sábado, 8 de octubre de 2016

Réquiem por un lector



     Tengo una amiga que va al gimnasio, se ha apuntado a un curso de paddle, que es eso de la raqueta tapada, una vez por semana: 45 euros. Yo, en cambio, voy a la librería; casi siempre a la misma, que me pilla bastante lejos de mi casa. Y como voy y vengo andando y normalmente cargada, pues podemos decir que cada una hace ejercicio a su manera.
Todo en esta vida es cuestión de decidir y yo mis 45 euros me los gasto en un par de libros al mes que, además, procuro comprar días distintos. Bueno, si soy sincera me compro más de dos libros al mes, pero ahora hay 45 euros que no me producen cargo de conciencia porque son para ponerme en forma. Pero por no hacer números y asustarme, pongamos que me gasto esos 45 euros al mes en libros, que por cierto dan cada vez para menos.

     Mi amiga del gimnasio, tiene ahora una tarifa plana, y la taquilla es gratis y todas esas cosas que a uno le ponen para que se sienta cómodo y cuidado y siga siendo cliente. Y yo tengo.. . tengo libros.
Y siendo sincera también quiero que me cuiden. Porque si me paro a pensar en la subida de precios de los libros, que ya sé que si me remonto a pesetas hace un montón de años, valen justo el doble. Es más, no entiendo que hablaran de burbuja inmobiliaria pero no de la del papel.
Y llega la crisis y los pisos bajan, que no los libros porque, tal y como nos recuerdan, su iva ya es reducido, y la ley, y el 5%, y el % que va para cada lado, que ojo, soy consciente de que aquí millonarios ninguno y el que menos el autor, y tampoco pretendo incitar a la piratería, espero que nadie me malinterprete tampoco. Pero yo, como lector, quiero que me cuiden. Y ahora veo papel de menos gramaje, pegamento, cuadernos que se sueltan y libros que muchas veces, soportan una lectura con poca dignidad. O libros que no son lo que prometen, con márgenes amplios y un espacio entre letras por el que podría perderse un Pulgarcito cualquiera. Porque ahora ya no hablo de gustos, ni de si tal o cual línea es mejor o peor, hablo de cuidar al lector. Al que va a la librería por el simple placer de disfrutar entre las mesas buscando una nueva lectura y llega a casa caminando despacio disfrutando de ese placer anticipado a la lectura del título que atesora en la bolsa. Ese lector, que soy yo y supongo que muchos de nosotros, colecciona marcapáginas, y busca ediciones bonitas para poder hacer del libro un objeto que expone en estantes o, ahora con las redes sociales, en fotografías con café y dónuts en Instagram. Y a ese lector, es al que no se puede fallar. Porque somos románticos y olemos historias donde otros sólo perciben papel y cola, pero también abrimos los ojos y nos damos cuenta de que, de un tiempo a esta parte, hay decepciones. Somos esa especie extraña más que rara que, si un libro tiene una página al revés, no lo devolvemos, lo conservamos con la ilusión de quien ha encontrado algo extraordinario como un trébol de cuatro hojas o una margarita de color azul. No nos gusta doblar una página, no marcamos las esquinas porque no queremos ver deteriorado nuestro libro, y luego otros se nos caen de las manos. Y a mi, aunque esto sea casi más una pataleta tras una última decepción, me da mucha pena que esto suceda. Porque me gustan los libros, me gusta tocarlos, olerlos, me gusta que pesen y se me caigan encima cuando leo en la cama (bueno, eso no tanto), me gusta comprar un bolso en función de su capacidad sabiendo que llevaré dentro un libro en cada paseo, y me gusta ir a la librería y hablar enseñar lo que traigo y reír y llorar con las historias que en ellos se cuentan. Me gusta, en definitiva, leer.

     Y hoy... hoy quiero que me cuiden. Solo un poquito.

     Hoy no pregunto, el tema es peliagudo y la opinión libre. Comentad.

     Gracias.

