sábado, 31 de mayo de 2014

Ojos y manos y libros




     Se viene hablando desde hace ya días de la Feria del libro de Madrid, normal, allí las casetas se cuentan por cientos y los visitantes... bueno, no quiero aventurarme pero supongo que os podéis hacer una idea. Sin embargo no todos podemos acercarnos a esta feria y, quien más y quien menos, tiene una cerca de casa a la que una vez al año nos asomamos. Y esa es la nuestra, nuestra Feria.
     No soy una persona especialmente mitómana y la cosa no cambia cuando hablo de escritores, a fin de cuentas ¿qué es un escritor sino una persona en cuyas manos pongo mis cinco sentidos durante unas cuantas horas? Espera, dicho así... bueno, tal vez si que haya alguno que otro al que mire de una forma especial. Y tal vez por eso, durante unos días me una al gentío que recorre casetas aún sabiendo que no realizaré apenas compras. Porque en mi feria del libro lo que me importa es mirar. Y sí, miro mucho a los escritores cuyas obras he leído. Supongo que si tuviera que explicarlo me pasaría un poco como a quien le preguntas qué es lo primero que mira en alguien del sexo opuesto y te contesta que los ojos cuanto en realidad le mira el culo o las tetas o un palmo por debajo de los abdominales. Mentimos. Y yo reconozco que tampoco les miro los ojos sino las manos. Ahí va una manía, pero me llama la atención ver como sujetan el bolígrafo a  la hora de firmar o si colocan el libro más o menos inclinado para escribir la dedicatoria de turno. No me preguntéis el motivo. Y también observo las caras de quienes esperan asomándose por encima del hombro de quien tienen delante para poder llevarse una mirada, incluso una sonrisa del autor de moda o de aquel que compraron porque en sus estantes no puede faltar un título suyo que haya salido al mercado. O la mirada del escritor que acude por primera vez a una caseta y le ves los nervios pensando en si habrá alguien dispuesto a dejarles un libro para que estampe en él su marca personal; o la del futuro autor que acude soñando que tal vez, y sólo tal vez, dentro de un tiempo pueda ser él quien se siente a sudar bajo el sol y sonreír a quienes se animan a acercarse.

     Y así una feria que debiera de ser de libros se convierte para mi en algo muy distinto. Es un mundo de ojos y manos y pies que se estiran hasta apoyar sólo la punta y así aparecen otros ojos que se asoman. Miradas que van de silla en silla, de mesa en mesa, y que luego se deslizan por títulos que conocían o por otros que quieren descubrir. Ojos que buscan un título, un nombre; manos que se alargan deslizando los dedos por portadas que muchas veces no pueden llevarse a casa (la economía siempre manda en estos casos) pero que en una suerte de movimiento reflejo nos desobedecen y se dejan guiar por los ojos. Y manos, y ojos, y libros, y manos...

      Como comentaba al principio, tal vez no podamos acudir a una feria del libro repleta de casetas, pero estoy segura de que todos tenemos una feria, una librería, biblioteca... en la que nos adelantamos a lo que será un placer seguro.
     Este año os propongo disfrutar de la feria con los cinco sentido: ver todo lo que nos ofrece, degustar las palabras, oler a libro nuevo y papel, escuchar las conversaciones, la recomendación del librero y tocar, tocar libros, lomos, páginas. Y sobre todo, recordad que no es algo que suceda un día. Tal vez las ventas de estos días ayuden a que muchas librerías puedan salir adelante un tiempo, pero las librerías pueden ser lugares mágicos todos los días del año.

     Y vosotros, ¿acudís a las ferias que os cogen cerca?

     Gracias

57 comentarios:

Alejandro Romera dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho tu post. A mí me encanta caminar en la feria del libro y perderme sin prisa entre las casetas. Tocar libros, leer sinopsis, descubrir portadas originales. Casi siempre vuelvo con más libros de los que inicialmente pensaba comprar, pero es un pequeño vicio irresistible jeje. Disfruto mucho paseando una mañana soleada entre las casetas.
Un beso!

