por los huesos de un pueblo que creyó que estaría a salvo entre altas murallas. Puede que cuando piso el suelo del Juzgado, si eso es lo que es, tenga bajo mis pies la cabeza de un magistrado como yo, otro sirviente canoso de un Imperio que, enfrentado finalmente al bárbaro, sucumbió en el terreno de su jurisdicción.
     Pero es el reconocimiento de lo aleatorio de mi malestar, de su dependencia de un niño que un día gimotea bajo mi ventana y al otro está muerto, lo que despierta en mí la vergüenza más profunda, la indiferencia más grande ante la destrucción. En cierto modo, sé demasiado; y una vez que uno se ve infectado de este saber no parece haber recuperación posible. Nunca debí haber cogido el farol para ver lo que estaba pasando en la barraca junto al granero. Por otro lado, no me era posible dejar el farol después de haberlo cogido. El nudo se enreda en sí mismo; no puedo deshacerlo. "



    Estaba hoy mirando las etiquetas y los autores que habían ido pasando por el blog durante estas semanas cuando, de repente, me empecé a encontrar mal. No podía ser cierto lo que estaba viendo.. no tengo en esta estantería que es mi blog ni un sólo libro de Coetzee. Imperdonable, los tengo todos en mi sala de estar y ni uno a disposición de quien tenga curiosidad por este hombre. Así que aquí poso el primero, Esperando a los bárbaros, que ha ganado por un margen mínimo a otra obra suya titulada Desgracia.

     Nos presenta Coetzee a un magistrado en el otoño de su vida que nos va contando los terribles sucesos que le tocan a medida que van transcurriendo.
El Imperio, da igual cual, afirma que los bárbaros les van a atacar. Así que mandan policías a un pueblo fronterizo a hacer detenciones... a todo aquel que sea diferente, da igual que no sea bárbaro. La situación se complica con torturas y llegan los militares. Listos para luchar. Aquí nuestro magistrado intenta mediar explicando que quien siempre estuvo allí y no supuso un peligro.... bueno, da igual lo que dijo, no lo escucharon. Al contrario.

     Es una novela magnífica, llevada con suavidad por unos terribles hechos que no por ser terribles la hacen menos adictiva. Acompañamos al magistrado, con una vida tranquila y sosegada, tal vez promíscua, al desbarajuste provocado por el ejército y por una mujer. Entramos con él en una espiral de miserias humanas que nos van atrapando hasta convertir la novela en un relato de casi terror psicológico, en el que Coetzee nos muestra la crueldad de la que el hombre es capaz con sus semejantes si se le da la oportunidad. También nos hace testigos de técnicas de tortura crueles, de amores, como no, amores absurdos, morbosos y casi violentos para acabar mostrando una psicosis colectiva y el nacimiento de una voz de quien menos se espera. Un hombre que vive un amor conmovedor, que levanta la voz y que, casi cualquier otro autor lo hubiera convertido en héroe desde el primer momento restando interés a la historia. Pero esta vez nuestro protagonista está en la vida real, y en esa, convertirse en héroe es algo muy difícil.

     El Imperio imaginario de Coetzee sirve para dar un toque de universalidad a la obra, hay mil situaciones a las que se puede aplicar este relato. La violencia se aprovecha de los más desfavorecidos en tantas ocasiones que no podemos evitar pararnos a reflexionar sobre la forma de escribir de este autor. Sus letras son duras, frías, pero tremendamente cercanas al mismo tiempo, sentimos con él. Se niega a darnos nombres porque no importan, hay mil así, y de esa forma nos quedamos con los hechos porque no hay otra cosa para distraernos, sólo está la vida que nos muestra.

      No caigamos en pensar que Coetzee es un surafricano denunciando el apartheid y leamos la obra como lo que es, una ficción, y así nos abriremos las puertas a disfrutar integramente de este título imprescindible en cualquier biblioteca. Incluso en esta virtual.
   
     Gracias

25 comentarios:

Tatty dijo... [Responder]

No conocía a este autor pero el libro que nos presentas hoy tiene muy buena pinta, así que igual me estreno con él
un beso!

PatchMagal dijo... [Responder]

No conozco su obra pero le apunto en mi lista de pendientes...
Gracias por la información.
Besos.

Valaf dijo... [Responder]

¿En la vida real?

Un saludo

Icíar dijo... [Responder]

Clap, clap. Me encanta cómo has hecho la reseña.
El primer párrafo seleccionado me encanta. Cómo escribe y saca lo que piensa. Es mi segundo escrtor favorito. De vez en cuando me apetece volver a su forma de ver la realidad tan desnuda.
Aunque a mí me sigue gustando más Desgracia, eso sí.
El otro día viendo las imágenes de Gadafi, me venía una de las frases de Coetzee, y que eran de este libro, algo así como "que estos espectáculos tan crueles corrompen el corazón de los inocentes"
Me ha encantado.
Un abrazo

alcorze dijo... [Responder]

No conozco a este autor. Me lo apunto para futuras lecturas. ¡Gracias!

