jueves, 20 de noviembre de 2014

La librería más famosa del mundo. Jeremy Mercer




     "Llegué a la librería un gris domingo de invierno.
     Paseaba, como tenía por costumbre en aquella época complicada. Nunca llevaba un destino concreto, sólo necesitaba un buen número de manzanas y esquinas dobladas al azar que me ayudaran a perder la noción del tiempo y me distrajesen de los problemas que me atenazaban. Era sorprendentemente fácil olvidarse de uno mismo en medio del ajetreo de los merados y bulevares, entre los parques cuidados con esmero y los monumentos de mármol."

     Pese a que Amazon llegue pisando fuerte, creo que todos los aficionados a la literatura seguimos mirando las librerías de calle. Entramos en ellas muchas veces de una forma casi reverencial mientras nos preguntamos si nosotros hubiéramos colocado tal o cual libro en esta mesa o escaparate. De hecho son hermosas por dentro y muchas también por fuera. Y en ellas compramos las historias que nos van a acompañar horas y que, muchas veces, también tratan sobre libros. Me gustan las librerías, de hecho hay una Ruta librera en este espacio que recorre el mundo buscando estos rincones y en la que no puede faltar Shakespeare and Co. Bookstore. Bien, tampoco podía faltar este libro. Así que hoy traigo a mi estantería virtual, La librería más famosa del mundo.

     Jeremy Mercer es un periodista canadiense. Tras escribir sobre un tema que le pone en peligro, decide recoger todo e irse a París, La Ciudad de La luz. Pero el dinero se acaba y Mercer aún no está listo para volver, así que se dedica a recorrer las calles de esta hermosa ciudad hasta llegar a la famosa librería Shakespeare and Co. Allí conoce al propietario, George Whitman, con el que entabla una relación de amistad, y, como hicieran otros muchos, termina viviendo sobre la librería a cambio de su trabajo en ella.

     Lo cierto es que ya sólo la sinopsis nos mete de lleno en ese París bohemio que tanto se exporta de forma cultural. El periodista que se queda sin recursos y es adoptado de algún modo por el librero de una de las librerías más famosas del mundo. El autor, que da aviso de los cambios respecto a la realidad que podemos encontrar en el libro, nos explica también que la primera Shakespeare and Co fue propiedad de Sylvia Beach e igualmente famosa por los escritores que la visitaban, pero que cerró durante la Segunda Guerra Mundial.
     La librería que él conoce y nos cuenta está llena de libros, historias y anécdotas. Pero de todas las historias que contiene entre sus paredes, la mejor es la de Whitman, su propietario. Mercer comienza una amistad, y profesa una admiración a este hombre que se puede percibir en las páginas del libro. Y así nos enteramos de que no fue, ni mucho menos, el primer adoptado en literaria acogida en este lugar. Whitman, que vivió en la tienda hasta su muerte en 2011 a una edad casi centenaria (hoy la librería está en manos de su hija, Sylvia también), es un hombre francamente interesante, y Mercer, como buen periodista no tarda en darse cuenta de ello. Tanto es así, que superada la historia de la llegada del autor a París, el libro es más propiedad de Whitman que del propio Mercer. Descubrimos así a un hombre cuya ideología le lleva a dar cobijo durante décadas a personas a cambio de trabajar en su librería y afirmando que tiene una utopía socialista disfrazada de librería. Pero también es un excéntrico, de hecho una de sus peticiones es la lectura de un libro diario a sus huéspedes, a quienes podía entregar las llaves del lugar habiéndolos tratado apenas un par de días. En todo caso, si queremos definir a Whitman de un modo rápido; es como un amante de los libros, de los de verdad.

     La librería más famosa del mundo es más que una crónica, una novela en la que nos dejamos caer dentro del París más bohemio, ese con el que todos hemos soñado alguna vez y con el que, supongo, muchos escritores siguen haciéndolo. Un libro escrito de una forma impecable que nos hace desear ser uno de los que compartieron residencia con Mercer, incluso el propio autor, y formar parte de la magia que encierra este emblemático lugar. Aunque, ahora que lo pienso, quizás formemos parte de esa magia desde el momento en que leemos el libro y soñamos con estar allí.