Tamara López dijo... [Responder]

Hola :D
Y yo muero de envidia con vuestras ferias... Yo vivo en un pueblo en el culo del mundo y por aquí cerca no hay ninguna!
Un beso ^^

Tatty dijo... [Responder]

Me ha gustado descubrir estas observaciones, no me había parado a pensar en esos aspectos. La feria de aquí es tan poca cosa que no es que se disfrute mucho, cuando puedo me gusta escaparme a la de Madrid
Besos

Carlos del Barrio dijo... [Responder]

Te entiendo perfectamente. Esa liturgia conlleva mucho más que la simple compra de un libro que lo puedes realizar por internet, en un supermercado o en cualquier gasolinera si el libro es anunciado en Telecinco.
Muchas veces lo bello, lo motivante es el proceso, olores, miradas, gestos, nervios, dudas...reacciones.
Estoy de acuerdo, me encanta todo el ambiente que rodea las Ferias o las bibliotecas...
Te dejo, voy a misa. Eso de ser cura tiene sus cosas...

Cristina_Roes dijo... [Responder]

¡Qué bonita entrada!
Yo acudo todos los 23 de Abril a la Diada de Sant Jordi, en Barcelona. El resto del año procuro pasear con cierta asiduidad por esos lugares mágicos a los que haces mención... las librerías.
¡Feliz día!
Besos

Marisa C. dijo... [Responder]

Yo soy una de las que puede perderse en la marea de la Feria del libro de Madrid. Entre miles de personas, puedo ir a donde quiera sin que los vendedores de las casetas me miren con ojos golosones como ocurre en mi pequeña ciudad. Así que voy a poner en práctica tus 5 recomendaciones con los 5 sentidos. Abrazos.

Viviendo de risa dijo... [Responder]

Preciosa entrada, muy entrañable. Si hay montones de libros, allí estoy yo, sea lo que sea.
Me conmueven los mercadillos de libros usados desde que era niña.
Tendría yo unos 12 años cuando me compré en uno de ellos una Biblia de 1715. Llegué a casa diciendo, he comprado una joya.
Tienes que escribir sobre eso (quizás lo has hecho ya).
Como puedes ver, y como de costumbre, ya me la jugó mi mente saltarina (que me salí del tema). Un abrazo.

ethan dijo... [Responder]

Ay, qué sería de los libreros, distribuidores, editoriales y escritores sin las ferias. Sobre todo de los que no son los grandes que acaparan el mercado.
Besos.

Alejandro Vargas Sánchez dijo... [Responder]

Las ferias de libros, en mi caso la d Barcelona, me traen gratos recuerdos de cuando era un lector precoz q buscaba libros a doscientas pesetas. todavía m paso d vez en cuando por un mercadillo del centro para llevarme alguna ganga, aunque con el euro, evidentemente, hayan subido un poco. me encantó el artículo, un saludo.

Caminante dijo... [Responder]

Últimamente temo por mi economía e intento comprar más libros de segunda mano, que además tienen más encanto. Hace poco fue la Feria del Libro Antiguo y encontré un par de "chollitos"; me llamó la atención que a los libreros les cambiaba la cara (sonrisa) cada vez que les enseñaba el libro para que me lo cobraran.
Tu modo de asistir a la Feria me gusta, me gustaría ser capaz de llevarlo a cabo sin sucumbir una vez más a la compra compulsiva.
Un beso!

Lady Aliena dijo... [Responder]

Madrid me pilla a una hora escasa de casa. Hoy iban mis amigos a la feria, pero a mí me venía muy mal. En parte lo agradezco porque mi bolsillo anda resentido y ya caí en la feria que se celebró en mi ciudad hace unas semanas.
Me gusta mucho ir a estos saraos. La mayoría de las veces sólo voy a mirar, pero siempre vuelvo con un libro o varios en mis manos.
En cuanto a los de los autores...: alguna vez me ha ocurrido que teniendo uno delante no he sabido qué decir. Cuando alguien le dice "¿Me puede firmar el libro?", sólo atino a decir " ¿y a mí?". En fin. Hace mucho que no coincido con un autor de algún libro que me gustaría que me dedicaran, y lo echo de menos.
Besos y feliz finde.

