viernes, 10 de febrero de 2017

Nutshell (cáscara de nuez). Ian McEwan


     "So here I am, upside down in a woman. Arms patiently crossed, waiting, waiting and wondering who I'm in, what I'm in for. My eyes close nostalgically when I remember how I once drifted in my traslucent body fag, floated dreamily in the bubble of my thoughts through my private ocean in slow-motion somersaults, colliding gently against the transparent bounds of my continent, the muffled, the confining membrane that vibrated with, even as it muffled, voices of conspirators in a vile enterprise."

     Hay libros que se esperan con tanta impaciencia que uno al final... decide que no puede esperar. eso me ha sucedido a mi y por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, Nutshell.

     Conocemos a Hamlet, un Hamlet de ocho meses que aún no ha nacido pero será quien nos cuente su historia. Este nonato, que en un primer momento estuvo muy feliz nadando a buena buena temperatura, se encuentra aún en el vientre de su madre Trudy. Trudy ha pedido a su marido John un poco de espacio y se ha ido a una casa en la que mantiene encuentros con su amante, Claude, y nuestro Hamlet es testigo de todo, incluso de un sexo demasiado cercano. Desde este claustrofóbico espacio, escuchará como su querida madre y ese odiado Claude planean matar a su padre, y él no puede hacer nada desde ese lugar, si acaso nacer abandonando la calidez de su refugio actual.

     McEwan, que había ido poco a poco perdiendo su toque original,aposentándose relativamente, ya que sus denuncias constantes seguían apareciendo, parece que esta vez se sintió audaz a la hora de elegir voz narrativa. Y no lo digo poqrue haya recurrido a un nonato, no. Lo que ha hecho ha sido retomar la figura del narrador inverosímil y llevarla casi al extremo. En este caso, y con la excusa de una Trudy adicta a su ipod, tenemos a un feto extraordinariamente culto con un cuerpo aún sin terminar de formar (y cuando digo cuerpo, me estoy refiriendo al cerebro en particular). De este modo, asistiremos a un contrraste en el que preocupaciones por la situación geopolítica o por su futuro como joven, que será igual al de los jóvenes de hoy, se mezclan con el eco producido por los ruidos de los cercanos intestinos de su madre. Este juego, la transgresión que muchos van a criticar, es lo que me ha resultado más auténtico de todo el libro. Sobre todo si miro atrás a la obra de McEwan y recuerdo esa ironía que parecía haberle abandonado hasta llegar a esta obra. Además hemos vuelto a un espacio claustrofóbico, y decadente en realidad, no por la finalización, sino también por la situación de la familia, y la caída de la esperanza de esa nueva vida que es, en realidad, fruto del matrimonio y que habla del número de vueltas que tendría que darse con el cordón.

     Al final, le vamos cogiendo cariño a esta suerte de narrador snob que maneja las palabras con la ironía, ese humor british que ya es sello de la casa, suficiente como para conseguir que el lector se sonría mientras piensa pasados unos segundos, "caramba, pues tiene razón". Y es que una de las armas que mejor maneja McEwan es la manipulación del lector para convencerle absolutamente de todo lo que dice. Incluso de boca de un narrador no nato. Y yo no puedo evitar imaginar a Ian sentado con su batín, en su última relectura antes de publicarse el libro, sonriendo sin perder la pose caballeresca ante su propia gracia. Exactamente igual que tampoco se despeinó para escribirlo.

     Nutshell es una novela correcta, con referencias a la actualidad, un toque shakespiriano y la promesa del reflejo de lo que una vez fue. Sin embargo, y pese a haberlo disfrutado, sigue sin brillar como una vez hiciera, hace cada vez más tiempo.

     Y vosotros, ¿esperáis algún libro que vaya a publicarse próximamente con especial impaciencia?

     Gracias

 

28 comentarios:

albanta Adivina quién lee dijo... [Responder]

El autor me gusta pero esta novela la veo un poco rara. Por ahora la dejo en reservas.

Inés dijo... [Responder]

Pues desde luego me parece muy original, pero la palabra "correcto" me aleja de la novela. Yo he leído Expiación y alguno más de este autor pero no tengo el recuerdo muy fresco, la verdad.
Un beso

Tamara López dijo... [Responder]

Tiene algo que me atrae, sí.
Un beso ^^

Rosalía Navarro dijo... [Responder]

Sí, este; el que tú traes hoy a tu estantería virtual. Mi profesor de crítica literaria lo ha escogido como lectura para analizar en una de las clases. Lo tengo encargado porque aún no ha salido. Tendré en cuenta tu opinión.
Besos, estimada.

Natàlia dijo... [Responder]

Esta vez no me termina de convencer. Espero con ansia varios, pero ahora el más cercano el de Maria Oruña.
Un beso ;)

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

Ayyy que no te aguantabas ehhhhhhhh!!!!!
En buen momento te envié la foto desde Londres y te puse los dientes largos, jajaja. Yo espero a que salga en castellano.
Besos.

Atalanta dijo... [Responder]

Me ha llamado mucho la atención así que tomo nota.
Yo esperaba con mucha impaciencia la publicación de El bazar de los malos sueños, de King, y ¡ ya ha salido! XD XD
Besos.

