viernes, 1 de agosto de 2014

Taipéi. Tao Lin




     "- Qué -dijo Paul a un volumen normal.
     - Nada -dijo Michelle, que seguía sonriendo un poco.
     - ¿Por qué sonríes?
     - Por nada.
     - ¿Qué te ha hecho sonreír?
     - Nada. La vida, nada más. La situación."

     Tao Lin es uno de esos nombres que han entrado fuerte en las letras. Con tres novelas publicadas, y habiendo leído Richard Yates y Robar en Ammerican Apparel, estaba claro que tenía que seguir con la última. Aunque sólo fuera para terminar de decidir lo que pienso de sus letras. Por eso, hoy traigo a mi estantería virtual Taipéi.

     Conocemos a Paul, un joven veinteañero, escritor, que vive en Nueva York alejado de su familia y raíces asiáticas. En realidad no le importa demasiado, como casi nadie que lo rodea. Lo acompañamos en sus relaciones, y también en la ausencia de ellas, en su relación con su entorno, en sus pensamientos y divagaciones sobre el amor y vivimos sus adicciones. Está esperando comenzar su gira, pero eso tampoco le interesa demasiado.

     Siempre me hizo gracia cuando alguien me decía que no tenía claro si algo le había gustado. Hasta que me tropecé con Tao Lin. Este joven, con sus letras incómodas y sus miradas certeras a algunas de esas cosas que no queremos ver, me atrae irremediablemente a su obra. Aunque no me guste lo que me dice igual que no nos gusta oír en voz alta esas verdades que sabemos en nuestro fuero interno. Y un claro ejemplo es el protagonista de Taipéi. Tao Lin utiliza un estilo desprovisto de emociones, tal vez porque según él mismo su aprendizaje se produjo en las redes y, por mucho que nos empeñemos, las redes son la forma más impersonal que tenemos de socializarnos. Y así lo percibimos en cada frase, en cada párrafo construido justo con ese propósito (para muestra la presentación que nos hace de quienes van asomando en su vida "nombre, edad"). Paul puede relacionarse con un grupo de gente afín a él, puede ir a fiestas, observar, enamorarse... incluso se droga o consume alcohol. Pero a él lo que le interesa, su verdadera adicción, es la tecnología. No le importa no moverse de casa, necesita no relacionarse de forma física y no tiene ningún problema en admitirlo siempre y cuando tenga un enchufe al que conectarse.
     Es difícil contar lo que sucede en un libro en el que el protagonista parece empecinado en que no le suceda nada y el autor opina exactamente igual. Y es difícil explicar la conexión y el fastidio que podemos llegar a sentir con Paul, esa necesidad de seguir leyendo para ver si lo atropella el metro o si finalmente madura y comienza a moverse. Paul se casa con Erin, y pensaréis que entonces sí que suceden cosas, porque decide ir a Taipéi y las drogas reaparecen, pero no, no tenemos la impresión de que le suceda nada importante o de que, como decía al comienzo, le importe nada de lo que hay a su alrededor.

     Lo que más sorprende es la apatía del protagonista, la del autor, y los rasgos que podemos reconocer de toda una generación en esas palabras medidas, asépticas, indiferentes. Y nos revolvemos incómodos. Pero no podemos parar de leer. Porque es condenadamente bueno. Así que volveré a leer a Tao Lin.

     Y vosotros, ¿hay personajes que os caen mal y aún así os ganaron la partida en sus novelas?

     Gracias

40 comentarios:

Tatty dijo... [Responder]

Este autor no lo conocía y el libro tampoco, pero es uno de esos que no me atrae así que lo dejo pasar.
Besos

ANDI COR dijo... [Responder]

No conocía al autor, ni tampoco esta novela, pero has conseguido levantar mi interés: ¿una novela en la que no sucede nada pero que engancha? Creo que tengo que leer cómo se come eso. Feliz Viernes

Xula dijo... [Responder]

Es lo que se definiria como "existencialismo", no? Un poco (guardando mucho las distancias) al estilo de Marcel en El extranjero o Gregor en La metamorfosis. Genial, pues me la apunto. Para meses mas oscuros, eso si, ahora en verano no creo que me viniera bien. Me paso algo muy parecido cuando lei "Azul casi transparente" por error, pensando que era de Murakami (Hariko) y luego resulto ser "otro Murakami". Entiendo lo que dices cuando no estas muy segura de si te ha gustado o no. Besos

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Lo leeré porque lo tengo y porque a mí me gusta que me incomoden, en el sentido de hacerme revolver en el asiento y cuestionarme cosas. Totalmente de acuerdo contigo en esta frase que dices: por mucho que nos empeñemos, las redes son la forma más impersonal que tenemos de socializarnos. Especialmente en la parte de por mucho que nos empeñemos, seguramente porque pienso que las redes, en todo caso, son un trampolín, una excusa, un medio, pero nunca un fin en sí mismas (siempre hablando de "socializar").