43 comentarios:

Inés dijo... [Responder]

Aunque tengo Kindle y también lo uso por su comodidad,principalmente compro libros en papel porque me gusta poseerlos,tocarlos,volverme loca buscando uno de ellos en mis estanterías e incluso prestarlos a un amigo personal (pocos y elegidos) y sí, cada vez las ediciones son peores,desde la calidad del papel hasta portadas poco imaginativas que te traen a la memoria otros libros ya leídos.Y o procuro no hacer cuentas mensuales porque acabaría cabreada todos los meses. Los libros son caros,muy caros.
Un beso

Mar Martinez dijo... [Responder]

Estoy muy de acuerdo con lo que dices... Adoro los libros, tengo libros que leo y releo, y otros que guardo como si fuese oro y no quiero ni dejarlos ;) Y una de las razones por las que alterno libro fisico y digital es el precio. Leyendo estadisticas hace poco del numero de gente que no "le gusta" leer (lo cual me cuesta entender) creo que el precio de los libros no fomenta la lectura y que es unproblema que debería atajarse desde ya

Juan Carlos Galan dijo... [Responder]

Pues qué quieres que te diga, amiga mía:
ç
Que comparto todos y cada uno de tus argumentos. En especial aquel en el que te refieres a que mientras durante la crisis todo ha bajado, los libros, sin embargo, no. Y esto es muy perjudicial y favorece muchísimo la desafección a las librerías y a la lectura, claro.
Este verano he pasado cinco días en París donde también sufren por la crisis y donde el nivel de vida es muchísimo más alto que en España. Pues bien, mi sorpresa ha sido mayúscula al ver que el precio de los libros es similar al de aquí, unos 22€ de media. ¿Cómo -me dije a mí mismo- si aquí ganan el doble o más que en españa los libros `pueden tener el mismo precio en los dos países? Así es, amiga, algo falla en este negocio y yo no creo que las editoriales francesas publiquen a pérdidas, ¿no lo crees tú también así?
En fin, no quiero enfadarme más. Yo también quiero que me cuidan, al menos que me dejen leer y me den precios asequibles.

Un abrazo

Déborah F. Muñoz dijo... [Responder]

Puf, la calidad ha dado un bajón impresionante tanto en el continente como en el contenido, y es cierto que los precios no han bajado ni un poco. Yo cada vez tengo más editoriales en mi lista negra por eso: porque si el libro no vale lo que cuesta, no lo compro. O, si lo compro y me encuentro con páginas que se desprenden y cosas semejantes, me cabreo muchísimo. Lo lógico, dado que hay una alternativa digital que a las editoriales compensa aún menos que el papel, sería que las ediciones en ese formato fueran perfectas, no que se caigan a trozos.

albanta dijo... [Responder]

De acuerdo contigo. Dicen que hay mucha gente que se reparte el papel. Quizás sería hora de csmbisr el modelo comercial. Si comparamos el precio de esos 2 libros con lo que puede hacer una familia con ese dinero en un mes el libro pasa a ser artículo de lujo. Y oye ya me gustaría poder comprarme todos los que quiero pero no puede ser.

Cristina Roes dijo... [Responder]

¡¡Bravísimo!!
¡Plas! ¡Plas! ¡Plas!

jjmartinez dijo... [Responder]

Hola, para mi tienes toda la razón del mundo, opino como tú. Lo del precio de los libros es abusivo. Y si por lo menos se cuidaran las bibliotecas...pero es que ni eso. En mi pueblo hace años que no traen libros nuevos, excepto los de los concursos en los que se ven abocados a participar si o si para poder conseguir algún libro novedoso.

Esperemos que la cosa cambie

Saludos

Polly dijo... [Responder]

Yo quiero que me cuiden también. Me gusta mi librería porque me cuidan. Porque en los malos tiempos me sacaban una banqueta para que me sentara mientras decidía qué libro merecía prioridad en relación al presupuesto que llevara y la capacidad de almacenaje de mi bolso (que si puedo ahorrar bolsa, pues mejor). Me gusta la calma que se respira y el espacio que se les da a los libros. Mis libreros me cuidan, me conocen.

