viernes, 31 de marzo de 2017

La defensa. Vladimir Nabokov


    "El propio Luzhin ha tenido que esperar treinta y cinco años hasta ser editado en lengua inglesa. Si bien es cierto que a finales de la década de los treinta hubo algunas esperanzas cuando un editor estadounidense mostró interés por la obra, resultó pertenecer a esa clase de editores que desean convertirse en la musa masculina del autor,  y nuestra breve relación terminó abruptamente cuando me sugirió que sustituyera el ajedrez por la música y convirtiera a Luzhin en un violinista demente."

     De Nabokov me gustan sus formas, su cuidado en los detalles, que puede permanecer oculto a ojos del lector que no va prestando toda su atención, y también su entusiasmo. Por eso poco a poco voy leyendo su obra. Y por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, La defensa.

     Conocemos a Luzhin cuando es aún un niño. Vive en un mundo que le resulta hostil, al que no se adapta. Sin embargo, pronto encuentra en el ajedrez su propio mundo, su defensa contra el externo, y además demuestra ser un niño dotado, un genio en realidad. Ahí Luzhin se siente cómodo. Pero los años pasan y aparece el amor, y el ajedrez queda en un segundo plano, al menos de forma literal, porque su mente sigue viendo el mundo como una gran partida que hay que ganar.

     No se puede hablar de este libro sin comenzar por el prólogo. Un prólogo escrito por el propio autor y que es la mejor de las críticas que uno se pueda encontrar. En él, no solo vemos el entusiasmo de Nabokov por esta obra, además nos irá dando pistas de detalles en los que nos tenemos que fijar, incluso nos desvela el final. Supongo que, si es capaz de hacer algo así, ya significa que todos aquellos que pensaron que el final de este libro era sorprendente, no se fijaron tanto en los detalles como el autor esperaba. O tal vez no quiso el propio Nabokov que valorásemos ese final de una forma diferente porque, una vez conocido lo que nos cuenta en dicho prólogo, se antoja inevitable que el libro concluya como lo hace. En todo caso, advertidos estáis tanto de lo indispensable de su lectura, como de su contenido, para poder elegir si se hace antes o después de conocer la historia.

     En cuanto a la novela propiamente dicha, Nabokov vuelve a hacer gala del cuidado en los detalles, la descripción minuciosa, el lenguaje bien elegido (y conservado gracias a una buena traducción). Su proptagonista, tal vez por ser conocido en su infancia, queda perfectamente dibujado para el lector que termina por conocerlo casi a la perfección. Un casi que viene a apoyar su realismo, ya que muchos escritores olvidan que el ser humano puede ser impredecible en determinados momentos. Nos va dejando además, alguna pista cuyo significado iremos descubriendo a medida que avanzamos en la novela, como son por ejemplo esas referencias a luz y oscuridad que hay referidas a la vida, y que uno, al pararse a pensar, descubre no sin cierta sorpresa, la lógica comparación con los colores de un tablero de ajedrez. Y es que, ahí están los detalles del placer extraordinario de leer a Nabokov, el saber que estamos ante la palabra escogida, la prosa selecta, el título perfecto: La defensa.
      Justo eso es lo que urde el protagonista, que vive en un permanente estado de búsqueda y hallazgo. El ajedrez como defensa del mundo, la vuelta al mundo que sigue viendo como una enorme partida que hay que ganar, la búsqueda entonces de una defensa contra el mundo; la defensa final. La vida como partida, el ajedrez como enroque, pero.. ¿Qué sucede entonces si el lector no sabe nada de ajedrez, o no le gusta o sencillamente no le interesa? Pues no pasa absolutamente nada. En ese caso, observaremos la historia, la disfrutaremos, y lo haremos igualmente con los mismo detalles. Tendremos un protagonista ajedrecista, de mente analítica, cuyos pensamientos se irán agrupando de forma ordenada y metódica como una gran partida, que será la que todos jugamos, la de la vida.
Y disfrutaremos igual, tal vez incluso más.