Besos y buen fin de semana!

Laura dijo... [Responder]

No lo conocía, ni al autor ni a la novela, y no pinta mal. Si que hay protagonistas que me han caído fatal pero me han atrapado :)
Besos!

albanta dijo... [Responder]

No lo conocía y me dejas unp poco dudosa. No se si esta novela es para mí.

Francis dijo... [Responder]

Bueno una reseña muy interesante¡¡ Habrá que darle una oportunidad a este autor¡¡¡ Gracias por la recomendación, llama mucho la atención... nos leemos¡¡

Agnieszka dijo... [Responder]

Es difícil leer novelas cuyos protagonistas te caen mal o no los comprendes. "La montaña mágica" de Mann es uno de esos libros para mí. He intentado leerlo varias veces pero no aguanto a Castorp. A lo mejor un día...

Marya dijo... [Responder]

A mí sí me ha pasado eso que cuentas. De hecho, en el último libro que he leído uno de los personajes era de lo más extraño. Parecía una buena persona pero siempre se dejaba entrever que había algo extraño en ella y por momentos me caía genial y en otros la odiaba jaja Un besote :)

Azalea Real dijo... [Responder]

Uf, es difícil que un personaje relevante me caiga mal y aun así sea capaz de disfrutar de la novela, sobre todo si se trata del protagonista, pero yo diría que cosas más raras se han visto. No creo que lea esta novela si el autor se empecina en que al protagonista no le suceda nada.

Un beso.

Luna Llena dijo... [Responder]

Me llaman mucho la atención dos cosas, la primera que me encanta que las novelas me hagan hacerme preguntas, que me remuevan en la silla; y segunda, el uso de las redes sociales que me ha costado entender (y hablo de las relaciones humanas a través de ellas).

Un abrazo!!

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Lo que sí me ha pasado alguna vez es que un personaje me haya caído mal al principio pero luego haya terminado entendiéndolo. Un besote.

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Que sí, que sí, que es verdad que a veces cierras el libro y no sabes si te ha gustado o no. Parece una locura pero es cierto. A veces sales de dudas dejando reposar un poco la lectura.
Por cierto, hoy no me dejo tentar ;-P

Lady Aliena dijo... [Responder]

Poco autores asiáticos he leído, y mira que me llaman la atención. Así que éste también lo apuntaré.
Besos.

CHARO dijo... [Responder]

A tu pregunta te diré que aunque me caiga mal el personaje si la novela es interesante yo la acabo.Besicos

Happiness life dijo... [Responder]

Pues hay pocos personajes con los que me haya sentido así <3

Nesa Costas dijo... [Responder]

Me parece algo "bueno" darse de bruces con las cosas incómodas, eso si , depende del momento. Me lo anoto, porque me has dejado intrigada, y a ver como lo llevo.
Me han gustado las reflexiones de tu post. Totalmente de acuerdo contigo.
Suelo preferir personajes que me caigan bien... pero los hay que, con todo, te atrapan.
Besos y buen finde!!!

Patricia entre Sueños dijo... [Responder]

¡Hola!
No conocía ni al autor ni el libro, pero has hecho que tenga mucha curiosidad.
Un beso

Margari dijo... [Responder]

Esta vez no me tienta mucho así que lo dejo pasar.
Besotes!!

Leyna dijo... [Responder]

No conocía ni al libro ni al autor, así que gracias por la reseña :P

Besooooos ^^

Cartafol dijo... [Responder]

Este no me llama..

Sara O. Durán dijo... [Responder]

Yo creo que los nefastos son los personajes que más huella nos dejan...
Tao Lin, debo leerlo.
Besitos de anís.