Ahora bien el resto del mundillo literario más bien no. Pero quien soy yo para exigir nada, una pobre lectora, el escalón más bajo en las pirámide de las prioridades de la sociedad actual. Y nos engañaban en el colegio diciendo que los lectores eran mejor considerados en el mundo... creo que eso ya no se hace, no se debe engañar a los niños para hacerles leer. No me entiendas mal, deben encontrarse fórmulas para que lean, pero no engañarles. Niños, los lectores tenemos una pasión que es nuestra e intentarán quitárnosla, pero sed fuertes... algún día, a lo mejor... no tampoco. Que no nos cuidan nada. Que hay libros que cuestan lo mismo que una cena para dos personas en el Serbal, ¡con todo incluido! y vienen, estos libros, con la orden de no desprecintar... ¿qué tienen que ocultar? ¿acaso el libro no vale lo que cuesta? pues claro que no. Seguramente están bien atados porque la cola no soporta el peso de las hojas (que no se debe a la buena calidad del papel, sino a la cantidad del mismo). Es mi teoría, que me puedo equivocar.

pd. Ultimamente me molesta bastante el hecho de que el texto se traspase, es decir, que si pudiera leer del revés, podría leer una página y la de detrás al mismo tiempo. Dentro de poco nos darán libros escritos en papel de cebolla, porque para qué disimular.

pd2. Yo también elijo los bolsos en función de su capacidad libril...

Mary-chan dijo... [Responder]

Yo como hace varios años que me pasé al libro electrónico, ya no me preocupo por esas cosas xD
Pero las recuerdo de cuando solía comprar libros físicos. No solo me interesaba que el libro fuera bueno, sino que tuviese una edición bonita (aunque no siempre), que estuviese en perfectas condiciones, que no fuese muy caro, etc…

Un beso!

Martina A.Britt dijo... [Responder]

Uf, qué interesante. Me gusta olerlos y me fastidia que se despeguen a la mínima. Creo que los compradores asiduos de libros deberíamos tener tarifa plana. Ojo, compradores asiduos y no hablo de lectores piratas. Porque seamos sinceros, 45 euracos no nos da pa ná. Feliz finde, rubia.😉

Fesaro dijo... [Responder]

Tengo que reconocer que estoy de acuerdo contigo en muchos de tus comentarios. Creo que hay que mantener al lector fiel y atraer al que anda distraído y uso no se promueve.

AlexeiDiStef dijo... [Responder]

Me ha gustado muchísimo esta entrada, con la anécdota de tu amiga que va al gimnasio y que con lo que caminas y cargas de libros pues tú también haces tu parte de ejercicio (que alguien se atreva a decir que los lectores no nos ejercitamos, que un libro pesa lo suyo :P). Y, pues mira, que yo también prefiero gastarme 45€ en libros que en un gimnasio y sí, también quiero que me cuiden aunque sea un poquito, que los libros son cada vez más caros pero su edición no mejora. La relación calidad-precio está cada vez más descompensada y eso nos pesa... porque encima de que ya nos cuesta hacer ese gasto de dinero, lo mínimo es que vengan bien cuidados. Pero España es así en cuanto a literatura, por desgracia... normal que tanta gente se pase a leer en inglés, que cuestan la mitad >.< Esperemos que poco a poco la cosa remonte, que ya no hay sólo fuga de cerebros, también hay fuga de lectores.
Besitos!!

Natàlia dijo... [Responder]

Muy de acuerdo contigo. Yo soy muy maniática con los libros, en el aspecto que me gusta que estén perfectos. Cuando compro uno busco el que no tenga ninguna mancha ni ninguna imperfección en la portada o páginas. Y los cuido durante la lectura como paño en oro para que sigan igual. Me molesta pagar un precio que me puede parecer excesivo por libros con páginas de mala calidad o libros que se desmontan a los dos minutos de estar con su lectura.
Un beso ;)

CHARO dijo... [Responder]

Pues estoy de acuerdo en todo lo que dices. Yo también tuve una época en que el mejor regalo que me podían hacer era un libro y siempre andaba comprándome o bien para mí o para hacer algún regalo. Esos tiempos ya han pasado ya que hace tiempo que no compro ningúno pues cómo bien dices salen caros y mi libro electrónico siempre lo tengo repleto, además heredé la biblioteca de mi madre que era una buena lectora y lo que estoy haciendo ahora leer los que heredé de mi madre y a continuación los regalo, ya no me interesa agrandar mi blblioteca que esta si que la quiero conservar pues de vez en cuando repito la lectura de algunos de mis libros.Besicos