Cartafol dijo... [Responder]

Aqui escasea todo eso, me conformo con ir cuando puedo a la biblioteca y curiosear

Enzo dijo... [Responder]

No soy muy mitómano como tú, pero si miro las manos de los autores y sobre todo como escriben las dedicatorias, me da por pensar cuánto aprecian al lector.
Espero disfrutar mucho de esta Feria del Libro de Madrid. Me chifla, se me olvida salir de allí.
Un beso.

Eva dijo... [Responder]

yo soy una enmaorada de la Feria del libro de Madrid y si puedo, al menos me acerco una vez. En Icudad Real, cuando hay es tan pequeña que en 10 minutos parándote, te la has recorrido entera, y repito, cuando hay.

Aydita dijo... [Responder]

Si pudiera si iría! besos

Framboise dijo... [Responder]

Me pasa como a ti: miro mucho los ojos tanto de los escritores como de los lectores y sus manos también.
Y como respuesta a tu pregunta...
:D dentro de un rato me voy a Madrid a "pecar" (poco.. el presupuesto se tiene que repartir entre varios pecados ;)y esperando que no llueva, que es lo clásico durante la Feria de Madrid.
Besos sonrientes

Rodericus dijo... [Responder]

Pues sí, normalmente las que tengo cercanas. El 23 de Abril, la que se celebra en el Paseo de Gracia de Barcelona, y si coinciden mis vacaciones, la de Santander, en el Paseo de Pereda.

Un beso.

CHARO dijo... [Responder]

Me gusta acudir a la feria del libro de Logroño que es la que me cae más cerca, también ha ocurrido que estando de vacaciones en la playa han puesto alguna pequeña feria y tampoco me la pierdo, hay veces que compreo y otras no.Besicos

Yahira potter dijo... [Responder]

Depende del año, si un año ando seca de dinero, no voy pero de normal tengo ahorros para un par de libros. Aunque siempre miro las firmas, y que si voy es por conseguir una
un beso

Oriana Lady Strange dijo... [Responder]

Hace poco tuve la oportunidad de ir a la Feria del libro, aquí en mi país se hace 1 vez al año.
Y también me ha gustado, como a ti, ver más allá de lo que se ve a simple vista. El lenguaje corporal nos habla más de las personas que ellas mismas. Poder ver el comportamiento de ese escritor que imaginamos detrás del libro es fascinante.
No sé muy bien como llegue hasta aquí, pero me alegra conocerte.
Tienes un blog muy interesante, en el que con tu permiso me quedo.
Cariños…..

Lunilla dijo... [Responder]

Yo también disfruto mucho yendo a pasear y ver a los autores y a la gente esperando esa sonrisa de su autor. Ver libros, leer sinopsis, rodearme de una de mis pasiones...

Este año va ser diferente para mí, va ser mi primera vez que lleve libros a que me firmen; antes solo les miraba y nunca me atrevía a dirigirme a ellos... ;)

Besos

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Preciosa entrada :) Muy sensitiva y, aunque no te lo creas, personal. Yo suelo mirar los culos, nunca me ha dado pudor decirlo. De la gente. De los autores miro su mirada y, también, sus manos (es como lo de las piedras ¿te acuerdas?, quisiera que esas manos ma hablaran, me transmitieran).

También me gusta mirar a la gente que espera, la gente que mira, los libros que cogen. Tantas historias...

Ya te he dicho abajo, el día 9 iré a la Feria del Libro de Madrid, si un pequeño problema que me ha surgido hoy no me lo impide. Sola y con todo el día por delante. Debiera de llevar una maleta de ruedas :P

besos!

Chincla SQ dijo... [Responder]

¡Hola!