Tatty dijo... [Responder]

No he leído nada del autor y no creo que mecestrene con este
Besos

Sandry dijo... [Responder]

¡Hola!
Soy nueva por tu blog^^
No conocía el libro.^^
Besos

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! No sabia de este libro ni conocía al autor pero no tengo claro si llegaría a gustarme así que lo dejo pasar.
Estoy deseando que se publique lo nuevo de Elisabet Benavent y el tercero de la serie Las Siete hermanas.
Besos!

Norah Bennett dijo... [Responder]

Pues mira que me resisto a estos narradores raros. La futura mamá no me cae muy allá pero McEwan me gustó mucho en su día pero me patinó en algunas novelas como Solar que me pareció aburrida. Le has puesto uno de los peores adjetivos para mí, correcta, eso quiere decir ni frío ni calor, y no recupera brillo. No tengo prisa por la traducción.
Tengo muchas ganas de la nueva de Auster que hasta septiembre no llega pero el inglés no me da.
Besos

Ana González Rey (Anita Nsf) dijo... [Responder]

Espero que la disfrutes pronto

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

No me llama mucho. Creo que lo dejo correr.

Yo espero el tercero de las Crónicas del Asesino de Reyes pero empiezo a pensar que no lo va a terminar nunca este hombre. Jajajaja.

Besotes!!!

Margari dijo... [Responder]

No he leído nada de este autor aún. Así que empezaré por sus buenas novelas, pero no descarto ésta, aunque no sea de lo mejor suyo.
Besotes!!!

Laura dijo... [Responder]

Este no me llama demasiado, pero estoy esperando a que Jaume Cabré publique el próximo, que creo que va a ser prontito.
Besos!

Karla Ruiz dijo... [Responder]

Me encanta tu blog, y quiero recomendarte esta revista, ojalá puedas leerla y hacer un comentario al respecto. También podemos incluir algunas de tus publicaciones en la revista. Dale un vistazo y nos cuentas, se llama Iconoclasta y es gratis, solo el mes anterior fue leída por más de 20 mil personas.
Este es el enlace de la revista edición 5:
https://drive.google.com/file/d/0B5S38R1w8dV7dTI3VWVoYjhkTjA/view
Y este es mi contacto: ayuda@espanol.free-ebooks.net

Polly dijo... [Responder]

Una reseña muy acertada, en todo. Claro que yo no he leido tanto McEwan como para poder hablar con propiedad. Que todo es ponerle remedio y echar la vista atrás y repensarse las cosas. A mi este libro, sin expectativas ni nada, me gustó mucho por esa manipulación, ese esnobismo y esa mala baba que gastaba el condenado crio...

Yo que yo sepa espero el libro de la Oruña... y lo demás ya lo iremos viendo sobre la marcha.

Libros Eris dijo... [Responder]

Pues sí que me dejas intrigada... Apuntado queda... Cómo te pasas, maja...

Emma Buffei dijo... [Responder]

Lo del toque Shakespiriano lo sentí desde que vi el nombre del protagonista: Hamlet. En todo caso, qué bueno que te gustó.

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy no creo qu elo lea, pero gracias por la reseña

CHARO dijo... [Responder]

Paso de esta lectura ya que estoy saturada.Tengo ya la edad suficiente para no esperar con ansia (cómo lo hacía antes) la llegada de un libro y es que la edad te cambia y pones los intereses en otras cosas.Besicos mil

Marisa C. dijo... [Responder]

¡Qué curioso! No sé si es el tipo de lectura que me atrae, pero reconozco que sorprende y pica el gusanillo de la curiosidad.
Sobre esperar publicaciones, hace tanto que ando perdida en cuanto a catálogos editoriales que no puedo contestar a tu pregunta. "Consumo" sobre la marcha... ¡Qué mal!, ¿verdad? Tendré que cambiar eso también. ;D. Abrazos.

Alicia dijo... [Responder]

Yo esta por el momento la dejo pasar. Y esperar...siempre espero algunas, jeje.
Besos!

Shorby dijo... [Responder]

Tengo pendiente Expiación aún...

Besotes

Raúl Omar García dijo... [Responder]

En cine ya tuvimos a Mira quién habla, con la voz de Bruce willis del niño como pensamiento. Como premisa es rara y poco atractiva. Y tu calificación no pasa de correcta, hay que ver.
Saludos.

Lesincele dijo... [Responder]

Me parece curiosa tanto la historia como el narrador tan snob pero nada más allá, así que de momento no sé si animarme.
Yo espero con ganas el nuevo de joe hill.
Un beso!

Unknown dijo... [Responder]

Pues a mi me ha encantado. Pienso que hay que ser muy buen escritor para poder mantener un planteamiento tan inusual durante 200 páginas. Gran libro absolutamente recomendable, el mejor Ian está de vuelta, que nos gusta a todos sobrevalorar el pasado y pensar que no se puede tener éxito y una carrera consolidada y mantener el nivel.

Pepa Navarro dijo... [Responder]

Hola, yo estoy casi acabándola y la verdad, me está gustando mucho. Coincido en la capacidad del autor para hacernos comulgar "con sus ruedas de molino" y que un nonato sea capaz de convercernos de que tiene absolutamente toda la razón. El humor irónico del protagonista pese a su escasa talla, la intriga de la trama, el amor a su madre pese a resultar una odiosa asesina y supongo que mi "primera vez" frente a un libro de este escritor, me hace recomendar su lectura.