Maribel (Vanedis) dijo... [Responder]

Pues que tienes más razón que un santo. En todo.
Cada uno se lo gasta en lo que más le gusta. Entiendo que en una cuota para un gimnasio te pueden rebatir que eso es por salud, etc, etc, pero para una persona pasiva como yo, que de ninguna manera se va a apuntar jamás a practicar ningún deporte (y menos, pagar por hacerlo), pues eso de gastarse un dinerillo al mes en lo que realmente te gusta, es totalmente justo.
Yo gasto menos porque prácticamente lo compro todo en digital, pero es cierto que esos títulos que quiero aun en papel, cada vez son más caros y de menos calidad.
Antes un libro "aguantaba" una lectura apenas sin deteriorarse, pero ahora raro es que tras acabarlo, los bordes de la solapa no empiecen a despellejarse, por ejemplo. Y como lo de una posible bajada de precios lo veo imposible, casi te diría que preferiría pagar un euro más por esos libros, y que fueran de más calidad. Pero sobretodo, les pido que no contengan fallos ortográficos y de puntuación y estarás conmigo en que en esta asignatura, son muchas las editoriales que suspenden la nota.
Asi que sí, yo también quiero que me mimen !
Besos !

Yani Daniele dijo... [Responder]

Hola, Hola

El precio de los libros es algo indiscutible, están carísimos y en todos lados, soy Argentina, y para que tengan una idea, un libro más o menos en promedio sale un 20% del valor de lo que pago de alquiler por mes en un departamento con patio, jardín (es departamento interno) dos habitaciones, cocina y baño.. es decir, son bastante caros y como has dicho, las ediciones no siempre son de la mejor calidad, muchas veces pasa que los empiezas a leer y las hojas comienzan a escaparse.

Por otro lado, el impuesto al libro y a la tinta y al no sé qué, que le inventan en mi país, encarecen aún más el precio. como siempre dicen, sí el impuesto al cigarrillo es para que la gente deje de fumar... entonces... el impuesto al libro que función cumple? que dejemos de leer?

Las librerías también han cambiado mucho su interacción con los clientes y los libros que ofrecen. Desde los 6 años que voy siempre a la misma librería, antes con mi padre, ahora sola. Antes ibas, y como era una librería de nuevos y usados, el olor que había era muy particular, predominaba el olor a libro viejo, ese olor que la mayoría adoramos. Pero en la actualidad, si bien siguen vendiendo usados.. ya no son libros viejos, solo nuevos, según una de las chicas que atienden "libros actuales, de autores famosos" es decir, autores de moda. Bradbury, Asimov, son autores que no son famosos, que ya nadie consume y por eso no venden libros usados de esos autores, y de hecho solo los libros más populares de estos autores los venden en nuevos... vas a recorrer las mesas y solo hay libros de 50 sombras de grey (lo cual me hace llorar), en fin, es otra cosa que ha cambiado y que creo que para lectores un poco más viejitos o con gustos "no tan de moda" nos tienen un poco descuidados.

Antes ibas y te daban un señalador mínimo por cada libro, a veces te daban muchos más.. hoy en día, ya los venden jijiji.

Son pequeños detalles que se notan, también en la interacción de quien atiende con el cliente, donde voy hay varios empleados, siempre están los mismos. A pesar de que hace mil año que voy, algunos aún ni siquiera te reconocen a penas si saludan cuando uno entra, los que sí se toman el tiempo de recordar a quienes vamos todos los meses, te saludan más calidamente, te cuentan algunas novedades o algunos libros que han traído y te pueden interesar.

Ha cambiado mucho lo que era antes una librería y lo que es ahora, tengo la sensación que antes eran más familiares y ahora es solo un negocio más.

