viernes, 30 de mayo de 2014

Ávidas pretensiones. Fernando Aramburu




     "El coche fúnebre entró en Morilla del Pinar por la única carretera del pueblo. Juanjo Changa, que lo conducía escuchando canciones mexicanas a todo volumen, redujo la velocidad por si se terciaba comprobar en el semblante de algún lugareño los efectos de la ocurrencia. La ranchera que sonaba en aquellos momentos coincidió con el tintineo camparil, pueblerino, chiquitito, de las nueve."

     Fernando Aramburu es una de las voces sólidas de nuestra literatura. Lo mismo consigue meterte en una triste historia reciente, que te lleva a imaginar agencias de viajes con destinos como Antíbula y también consigue hacer reír. Al menos a mi. Por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, Ávidas pretensiones.

     Viajamos a Morilla del Pinar, allí se celebran unas jornadas poéticas de tres días de duración. Un convento como sede y casi una treintena de poetas serán los ingredientes de esta novela galardonada con el Premio Biblioteca Breve en la que iremos conociendo a estos poetas y sus historias personales y enredos mientras dura el congreso.

     Alguna vez he comentado que no soy una persona que se ría con facilidad leyendo un libro. Bien, con este me he reído. Aramburu nos coloca un narrador que, evidentemente, tiene muy poco aprecio por sus personajes. Así que no puede evitar un soniquete a sorna en casi todas sus palabras que hace que incluso las partes dramáticas nos lleven la sonrisa a los labios. De este modo consigue que el narrador se convierta en una suerte de protagonista fantasma de una historia, en la que nos demuestra sus filias y sus fobias sin pudor alguno. Ya nos avisa nada más comenzar la novela de que no nos dirá que poetas se esconden tras los nombres, consiguiendo que fijemos nuestra atenta mirada en los detalles desde la primera página y provocando que nos preguntemos en quién pensaba el autor: no os molestéis, ya dijo que simplemente vio una convención así (o no así, simplemente eran poetas) en Alemania y de ahí partió la idea.

     Sumemos al tono y la ironía que destila, las rarezas, las historias y el ego que pueden destilar estos protagonistas y ya empezaremos a comprender lo que nos cuenta Aramburu. Pero no es simplemente eso, sino que también nos habla de las personas. No sé si habéis acudido a un congreso alguna vez, yo sí. Por supuesto no era un congreso tan lírico como este... pero algo tiene de verdad ese reflejo de microcosmos por unos días, ese mirarse unos a otros y hacer corrillos, reírse y meterse el dedo en el ojo y contar chistes y anécdotas sabiendo que otras nuevas se están fabricando en ese momento. Todo esto mezclado con las fantásticas formas que el autor ya nos ha demostrado que tiene más de una vez, es lo que nos deja en Ávidas pretensiones. Y unas cuantas cosas más, si nos paramos entre sus afiladas letras.

     Es viernes y os propongo conocer a Changa, Susana, Charli o La Nivea en una historia que entre tonos de humor, chistes incluidos, nos deja ver momentos dramáticos. Una novela francamente divertida que, os aviso, puede hacer que soltéis una carcajada en mitad de una sala de espera, por poner un ejemplo. Pero digo yo, ¿a quién no le gusta reír?

     Y vosotros, ¿me podéis decir un libro que os haya hecho reír?

     Gracias

37 comentarios:

Lady Aliena dijo... [Responder]

Me has convencido. Tomo nota del libro porque creo que me va resultar muy agradable de leer. En cuanto a reírme con un libro. Siempre saco alguna sonrisilla con alguno, pero no recuerdo uno que me haya hecho reír.
Besos.

Xula dijo... [Responder]

Quiza a mi me resulte mas sencillo reir que llorar con una novela. Aunque tengo que reconocer que mi sentido del humor es especial, y puede hacerme mucha gracia o ninguna. No se si me reire tanto como tu, pero al menos voy a apuntarla a ver que pasa. Y de reir, reir: Terry Pratchett siempre estará el primero de mi lista, y tambien algunas partes de Mendoza (lei Sin noticias de Gurg a los 17 y me rei mucho mucho mucho) Besos

Tatty dijo... [Responder]

A mí también es difícil hacerme reir con los libros y por eso no me suelen llamar demasiado la atención, en este caso a pesar de que te haya gustado creo que no me lo llevo anotado
Besos

Meg dijo... [Responder]

Hace tiempo que no leo uno cuyo objeto sea al 100% hacer reír. Si que he leído algunas conbinaciones de humor/emoción y la que más me ha gustado recientemente ha sido la madre de Palomas. Me llevo este que nos traes. Un besote!