Emma dijo... [Responder]

No me suena este libro pero la verdad es que no me llama demasiado. Creo que lo voy a dejar pasar :)

Aglaia Callia dijo... [Responder]

No conocía el libro, o al autor, y me ha impresionado gratamente lo que cuentas. De hecho que podemos terminar un libro con esa sensación de que nos ha atrapado y convencido pese a... en este caso, el tema del protagonista; es un gran mérito del autor. Gracias por la reseña.

Besos.

Marisa C. dijo... [Responder]

Me resulta un tanto extraño este libro, por lo que cuentas de él. No lo conocía, ni tampoco al autor, pero tengo la sensación de que no congeniaríamos. Para mí es difícil entrar en una historia en la que no conecto con el prota, al menos hasta ahora. Abrazos.

Oriana Lady Strange dijo... [Responder]

No conocía este autor. Tu interesante reseña hizo que me interese, veré si lo encuentro por aquí.
Cariños…

Sheol13 dijo... [Responder]

Interesante propuesta llena de realismo, me gusta. Estoy seguro de que hay algún personaje, pero ahora no recuerdo. Un abrazo.

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Hay muchos personajes en la literatura que terminan cayendo bien. Ahora no se me ocurre cual nombrarte.
Saludos.

La biblioteca de Seshat dijo... [Responder]

Pues tiene algo que llama la atención, pero no sé si me animaré, porque tengo miedo de que la apatía del protagonista acabe estresándome. También esa extraña sensación de estar esperando que suceda algo y quedarme con las ganas jajaja
Muchas gracias por la reseña :)

Un fuerte abrazo,
Nimue

Susan dijo... [Responder]

Holaaa
Le verdad no conocía el libro,¿Que cae mal pero engancha? Interesante,si he leído protagonistas que no soportaba y las historias se me hacían igual. Así que sin duda apunto este libro en mi lista. Buena reseña. Saludos

Kyoko dijo... [Responder]

Un personaje que representa una generación hastiada... me gusta, y mucho. Un personaje que cumpla con lo que preguntas al final de la entrada, mmmm creería que Hazel de 'Bajo la misma estrella'; todos la amaron pero a mi me fastidió muco y aún así me ganó al final (pero sólo un poquito).
Besos

Nina dijo... [Responder]

Personajes que no te caigan bien Cersei de Juego de tronos y mira que me encantan sus capitulos xDDDDDD

Cristina_Roes dijo... [Responder]

Mientras te leía me decía a mi misma: -este no me lo llevo. Uf no! Como que no me apetece.
Hasta que de repente te leo diciéndome: -no podemos parar de leer. Porque es condenadamente bueno.

Pero que me estás contando??? (Jajajajaja) a lo largo de tu reseña he llegado a sentir compasión por ese: lo leí -aunque solo fuera por terminar de decidir lo que pienso de sus letras.
Está claro que calor, madrugón y sábado es una mala combinación para mi buen procesar.... te volveré a leer, trantando de ver tus gestos para saber interpretar tus palabras. Porque del "este va a ser que no" al "ostras pedrín que no puedo dejarlo pasar" contigo me va de un punto y seguido. ;)

Gracias por tu reseña! Has logrado despertarme.

Besazo

Carax dijo... [Responder]

Este no me tienta. No estoy para apatias, ya tengo bastante con la mia propia.
Besos

Rober dijo... [Responder]

Pues me voy con autor que no conocía bajo la manga. Y además me da la sensación de que es de esos que hay que descubrir por uno mismo. A priori que en una historia no ocurra gran cosa, que el protagonista no ambicione gran cosa, no parece un gran reclamo. Pero claro, a veces de ahí salen precisamente las mejores historias.

Besotes!

Darío dijo... [Responder]

Gracias por este aporte. Creo que será una gran lectura. Un abrazo.

BEATRIZ dijo... [Responder]

Pienso en el protagonista de El perfume.Quién puede gustarte menos y tenerte más atrapada ?

Shorby dijo... [Responder]

Por supuesto!
De hecho, Heathcliff (Cumbres Borrascosas) es ultra odioso y sin embargo un personaje que me encanta =)

Besotes

Bea Mendes dijo... [Responder]

Curiosa la historia que cuenta el autor y, también, curioso personaje. Habrá que ver como nos trasmite esa apatía por todo, el autor.

Ariel dijo... [Responder]

Con tu reseña has despertado mi curiosidad hacia este "particular" autor.

Apuntado queda.