Saludos

Margari dijo... [Responder]

Me ha encantado esta entrada de hoy. Llevo un tiempo en el que me compro poquitos libros, que entre que el trabajo escasea y el precio de los libros... Y lo que dices. Que el precio a veces es excesivo para lo que ofrecen. Tanto por calidad literaria, que a veces la culpa también es de la excesiva publicidad que le dan, con esas frases tan exageradas como "el nuevo maestro del...", "la novela del año"... Y luego te quedas... Pues si esto es la novela del año... Y luego la calidad del libro en sí, con hojitas que a veces te da miedo tocar, con márgenes en los que puedes escribir hasta la biblia, y con tantas hojas en blanco que no puedes evitar pensar en esos pobres arbolitos.
Y cuando encuentras un libro con calidad... Con 45€ te puede llegar para uno, pero para dos, va a ser que no. Como no le pongas algo más. Así que nada, sigo tirando de biblioteca, que hay muchos libros que aún no he leído.
Besotes!!!

Lady Aliena dijo... [Responder]

Sólo leo en papel, creo que ya lo he dicho en muchas ocasiones. El precio de los libros es muy elevado y, a veces, la sola idea de comprar uno me produce escalofríos. Los sueldos nos suben, pero la vida sí. Los gimnasios tienen descuentos y mogollón de ofertas atractivas. Cierto es que las librerías, no. De un tiempo a esta parte, compro libros de segunda mano en mercadillos. Se encuentran joyas en buen estado. Además, leo más en inglés, y los libros en este idioma, además de escasos, son casi más caros. Últimamente, busco libros de menos de 400 páginas porque apenas tengo tiempo para leer.
Todo lo que comentas a cerca del precio y el valor que le damos a los libros, me parece sensato. Te dicen que si no quieres pagar, vayas a la biblioteca. ¿Habéis visto el estado de alguno, o muchos, de los libros que tienen? La gente no los cuida. Los amantes de los libros somos exigentes y pedimos buen libro a buen precio. Por cierto, también colecciono marcapáginas.
Buen debate. Un beso.

Omaira G dijo... [Responder]

¡Hola! Pues me ha gustado mucho lo que has escrito. La verdad es que yo creo que se habla de la subida de precios en todas las cosas menos en los libros, aunque también es cierto que a veces hay buenas ofertas de libros que se quedan a menos de 7€ y se pueden encontrar auténticas buenas historias entre ellos. Librerías yo no he encontrado ninguna cerca que me enamore en exceso, no es que me traten mal ni nada, pero para empezar "librería" propiamente dicha no hay ninguna en mi ciudad, todas se combinan siendo también papelería y la única que dice que es solo librería tiene un stock muy limitado. Marcadores no me regalan en ningún sitio, algo que me enfada cuando veo gente que tiene miles de marcadores patrocinando un libro y yo me pregunto ¿y dónde lo han conseguido?. La comparativa que haces con lo del gimnasio de tu amiga está bastante bien, a veces se agradecerían más detalles para los lectores.. ¡Saludos! ;-)

Abuela Ciber dijo... [Responder]

Estupendo lo que nos regalas hoy
Si pienso que no nos cuidan lo suficiente
Por un lado no son tan buenos todos los libros que dia a dia se lanzan al mercado como simple mercaderia
Por otro las librerias han pasado a los shopping y su espacio es tan reducido que elevan los estantes haciendo imposible vislumbrar titulos
Voy a la Feria del Libro todos los años en mi pasi.....pero a veces me abruma tanto y de tan mala calidad a costos tal de tener que pensr mucho antes de comprar
A traves de las charlas con doctores creo que el caminar es el mejor ejercicio y.....es gratis
Solo pago la piscina cada tanto para hacer gimnasia acuatica que a mi edad es ideal
Pero prefiero....invertir en libros, que qudaran para mis nietas,os, cuando decida irme a la estrellita donde ya compre una parcela je je
Un anrazo y buen domingo
Cariños

mar dijo... [Responder]

Totalmente de acuerdo. Me encanta la entrada, y me han dado ganas de llorar porque yo me siento también así. Besinos.

Lara del Cofre dijo... [Responder]

Precisamente estos días estaba leyendo un finalista al Premio Planeta y pensaba... Jolín, en los márgenes de este libro yo creo que cabrían otros dos! Otra cosa que detesto: los libros supuestamente no de bolsillo por tamaño pero con la misma calidad que aquellos en cuanto a calidad de portada (cartón que a la mínima se deteriora) y del papel (fino y amarilleante). Y los precios... Raro es el que baja de 20 euros... Dentro de poco con 45 no te va a dar para dos! En cuanto al ejercicio te olvidas de los bíceps que haces cuando estás leyendo un buen tocho en la cama! Jajaja! Me encantó esta entrada. Besos!