La verdad es que ir a la Feria del Libro de Madrid es algo que tengo pendiente desde hace tiempo, pero ahora, en plena época de exámenes finales, y encima viviendo en Asturias, no tengo ni tiempo ni puedo permitirme un viaje solo para ir a allí.
Me encantan las ferias de libros, pequeñas, grandes y medianas. Hace unos días estuve en Gijón, y me estuve dando una vuelta por unos puestecitos que vendían libros nuevos y que tenían unos pocos autores noveles esperando.
Creo que la magia nace en esas pequeñas citas. Ves la tensión, el nerviosismo, su inexperiencia frente a las masas.

Me encanta observar y la verdad es que comparto tu opinión. Un feria de manos y ojos. De sentimientos, de emociones.

Un escritor guarda en él parte de lo que vierte en sus libros, y siempre es interesante conocer a la mano que agarra la pluma.

Un abrazo, y gracias por tu post

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Una entrada muy bonita, como siempre :) ¿Sabes? Tengo la suerte de contar con una suerte de feria cerca, que está abierta todo el año, pero la presencia de autores es escasa, de allí que no tenga muchas experiencias que compartir al respecto. Pero de hecho que cuando he podido asistir a alguna firma de libros, presto mucha atención a sus gestos, la forma en que ven a la persona que se acerca a pedirles una firma, el trato, el movimiento de la mano, en fin, todo. Observar es fantástico, puedes absorber tantas cosas en el proceso...

Besos y muy feliz finde.

AMALIA dijo... [Responder]

Siempre he disfrutado enormemente en la Feria del Libro de Madrid. Recorrer sus casetas me hace feliz. Y me encanta cuando me firman ejemplares los escritores que me gustan y tengo la suerte de que estén allí.

Estos meses que estoy en La Coruña, también aprovecharé toda ocasión para pasear por las exposiciones de libros.

Es bonito observar y tener en las manos tantos ejemplares.

Un besito. Muy feliz fin de semana.

mar dijo... [Responder]

Me ha gustado esa manera de mirar a escritores y libros, lo tendré en cuenta porque en Gijón ya tenemos cerca la semana negra. Besinos.

Bam dijo... [Responder]

Me encantaría que también se realizara por ecá. Sería genial y muy divertido n.n
Besos!

Sabri_Elentiya dijo... [Responder]

Hola!
Yo vivo en Argentina,pero se hacen en Bs As y me quedan muy lejos de donde vivo y hasta ahora no he tenido la oportunidad de ir a la Feria, aunque espero hacerlo pronto ^^
Besos

Estefanía dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho conocer tu visión en las ferias. Personalmente, no me fijo en las personas, sino sólo en los miles de libros nuevos y ya conocidos. Me fijo en aquellos libros que sé que me llevaré, y en aquellos que no podré tener, pero desearía. En mi ciudad hay Feria del Libro una vez al año, y jamás me la pierdo.

Un abrazo.

Rober dijo... [Responder]

Te ha quedado una entrada preciosísima :)

Por aquí tenemos más bien pocas ferias, aunque al menos intento que la Semana Negra de Gijón sea una de esas visitas obligadas, por lo menos una vez al año. Me ocurre como a ti y no soy de comprar demasiados libros. Al menos nuevos, en plan clásicos a precio casi regalado siempre cae más de uno :P

Besotes!

Mi sala de Lectura dijo... [Responder]

Me ha encantado tu entrada. La verdad es que ahora mismo por la localizacion de mi residencia habitual no me pilla ninguna feria a mano mas o menos, pero tengo ganas de ir a la de madrid, estoy intentando hacer planes para poder ir este año.
Besos

Nina dijo... [Responder]

En mi ciudad hay pocas ferias hacen una grande en septiembre, yo si que ire

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy es que mágico comprar un libro. Me ha encantado el enfoque que pusiste en esta entrada, te mando un beso y te me cuidas

Marisa G. dijo... [Responder]

Preciosa entrada Silvia, me ha gustado mucho y fíjate que yo casi ni miro a los autores, No sé si por pudor o no.. No me fijo en ningún detalle en concreto, con lo que luego tengo una imagen un tanto difusa. Por cierto, ayer mismo me dijo un autor que por la mañana la feria de Madrid andaba cortita de público. Besos

The An5a dijo... [Responder]

Hola^^
Me encantan las ferias*-*
Un beso

Teresa dijo... [Responder]

Me ha encantado tu entrada.
Yo este año voy a ir varios días a la feria del libro de Madrid, y me apetece un montón. El año pasado solo fui un día, y disfruté mucho de su ambiente. Este año, planificado, pinta aún mejor.
Un beso!