Yurena dijo... [Responder]

Muy interesante lo pongo en la cola de libros a leer jeje... un saludo

Winnie0 dijo... [Responder]

Yo tampoco conozco a este autor...pero tomo buena nota.....como libro de "ficción" Un abrazo

El españoleto dijo... [Responder]

No he leído nada de autor, y el tema de la obra es el eterno antagonismo de dos partes insalvables, unidos por un frágil hilo de los protagonistas, que difícilmente podrá resistir la levedad de su ser. Usado en casi todas las obras de Greene, Carré, Gordimer. Bueno escarbare la superficie de la historia para encontrar las ruinas de otra ágora y ya que es imprescindible en cualquier biblioteca, contribuyendo la entusiasta y lúcida reseña, lo examinaremos. Gracias.

mágico dijo... [Responder]

El fragmento que has puesto insinúa una obra trágica y cruel a la vez que invita a la reflexión. Conocer la faceta más ruín del hombre puede evitar a que se repita la historia.


Un abrazo.

Toni Fresnel dijo... [Responder]

Parece uno de esos libros que te hace emocionarte mientras lees sus páginas. Gran reseña de un interesante libro!!

Un saludo

http://www.toni-fresnel.blogspot.com

Odel dijo... [Responder]

He leído Un hombre lento,y la edad de hierro son libros duros pero que invitan a la reflexión por eso me encanta,Me gusto mucho las descripciones que hace de los lugares y los personajes ,sus sentimientos, un escritor que se compromete con la vida
Este no lo conocía, gracias por traerlo.

mientrasleo dijo... [Responder]

@Icíar
Si ya digo yo que compartimos muchos gustos.. me costó decidirme, Desgracia tiene mucho peso también.

Lily dijo... [Responder]

Por lo que cuentas tiene muy buena pinta :)
Este sí que me lo apunto!! :):)
Buena reseña y muy completa!
Un beso!

Genín dijo... [Responder]

Después de leerte, habrá que tenerlo en cuenta, yo no lo conozco.
Salud

Marta dijo... [Responder]

Mmmm... cada vez que entro en tu blog me apetece leer mas y mas libros! Soy buena lectora, pero se me acumulan los libros!!! :)

Suh ♥ dijo... [Responder]

Oye te habías saltado un magnifico escritor.. :) me encanto el fragmento! suerte y te deseo un buen cierre de semana!

María Sanchez dijo... [Responder]

Pues si que pinta bién. Gran reseña! ^^
Quería avisarte que ya he Reseñado El médico, que si no me equivoco me pediste te avisara en publicarla. Un saludo!

Jani duarte dijo... [Responder]

Saludos , muy buena entrada! tramosefervescentes.blogspot.com

Eve dijo... [Responder]

Este tipo de temas delicados, en mi opinión, no hay mejor exposición que en los libros de manos de un buen autor. No lo conozco pero tras leer ese párrafo su forma de narración me ha parecido interesante, y creo que si algún día tengo tiempo me lo leo.
Dos besos :D

Emperatriz dijo... [Responder]

Me gusta, me llama mucho ^^, realmente no conocía al autor, pero se ve muy interesante ^^, muchas gracias

Besos, te deseo buen finde

Viajero Encerrado dijo... [Responder]

Vengo antes que nada a dejar un agradecimiento por hacerme saber leído... y de paso, al hacerlo, darme la oportunidad de encontrarme con tu sitio que me ha resultado muy agradable, un paseo por la biblioteca, tomando libros para leer las portadas, darles la vuelta, y animarse de vez en cuando a comprometerse con uno... Gracias por las dos posibilidades de encuentro, seré un vagabundo de esta estantería virtual...

Citu dijo... [Responder]

Yo no lo he leído pero la verdad me has dejado con la gana de leerlo amo los libros con suspenso y que sepan atrapar. Te deseo un buen fin de semana y te me cuidas.

G dijo... [Responder]

Buenas tardes
Has traído hoy a uno de mis autores de cabecera, junto a algún otro que ya pasó por aquí.
Hay mil motivos para que me guste Coetzee, sus formas, sus letras, sus análisis. Pero sobre todo me gusta su lealtad a la vida, no cae en la tentación de mentir pasando la mano para hacer suaves las cosas sino que, tal y como hace muchas veces la vida, coge un palo y golpea en el estómago.
Gran reseña, gran autor.
Buen día

Laura Arena dijo... [Responder]

Hola !!!! Tenía pendiente este autor desde hace mucho tiempo, ahora le llegó el momento. Voy por un cuarto de libro. Hasta ahora excelente. Un placer haber encontrado tu reseña en Google, Saludos.

Noelia dijo... [Responder]

Buena Madrugadas.
Leía en estos momentos de insomnio a Víctor del Árbol en Twiter sobre este autor y yo nunca me atreví a leer nada suyo, no sabía si sería capaz, leyendo a Víctor he dicho no puedo seguir sin leer nada de Coetzee y he dicho corre al blog de la rubia y busca allí. Aquí estoy, dos veces he leído la reseña...no sé si es una lectura para mí está, me impresionó al leerte. Voy a leer la siguiente reseña sobre otro de sus libros y me decido por alguna de ellos.
Besos