Alejandra (Acabo de Leer) dijo... [Responder]

Totalmente de acuerdo con cada letra, coma y punto de esta entrada. A los lectores no se nos cuida, nos dan por sentados, porque saben que vamos a comprar porque la lectura puede ser una adicción. Pero no es justo, nuestra fidelidad debe ser recompensada de alguna manera ¿No?

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy te entiendo bien, cada vez es más dificil comprar libros. La librería donde iba cerro una de las sucursales. Por la crisis , ha si que te entiendo muy bien . Te mando un beso y genial entrada

María dijo... [Responder]

Jajaja...yo también utilizo el dinero del "gimnasio" en libros. Sin embargo, no puedo evitar pensar que es bueno hacer ejercicio físico...y trato de ir a la piscina y de salir a corre cuando puedo o a andar rápido. Lo de correr, lo hago muy poco, pero bueno...trato de buscar un espacio.

También soy de las que piensan que leer es hacer ejercicio. No solo por ir a comprar el libro...o adquirirlo prestado...sino porque cuando hago ejercicio también pienso en lo que leo, en lo que me rodea...Además, siempre que puedo, el libro en cuestión, me acompaña. Y forma parte de ese trayecto y momento que llamamos vida...

Mi viaje de un día a Londres, me permitió andar y llegar a casa con agujetas, con el solo hecho de estar visitando librerías. Ni qué decir tiene que también mi espalda se vio fortalecida por tan agradables adquisiciones.

Así que como tú,...soy de quienes dedican tiempo a su parnaso, más que a un lugar encerrado con el que se supone que terminas con un cuerpo más sano.

Un abrazo y felices lecturas.

Rosalía Navarro dijo... [Responder]

Buenas tardes, estimada. Pues yo añado que quiero tarifa plana en los bolsos; me los cargo de tanto libro que meto. Un día me romperé la espalda. Llevo al trabajo el bolso cargado con el libro del turno, para leerlo en los descansos y si me lo olvido, estoy de mal humor. Lo cierto es que en casa somos dos lectoras y la variedad se multiplica, es decir, no compramos libros dobles y con dos sueldos es más llevadero el gasto. También leemos en ebook pero a veces resulta hasta más caro, sí, es increíble. Nuestras libreras de cabecera son maravillosas pero claro, no rebajan los precios, pero cada cierta cantidad de gasto que hace el cliente asiduo te regalan un cheque de veinte euros para gastarlo en la librería. En Lleida solo hay un par de librería importantes y no siempre tienen las novedades o lo que buscas, acabas encargándolo, ese es otro tema peliagudo de una ciudad pequeña, cerrada...
Buenísima entrada.
Un beso.

Rocío dijo... [Responder]

Totalmente de acuerdo contigo y con los comentarios anteriores. Yo me he pasado al libro electrónico y al libro de segundamano, dos opciones más económicas que el precio que tienen los nuevos.

Besos y enhorabuena por la entrada

Alicia dijo... [Responder]

Da gusto leer esta entrada. Me siento muy identificada con lo que dices y no he podido evitar ponerme a tocar y oler el libro que tengo aquí al lado, con mimo :)
Besos!

Pilar Periáñez dijo... [Responder]

Que verdad tan grande, si es que los lectores a veces nos encontramos casi en la UCI de lo poco que nos miman, cuando hablo de mi afición casi nadie la comparte, de manera que no me siento rara pero sí aislada; ahora bien son mayoría los del padel y gimnasios, las que hacen dietas o llevan al niño a extraescolares... y yo aquí con mi blog y vendiendo cosas viejas en wallapop para poder comprarme libros sin sentirme culpable de ese gastos que otros consideran innecesarios. Yo tb tengo el electrónico, me ha salvado de muchas situaciones inesperadas, me sirve para aliviar la economía y economizar el espacio; pero como un LIBRO, no hay nada. Es por eso que me gusta la Navidad, porque nadie se preocupa de qué regalarme, todos saben como acertar. Me ha encantado tu comentario y si me puedes responder, aprovecho para pedirte permiso para colocarlo en mi Facbk, tengo amigas que comparten todo lo que dices, no son muchas, pero son las mejores, al menos para mi. Enhorabuena por tus reseñas.