     Confesaré que cuando viajo me gusta visitar las librerías del lugar en que me encuentro, incluso comprar y volver con más peso del deseado. Pero son lugares irresistibles para mi. Y vosotros, ¿también miráis las librerías cuando salís de vuestra ciudad?

     Gracias

53 comentarios:

albanta dijo... [Responder]

Me quedo con la duda de si llegaría a disfrutarlo. A cualquiera que nos guste la literatura nos llama esa ruta librera por un lugar tan especial como París. Pero en el fondo hay algo que me frena de hacerme con él.

susana palacios dijo... [Responder]

Me encanta entrar a librerías de todo tipo y de cualquier lugar, anoto el libro por si me lo cruzo, besotes!

Carmenzity Zeta Zeta dijo... [Responder]

Me encanta cotillear librerías, claro que sí. Si son de esas pequeñitas y antiguas, mejor que mejor.
:)
Buena entrada.
Saludos

Tatty dijo... [Responder]

Qué buena pinta tiene este libro, ya lo había visto en otro blog y me había quedado con ganas de leerlo, a ver si me hago con él
Besos

Goizeder Lamariano Martín dijo... [Responder]

Sí no lo puedo evitar me encanta visitar librerías en otras ciudades y países para ver cómo cambian las portadas y por desgracia los precios. No lo conocía pero me lo apunto. Muchos besos.

Al Rico Libro dijo... [Responder]

A nosotras nos encanta visitar librerías cuando estamos fuera de España :)

The An5a dijo... [Responder]

¡Holaaa!
No me llama mucho:/
Gracias por la reseña
Un beso<3

Cartafol dijo... [Responder]

¿Quien no mira las librerías sea donde sea? ;) Me lo llevo apuntado,que no lo conocía, gracias por la opinión, saludos

Laura dijo... [Responder]

Me ha encantado tu reseña, y me han entrado unas ganas terribles entrar en esta librería y conocer todos sus secretos. Me gusta visitar las librería de los lugares donde viajo, pero como los libros son en otro idioma (la última vez eran en checo) me conformo con mirar las portadas y compararlas con las de aquí :)
Besos!

Agnieszka dijo... [Responder]

Me encantan las librerías. Nunca olvidaré una de segunda mano en Nottingham- un chalé lleno de libros, incluso encima de los escalones de la escalera. Muy interesante tu propuesta de hoy! Saludos!

Lesincele dijo... [Responder]

Esta vez la historia a pesar del título no me atrae.
Y si...siempre que viajo entro en las librerías...no puedo evitarlo jaja
Un beso!

Manuela dijo... [Responder]

No conocía el libro y no pinta nada mal.
Respondiendo a tu pregunta... un sí rotundo !

Nesa Costas dijo... [Responder]

Un sí a todo. A visitar librerias cuando viajo, y a lo de entrar en las de mi ciudad pese a las compras en Amazon.
La entrada muy bonita. El libro me lo apunto.
Besos!

Jara dijo... [Responder]

Se nota en la reseña que esta novela te ha dejado unas sensaciones particularmente agradables, yo diría que casi me ha llegado el olor de la librería a través de tus palabras. Y por supuesto me quedo con muchas ganas de asomarme por mí misma a ella.
Este es de los que se van a los puestos preferentes de mi lista de libros deseados.

Besos

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

No me llama mucho la atención este libro, así que no creo que vaya a sumarse a mi lista.
No suelo mirar librerías cuando viajo. En realidad, no miro prácticamente ningún comercio. Un besote!!!!

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Leí este libro antes del verano (creo que fue uno de mis regalos de Sant Jordi) y me encantó. Creo que sobre todo porque no conocía nada de la Shakespeare & Co. y me quedé encantada con ella. Eché un poquito de menos que Mercer no hablase de los libros en sí mismos, pero me pareció magnífica su aproximación a la figura de George Whitman y el relato del tiempo en el que vivió en la librería. Muy recomendable.