      Me gusta leer a Nabokov. La defensa no es una de sus grandes novelas, pero es una perfecta muestra de lo que es escribir bien, y no dejar absolutamente nada al azar. Fijarse en cada detalle hasta componer una obra redonda en contenido y también en las formas. Y el lector, como me pasa a mi, tal vez no sea un entendido o un esteta literario, pero la armonía se percibe incluso con los ojos cerrados.
   
     Os invito a conocer a Nabokov, a olvidaros del sexo, a ignorar a Lolita. Os invito a adentraros en la obra de un gran escritor.

     A veces identificamos a un escritor con uno o dos títulos olvidando el resto de su producción, ¿hay algún escritor con el que os suceda eso al pensar en su nombre?

     Gracias.

24 comentarios:

Rosalía Navarro dijo... [Responder]

Gran escritor. Siempre deja poso en el lector.
Sí, claro, hay escritores que recuerdo por un título como "Canta la hierba " de Doris Lessing. O "Los hermanos de la costa" de Bolea. Pero también hay escritores de un solo libro, que sólo han sido capaces de brillar con una sola novela de toda su obra. Escupiré sobre vuestras tumbas de Vian.
Un abrazo

Tatty dijo... [Responder]

Es un autor del que no he leído nada aún, y de momento no creo que me anime
Besos

Inés dijo... [Responder]

Pues yo le cogí una manía tremenda a este autor al leer Lolita y no se si sería capaz de olvidarme y disfrutar de esta otra lectura. En principio simplemente no me apetece, pero ya sabes estas cosas de que un día vas a la libre, lo ves, te acuerdas de una reseña.....
Besos

Mary-chan dijo... [Responder]

¡Hola! A pesar de lo bien que lo pones, antes me apetece leer la historia de "Lolita", que es un libro lleva en mi lista de pendientes siglos.

Besos!

Literary Shadow dijo... [Responder]

¿Quieres creer que no recuerdo haber leído nada de Nabokov? Quizá una novela como esta me ayude a iniciarme en su "armónica prosa".

Autores que recuerdo de una sola obra: Yukio Mishima con Confesiones de una máscara y lo recuerdo porque no me gustó nada. Lo leí bastante jovencita, con poco conocimento del mundo y esperaba que fuese todo un descubrimiento, ya que era muy alabado por aquel entonces y... no. Vamos, sí, fue un descubrimiento, no he vuelto a leer nada de él.

De Boris Vian, ya que lo nombra Rosalía, también leí L'écume des jours (La espuma de los días), y me dejó impactada. Extraña manera de ver el amor, por psicodélica y surrealista.

Un beso.

Al calor de los libros dijo... [Responder]

No he leído a Nabokov, aunque he oído hablar mucho de "Lolita".
Creo que con escritores que brillan con uno de sus libros, conviene empezar por sus otras obras.
Un abrazo

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

A mí también me gusta leer a Nabokov, sobre todo por la precisión de su prosa, como bien comentas. Me admira la minuciosidad con la que elige el verbo y las palabras adecuadas para decir justo lo que necesita.
Me he quedado traspuesta con que hable del final en el prólogo, ¡qué grande! Me intriga. Así que me lo llevo.
Sí que es cierto que al decir Nabokov todos pensamos en "Lolita". Me pasa con García Márquez ("Cien años de soledad"), con Isabel Allende ("La casa de los espíritus"), Louisa May Alcott ("Mujercitas") y hasta con Jane Austen ("orgullo y prejuicio"). Ya ves, soy una reduccionista XD
Bss

Buho Evanescente dijo... [Responder]

Hola! un placer descubrir al autor, lo conocemos solo de oidas y tu reseña nos gusta tanto como consultarlo sin demora. gracias, saludosbuhos!