Meg dijo... [Responder]

Me gusta que me cuiden en general, y más si me cuesta cierto sacrificio económico. Justo esta semana que acaba comenté con una amiga un tema similar. La librería que frecuento no es la que está más cerca de casa, sino la que está en la localidad donde trabajo. Tengo la costumbre de ir una vez por semana, intento que sea pegando al finde, con lo que es un aliciente cuando salgo del trabajo y me digo "y ahora a pasear por el mar y a la librería". Pues con motivo de mi cumple fui dispuesta a pegarme un capricho, y lo hice, pero me dio pena que siendo cliente fueran (siempre lo son) bastante secas en el trato. Que casi ni me miraran al cobrarme, que no me regalaran ni un separador con los 24 euritos que acababa de dejar,como otras veces, y que me dieran una bolsa transparente tamaño 3XL para llevar el libro, una bolsa que no usé, puesto que iba demasiado suelto y temía se estropease. Aunque aquí tes estoy hablando más de la librería que de los libros, pero bueno, que me enrollo, hay determinadas editoriales cuyas ediciones peligran si las tocas demasiado, por no hablar de las que presentan hojas casi transparentes; y sí, por lo que valen, podían tener más calidad. Un beso!

Narayani dijo... [Responder]

Yo no tengo un dinero mensual para libros, compro cuando me da la vena, a veces varios en un mes y a veces ninguno (será por libros esperando en la estantería...) Estoy de acuerdo en todo lo que dices, todos queremos que nos cuiden y nos mimen pero no es fácil, ni barato, encontrarlo.

Entradas como la tuya de hoy deberían leerlas las editoriales para que vean qué es lo que realmente deberían lanzar al mercado.

Besos!

Anónimo dijo... [Responder]

Estoy totalmente de acuerdo con lo que expones. Ya desde niña adoro los libros y los cuido con todo mimo.

Así que aplaudo entusiasta tu escrito.

Un beso.

Blanca dijo... [Responder]

Casi podríamos considerar los libros artículos de lujo, pues como dices su precio generalmente es alto. Por esto y por falta de espacio en casa, después de toda la vida comprando libros, hace ya unos años que empecé a visitar bibliotecas. Lo cual también me ayuda a hacer ejercicio recorriendo la ciudad de una punta a otra buscando la lectura que me apetece, y que lo mismo está en la biblioteca más lejana.
Un abrazo

Libros Eris dijo... [Responder]

Y yo el sábado qué estaba haciendo? ... ... ...
Yo es que soy de las tontitas que no entienden por qué si un libro con papel brillante y lleno de fotografías de 400 páginas en el que además tenemos una novela, encuadernado en tapa dura con sobrecubierta con solapas, o se todos los extras... cuesta 20€... ¿Cómo puede ser que una novela con un margen de tres pares de narices (que agradezco) y con una letra que me recuerda a mis tiempos en los que no me hacía falta gafas (que agradezco también) y que tenga 180 páginas cueste lo mismo? Yo sinceramente tengo los esquemas rotos hace mucho tiempo y sí que es cierto que decidimos en qué gastarnos el dinero. Yo personalmente y a pesar de que me estafan a la cara deliberadamente en más de una ocasión y que no sé quién es el que se hace rico mientras yo lleno mis estanterías con un gasto mensual que como bien dices sobrepasa los 45€... Espera, me perdí...
Oye sabes que tu amiga esa la que va a papel a lo mejor incluso es de las que pagan y solo pasean la bolsa? Al final te ejercitas tú más y gastas menos porque ella además del recibo del gimnasio gasta la gasolina para ir, la niñera que le queda a cargo de los niños mientras ella va al gym, a no... Que además seguro que se toma una caña porque hoy no le apetece hacer ejercicio.
Si al final no gastamos tanto! ;)
Un besazo.
Vaya disertación que por cierto me niego a releer jajajaja

Lesincele dijo... [Responder]

Cada uno gasta en lo que le de la gana, unas en gimnasio, ropa otras en libros. Pero si es cierto que sube mucho el precio de los libros y baja la calidad...y que cada vez se hace más dificil poder comprarlos porque cada vez da para menos 45 euros dependiendo que libo quieras.
Muy buena entrada
Un beso!