Violeta G. M dijo... [Responder]

Hola!
A mi me encanta visitar las librerias, disfruto en ellas como una niña pequeña con un caramelo. Me lo apunto. Besotes

Lady Aliena dijo... [Responder]

Tiene una pinta fabulosa. No conocía el título, pero me alegro del descubrimiento. Un beso.

Rober dijo... [Responder]

Sí que tiene una pinta estupenda. Aunque yo confieso mi debilidad por este tipo de historias. Es verdad que es un poco ir sobre seguro, que a casi todos nos gusta esto de las librerías y la literatura dentro de la literatura. Pero oye, yo casi siempre pico.

Besotes! :)

LAKY dijo... [Responder]

A mí también me gusta ver librerías, independientemente de en qué idioma vendan los libros jejeje
Besos

CHARO dijo... [Responder]

Pues si que me gusta ver librerías y exposiciones de libros que hacen en tenderetes por las calles pero ahora ya he limitado mis compras ya que con mi libro digital estoy bien servida.Besicos

Mela dijo... [Responder]

Hola Silvia... Muy buena reseña sobre La librería más famosa del mundo
No suelo visitar librerías cuando salgo de mi ciudad... a no ser que busque un libro o tropiece con una librería que me llame la atención
Besos

Darío dijo... [Responder]

Ahora que lo preguntás, me doy cuenta de que lo primero que veo cuando llego a un lugar es si tiene librería... Un abrazo.

Happiness life dijo... [Responder]

Tambien adoro visitar las librerías ^^
por ahora no creo que lo lea <3

Alejandra Sanders dijo... [Responder]

Si leo el libro seguro me pondré en los zapatos de Mercer y disfrutaría de la estancia, incluyendo la petición de Whitman de leer un libro diario.
Abrazos.

AMALIA dijo... [Responder]

Me encanta ver librerías.
Creo que me gustará este libro.

Un beso.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Bueno, tan solo con el título ya me siento tentada, es ver la palabra "librería" y me saltan las alarmas ;) Desde luego, no puedo resistirme a visitas las librerías que encuentro en mi camino, esté en medio de un viaje, paseo o cerca de casa, me atraen como un imán.

Besos.

Raúl Omar García dijo... [Responder]

No sé por qué me parece algo aburrido este libro.
No soy de viajar, ni siquiera conozco el interior de mi país. Cosas de mi situación económica. Pero sí, amo las librerías.
Saludos.

Joanna dijo... [Responder]

Pues me parece un libro interesante. No lo conocía.

Un beso

Margari dijo... [Responder]

¿Pasar por una librería y no cotillear? Imposible! Y este libro me lo llevo muy bien apuntado.
Besotes!!!

MDolores dijo... [Responder]

Yo si que voy entrando en las librerias cuando salgo fuera. No las busco, pero si se cruzan en mi camino entro sin dudar. El libro tiene buena pinta, lo anoto.
Un beso!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Silvia siempre es genial ir por librerías y mas si estas en otra ciudad. Te mando un beso y me gusto mucho la recomendación d el libro.

Shorby dijo... [Responder]

Qué interesante!!!
Me lo apunto =)

Y sí, siempre siempre entro en librerías cuando voy fuera de Madrid, aunque no compre nada o estén en otro idioma, por curiosidad =)

Besotes

Blanca dijo... [Responder]

Me has dejado atrapada con el título, el tema y la ciudad donde se desarrolla esta novela.
Un abrazo

Francisco dijo... [Responder]

Uy, esta novela es como para no tenerla en cuenta. La historia es muy tentadora. Desde luego que soy de esos que cuando me desplazo el mirar por libros forma parte de la visita. Besos.

El pájaro verde dijo... [Responder]

Parece un libro interesante pero de momento lo dejo pasar pues tengo mucha lectura pendiente.
Reconozco que leo mucho en digital, pero las librerías tienen un encanto especial y par mí son como un imán.
Besos!!