CHARO dijo... [Responder]

Por muy buen escritor que sea esta novela no me ha llamado nada la atención.Besicos

Violeta dijo... [Responder]

De Navokov leí Lolita y no me gustó demasiado su forma de escribir. Pero me guardo este para conocer mejor al autor.
Besos

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

He leído buenas reseñas de este libro. A ver si le doy una oportunidad. Besotes!!!

albanta dijo... [Responder]

Justo me pasa con este autor. Sabía que tenía más obras pero solo conozco y he leído Lolita.

Ana González Rey (Anita Nsf) dijo... [Responder]

Creo que este libro no es para mí

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Hola,

Reconozco que de este autor solo leí Lolita y no me dejó muy buena impresión, pero tal vez tenga que ver con que me hicieron leerla en el colegio y no caló. No sé, me gustaría conocer algo más de su obra, y si me animo, tendré esta presente.

Besos.

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Leí Lolita y me siento culpable de no leer más obras d e este autor. Tienes toda la razón que aveces solo vemos un libro y no otras obras de un gran autor. Te mando un beso

Raúl Omar García dijo... [Responder]

La reseña lo vende bien, como siempre, pero se me hace que no es muy entretenido.
Saludos.

Haydée dijo... [Responder]

Me pasa justamente lo que dices con Isabel Allende. Solo he leído La casa de los espíritus en el colegio y fue un total fiasco para mí. Se me hizo tedioso, lento, sin sentido y me dejo un sin sabor terrible. De ahí que nunca más me atreví a leer algo de ella, ya que a pesar de contar con muchísimas obras más, si esa era su obra cumbre o más celebre, creo que esperaba un tono similar en las demás.
Buen post que te invita a reflexionar sobre esas terquedades que tenemos como lectores y que quizá nos impiden de darle otra oportunidad a ciertos autores. Y con respecto al autor, tengo unas ganas enormes de leer algo de él, y aunque me llama Lolita, me da un temor terrible empezarlo.

Saludos!

Natàlia dijo... [Responder]

Sólo he leído Lolita del autor, hace bastante tiempo, que por cierto me gustó. Me lo anoto para más adelante.
Un beso ;)

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Pues yo no he leído nada del autor y aunque quiero empezar por "Lolita", aunque aconsejes olvidarnos de ese título, si me gusta su estilo no me importaría conocer sus otros títulos.

A mí si me gusta un autor procuro leer todo de él...aunque es verdad que a veces nos quedamos con determinados títulos olvidando otros que, incluso, son mejores.

Besitos

AMALIA dijo... [Responder]

Anotado queda.

Muchas gracias.

Un beso.

Odel dijo... [Responder]

Si me compre un libro que en medio habia algunas pginas en blanco al principio me cabree pero como no me gustaba mucho el libro al finall de leerlo, no me importo mucho creoo que lo tire o regale no me acuerdo.Imaginoo que si me hubiera gustado cuando lo estaba leyendoo habria ido a la libreria a reclamar

Ismael Cruceta dijo... [Responder]

Lei Lolita hace mil años, quizá demasiado joven.
Puede que tengas razón y lo más oportuno sea ignorar su gran obra y descubrir otro Nabokov.

Besos!

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

Joder,mira de qué y de quién hemos estado hablando esta mañana....
Besos.

Paseando entre páginas dijo... [Responder]

Leí Lolita como lectura obligatoria de clase y aunque estuvo bien, tampoco fue lo mío. Su prosa está muy bien pero hay demasiadas descripciones para mi gusto. Y este me da la impresión que es más de los mismo. Soy muy de acción y giros inesperados, y esta parece más una novela de personajes. Me ha parecido curioso lo que comentas de que da pistas para conocer el final, y me ha recordado al prólogo de Lolita, donde se contaba el final de la obra. Curioso. Este, aunque te ha gustado mucho, no me lo apunto.

Un saludo,
Laura.