Shorby dijo... [Responder]

Siiiii!!!
Además, me encanta ir al Retiro en esta época =)

Besotes

Ana Bohemia dijo... [Responder]

Conocer a un escritor que se admira tiene que ser genial, la expectación, la curiosidad. Yo también le miraría las manos, para ver si tiene el típico callo de escritor sólo por curiosidad.
El olor a libro nuevo sólo se ve superado por el olor a libro viejo, con historia.
Saludos

Lemon Chaos dijo... [Responder]

Me gusta cómo describes el ambiente de las ferias. Yo también visito la de mi ciudad y me encanta pasearme por los puestecitos aunque no compre nada. Siempre me cuelo a mirar los talleres para niños. Cuando me canso me pongo a buscar joyitas a buen precio, que de vez en cuando encuentro.
Espero que lo pases bien en la feria :)

Laurita dijo... [Responder]

Me encanta esta entrada!! Porque es verdad que no todos tenemos esas grandes ferias cerca, pero siempre podemos acudira una pequeñita o una biblioteca. La verdad que me ha dado mucha curiosidad, porque yo también tengo la manía de mirarles las manos... y no sé el por qué, me alegra saber que no soy la única jiji.
Normalmente para acudir a una feria más o menos grande o con grandes autores, si tengo que desplazarme, pero merece la pena.

Un besito ^^

Cat dijo... [Responder]

Yo por "suerte" tengo la feria del libro de Madrid a 20 minutos andando. Todos los años que puedo me acerco, es más donde están las casetas a lo largo del año siguen abiertas para que puedas mirar y comprar libros. Es un espacio agradable la verdad. Aunque a veces frecuento más en "ferias" del libro cercanas también pero más pequeñas. Guardan más esencia para mi gusto.
Buen post!!
Un besote!^^

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Sí que asisto, me quejo, protesto, lloro por lo que no hay jajajajajajaja pero voy, este año la exprimí, creo que es cuántas más veces he ido y dusfrutado (tanta protesta para retractarme). Aunque sigo con la idea de escapar a una grande ;)
Besos

Carax dijo... [Responder]

Llevo años sin acudir, no se como me las apaño, pero siempre me pilla con examen cerca...
Besos

Leyna dijo... [Responder]

Yo iré a la de mi ciudad y puede que a la de la ciudad de al lado :P

Besoooooooos ^^

Jara dijo... [Responder]

En una feria del libro hay mucho que mirar, no sólo libros, tienes razón. La de Madrid tiene muchas ventajas en ese sentido porque hay muchas casetas, muchos libros y mucha gente. Y como no, muchos autores.
Yo ya he hecho mi primera visita. En fin de semana miro más de lo que compro. Y sí, me paro a mirar a los autores, de su actitud y de su forma de relacionarse con los lectores también se aprende. Para comprar con calma, ya seleccionados los títulos que puedo abarcar sin caer en la ruina, voy un día de diario y la saboreo de otra forma.

Besos

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

No soy muy de ir a ferias, la verdad. No necesito una ocasión especial para perderme viendo libros. Jajajaja. Besotes!!!