Jo dijo... [Responder]

las librerías son un punto obligado a ir sobretodo si estas en un país extraño

:P

Marilì acosta dijo... [Responder]

son mi sitio preferido niña!!!
Tal y como dices,el gigante amazon es mucho gigante....pero entrar en una pequeña(o grande)libreria y pasearte y pasar los dedos por los libros.....ufff...un placer.

Besitos y buen fin de semana!

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Y es que no lo podemos evitar.... las situamos y vamos a tiro hecho a echar la tarde. Estuve en Francia, ahora me voy otra vez y me vine cargado, tenía tiempo en Burdeos para ir a la que tanto nos gusta pero al final no me dio tiempo y ya venía cargadísimo....La próxima vez ;) El libro me lo llevo. Besos :)

Mona Lisa dijo... [Responder]

¡Hola! No conocía este libro pero me resulta familiar no sé porque. Me ha encantado tu reseña y me has convencido. Ya lo he marcado como pendiente, a ver si me hago con él ^^
Un beso!

Candy dijo... [Responder]

Hola, yo rotundamente siiiii... si paso por un lugar y hay una librería no me puedo resistir :)
Besotes y feliz fin de semana.

Marisa C. dijo... [Responder]

Ay, no sabes cómo te entiendo. La magia que hay en una pequeña librería es algo único, que solo dan los años y el amor de los dueños hacia los libros. Creo que me gustará esta novela. Abrazos.

Carmen Forján dijo... [Responder]

El libro no me acaba de atraer, como no me atrae esa bohemia parisina. A tu pregunta, la respuesta es ¡¡por supuesto!!
Besines y feliz tarde de domingo!

Marisa G. dijo... [Responder]

Jejeje.. me río porque únicamente con el título del libro es un flechazo seguro jejeje. Aims. La verdad es que tiene una pinta estupenda y voy a ver si lo pillo en la biblio. Besos.

Carax dijo... [Responder]

Claro que miro las librerías, aunque no entienda ni papa!
Gracias por la recomendación!
Besos

Lucia A. Pourtier dijo... [Responder]

me lo he leído me encantó!!
Un beso cielo! nos leemos! Siento no haberme pasado en tanto tiempo!

Amy Plin dijo... [Responder]

Me encanta visitar las librerías y bibliotecas siempre que salgo de casa :)
Esta vez el libro no me ha llamado mucho, aunque el París bohemio me gusta bastante, aún así gracias por la reseña...
Besotes!

David Villar Cembellín dijo... [Responder]

¡Por supuesto! Pero librerías guachis. Librerías con una buena selección editorial. Librerías de viejo. Librerías especializadas... ¡Turismo de librerías!

Meg dijo... [Responder]

ohhh, pues tenía mis dudas con este libro, pero al parecer es necesario. Cuando hago escapadas dependo un poco de la compañía, pero sí que intento ver las librerías del lugar. Un besote!!

Luciana dijo... [Responder]

No es una escapada sino visito alguna librería.
saludos

María dijo... [Responder]

Este si que le he visto, pero...no tenía todas conmigo...quizá, le dé una oportunidad. Después de leerte parece que merece la pena y se parece a las visitas que suelo hacer en mis viajes...en la lista, siempre están las librerías.
Besos

Azalea Real dijo... [Responder]

Completamente de acuerdo: por muchos 'adelantos' que haya, siempre quedarán los libros en papel, mirar escaparates de librerías... y sí, cuando viajo fuera miro las librerías de otros países -muchas, por cierto, con precios mucho más asequibles a pesar de que el SMI sea el doble o el triple. Pero eso ya es otra historia.

Por cierto, me apunto el título.

Besos.

Bibliobulimica dijo... [Responder]

Sin duda, con el puro título lo hubiera comprado de haberlo visto en la librería. Yo poseo 3 lectores electrónicos (siempre algún hijo anda con alguno entre manos) pero los libros en papel siguen tirando de mí cada que paso cerca de la librería y aún sin tener ya espacio en la casa donde colocarlos.
Un beso,
Ale.