Laura dijo... [Responder]

Yo también quiero que me cuiden, como lectora e intento cuidar a mis clientes y a mis libros como librera. Pero poco se puede hacer cuándo la cosa viene desde más arriba. De todas formas, celebremos que todavía no nos han exterminado y seguimos resistiendo como esa pequeña aldea gala...
Besos!

Atalanta dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho tu entrada, y comparto la mayoría de lo que dices (lo de coleccionar el libro con la páginas al revés no, eso no me mola XD)
Compro bastante en electrónico porque mi cartera no da para tantos libros en papel como me gustaría. Pero también suelo aprovechar las ofertas en electrónico porque hasta los ebooks son caros. Porque no entiendo que un libro en papel cueste 16 euros y 11 en digital, o 19 euros en papel y 12 en digital. Si es que parece que no quieren compres ni el ebook...
Beso.

Odel dijo... [Responder]

tienes toda la razon podian hacer descuentos en las librerias sobre todo a las que somos adictas a ella
bonita reflexion

Violeta dijo... [Responder]

Hola guapa!
La verdad que después de leer la entrada solo puedo decir Ole! genial entrada y la verdad que los libros cada día están más caro tanto es así que yo me he pasado un poco a los libros de segundamano ya que he intentado pasarme al libro electrónico, pero ha sido todo un fracaso, no puedo con él, sigo prefiriendo mi libro de papel aunque lleve siempre el bolso lleno de libros y no pueda tirar de el. Besotes

Mangrii dijo... [Responder]

Yo también quiero que me cuiden. Ya no hablo de libros más baratos ni nada por el estilo. Quiero que me den lo que demando, quiero libros con calidad ya que estoy pagando por ello, quiero textos corregidos y con el mínimo de erratas, quiero papel de calidad y bien encolado y no libros que se deshojen, quiero libros bonitos que poder exhibir como trofeos en mi estantería. Yo como lector desde que tengo uso de conciencia quiero que me cuiden. Un abrazo^^

Raúl Omar García dijo... [Responder]

El alto precio de los libros es algo que me irrita mucho. Hay campañas para fomentar la lectura, actos en las escuelas sobre libros y lecturas, y me pregunto: ¿cómo quieren que se lea más si no se puede comprar un libro, hay que pirataearlo?
Para mi sueldo de clase media, adquirir una libro nuevo es una cosa dolorosa. Me compro todos los libros de mis autores favoritas, que por suerte son pocos. Para los libros que me interesan leer opto por descargarlos y leerlos en mi E-reader, y no lo hago de pirata cibernético, no puedo gastar plata en todos los libros que quiero.
Nadie va a cuidar al lector, por lo menos nadie que está comprometido en el negocio.
Saludos.

María Montesinos dijo... [Responder]

Buen post! Yo no podría comprarme en papel todo lo que leo. Hace ya dos o tres años que me he pasado al digital, donde los libros son mucho más baratos. Y para los que no lo son ni siquiera ahí, me voy a la biblioteca. Tengo la suerte de vivir cerca de varias muy buenas, en las que puedes pedir que compren un libro si no lo encuentras. Si no fuera por las bibliotecas, me moriría de hambre lectora!!!
Pero las bibliotecas no dan de comer a librerías ni tampoco a los autores, que son el último eslabón de esa cadena de la "industria editorial". Cuando me hablan del romanticismo del papel, digo; sí. Está bien. A mí también me gusta el tacto y el olor del papel. Pero si tengo que elegir entre continente y contenido para seguir leyendo, elijo contenido. Elijo leer. Si lo hago en digital o en papel solo depende de que me lo pueda permitir. Dicen que todo está cambiando gracias a las plataformas digitales. Como autora, lo confirmo. Pero creo cuando el cambio llegue a los lectores del papel, ya estarán muertos o habrán desertado de esta guerra.

Isa dijo... [Responder]

Completamente de acuerdo, sobre todo, en el tema de los precios.