Ana Meyling dijo... [Responder]

Hola!
Me ha encantado el post, en Barcelona esta Sant Jordi y me encanta ir y perderme por las paradas, al igual que perderme en las librerias y bibliotecas... Al fin de cuentas lo que nos importa es el libro.
Un besito, nos leemos ^^

Nesa Costas dijo... [Responder]

Vengo a comentar hoy, pero la entrada la lei ayer... Y seguí tu recomendación, que hoy fui a la de mi ciudad fijandome en estos detalles. La he disfrutado muchísimo mas :-)
Evidentemente es una feria modesta, pero estaba hasta los topes (igual porque es el ultimo dia, domingo y no llueve, pero habia un montón de gente)
Compre poco, hay que repartir el presupuesto para que los cuatro salieramos contentos, pero ya he fichado títulos y nuevos autores para la próxima visita a mi librero, al que vi muy, muy ocupado y casi ni lo pude saludar. Eso tambien me alegró jeje
Me encantó esta entrada, es fantástica. Enhorabuena.
Yo si soy un poco mitómana, pero lo de las colas lo llevo muy mal jejeje
¡Besos!

Maria_cazadoradesyl dijo... [Responder]

Precisamente como te decía me fije en muchas cosas.
En como se les iluminaba la cara a muchos de ellos, como te preguntan cosas, quieren saber si has leído algo suyo, porque lo vas a hacer ahora...aisss eso sí y como he dicho en la entrada que he puesto hoy,
Odio la mediocridad de la gente, el que vayan solo a por el famoso de turno y al escritor de verdad se le deje de lado grrr

besotes mil

Cristina R. dijo... [Responder]

Nunca he ido a ninguna, pero tiene que ser genial. A ver si organizan pronto alguna cerquita de aquí y voy.

Un besito.

sabores compartidos dijo... [Responder]

Hace tiempo que no paso por la feria lo bueno es que luego además te puedes dar un paseito por el parque.
unos besotessssssssssss

lecturina si dijo... [Responder]

Hola Mientras Leo, me ha gustado mucho tu entrada. Me gustan las ferias aunque a veces agobian un poco con tanta gente, que se acercan más porque están los escritores que los propios libros, aunque sin unos no habría los otros. Por eso a veces prefiero el silencio de las bibliotecas donde te encuentras solamente con los libros. Gracias por la entrada y por la reflexión. Feliz semana.

Javier Huertas dijo... [Responder]

Me encanta tu sensatez, coherencia y lógica. Mañana volvamos a nuestro librero o nuestra biblioteca. Gran apreciación!!!

Meg dijo... [Responder]

"...aún sabiendo que no realizaré apenas compras..." ironía ON??? :-P La feria de aquí es muy pobre,desde su cambio de ubicación ha ido a menos. No he ido a otras, bueno, sí, una vez fui a la de Sevilla, me encantó. El caso es que por muy pobre que sea cada año la de aquí, voy, me encanta recorrerla.Bonita entrada.

PD: Pues perdone usted pero yo no miento y no miro a los señores a esas partes que usted menciona, ni a los escritores. También tengpo mis preferencias o manías, que no vienen ahora al caso :-) Un beso!

Zazou B dijo... [Responder]

Acudo, acudo, aunque no llevada por la mitomanía (que la padezco, pero también a nivel lector y de una forma un tanto caprichosa). Acudo porque es la excusa perfecta para llevarme más libros a casa. Acudo porque es un placer desmedido el pasear entre esas hileras de libros, charlar con los libreros... y mirar, sí, a la gente. Instinto portero, chafardero y peliculero. Ver la actitud de las personas en medio de los libros, escuchar sus conversaciones e incluso imaginar. Una escapadita divertida, sobre todo.

Un beso.

Icíar dijo... [Responder]

he ido a la de Madrid. La verdad es que no encuentro que haya tanto escritor, al menos yo no los conozco, pero sí que encuentro a muchísimas caras conocidas como Nieves Herrero, Judith Mascó, Ernesto Ekaizer, y muchos otros periodistas del estilo.
Mr gustó ver a Julia Navarro, y a Rosa Montero, por ejemplo, pero no tengo problema en esto, ya te digo, ya que leo creo que mucho más a escritores extranjeros que españoles.

Isa dijo... [Responder]

La mía es pequeñita, para mí mucho mejor, y confieso que no necesito tanto a los escritores, me conformo con pasear y ver los libros.