Laura dijo... [Responder]

Yo tampoco soy mucho de reírme ni con los libros ni con las películas, pero hace años me reí muchísimo con uno que se llamaba La otra. No recuerdo el nombre de la autora, pero se me caían hasta las lágrimas mientras lo leía.
Besos!

Tamara López dijo... [Responder]

Hola :D
Este no me llama mucho...
Un beso ^^

Nesa Costas dijo... [Responder]

Me lo apunto. Me gustan los libros capaces de arrancar carcajadas sobre todo por lo dificil que es.
El último que me hizo reír: Ha vuelto.
¡Besos y buen finde!

Cartafol dijo... [Responder]

No soy de risa fácil,pero recuerdo algún que otro momento divertido de la protginista de Cuatro esquinitas tiene mi cama que leí no hace mucho , frliz fin de semana

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Hace tiempo que ando con ganas de leer algo que me haga reír, que últimamente estoy demasiado volcada en la novela negra. A ver si le doy una oportunidad a éste.
A mí me hizo reír mucho "La importancia de llamarse Ernesto". Es un humor muy sutil, pero me hizo mucha gracia. Un besote.

Rober dijo... [Responder]

Uh, pues yo soy de los que les cuesta también lo de la sonrisa entre páginas, no sé. Supongo que es menos común que en el cine o que en la televisión.

A veces uno se sonríe con alguna cita, alguna frase o alguna observación. Pero novelas que me hayan mantenido en una sonrisa más constante no hay demasiadas. Que se me venga a la cabeza, quizá "El Preticante" de Alberto Puyana. No tenía muchas más pretensiones y no es un humor que cala en todo el mundo, pero a mí me entretuvo.

Besines! ;)

Rober dijo... [Responder]

Uh, pues yo soy de los que les cuesta también lo de la sonrisa entre páginas, no sé. Supongo que es menos común que en el cine o que en la televisión.

A veces uno se sonríe con alguna cita, alguna frase o alguna observación. Pero novelas que me hayan mantenido en una sonrisa más constante no hay demasiadas. Que se me venga a la cabeza, quizá "El Preticante" de Alberto Puyana. No tenía muchas más pretensiones y no es un humor que cala en todo el mundo, pero a mí me entretuvo.

Besines! ;)

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Hoy nos traes un libro por el que llevo tiempo sintiendo curiosidad pero, que no sé por qué, no acabo de decidirme a llevar a casa. Me gusta la prosa del autor, pero no siempre comparto con él ese sentido del humor. Me lo pienso. Bss

Manuela dijo... [Responder]

Yo tampoco soy de mucho reír con los libros. Tomo nota de éste porque creo que me puede gustar.
A mi el último libro que me ha hecho reír y a carcajadas, además, es el que reseño hoy: Una madre. Claro que también me ha hecho llorar...
Besos

Tizire dijo... [Responder]

Me cuesta encontrar libros que me hagan reír, así que si este lo ha hecho contigo, me fijaré en él. El título me encanta y la premisa de la que parte también. 1beso!

Darío dijo... [Responder]

Uyyy!!! Qué bueno. Esto es una urgencia. UN abrazo. (Yo siempre voy a hablar del Quijote, algunos de Marías también me hacen reír fuerte)

Happiness life dijo... [Responder]

pues aunque no he leído muchos libros de este tipo siempre está bien probar algo diferente ^^
gracias <3

albanta dijo... [Responder]

No soy de risa floja y cuando unl ibro me hace reír es que ya tiene mérito. Me llevo tu propuesta.

albanta dijo... [Responder]

No soy de risa floja y cuando unl ibro me hace reír es que ya tiene mérito. Me llevo tu propuesta.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Hace mucho que no leo con un libro, me pasa como a Albanta, no es fácil hacerme reír, así que me vendría muy bien tu propuesta. Y respecto a ese libro con el que río sí o sí y por el que voy con frecuencia para relajarme, es Buenos presagios, una maravilla.

Besos.

Nina dijo... [Responder]

Yo me he reido mucho con BUkowski en Cartero.

loquemeahorro dijo... [Responder]

Promete, promete.

Yo me estoy leyendo Don Clorato de Potasa y a ratos alguna risa sí que cae, y hace poco con Un Abril Encantado, también he llegado a reír, aunque más a sonreír.

Arila dijo... [Responder]

Es difícil que un libro me haga reir la verdad, ya no me acuerdo de cuál fue el último que lo consiguió... Un beso!

Azalea Real dijo... [Responder]

Pocos libros me han hecho reír, la verdad. Pero con la ironía y el sarcasmo seguramente este autor consiga algo... :)

Besos.

Azalea Real dijo... [Responder]

Pocos libros me han hecho reír, la verdad. No me importaría leerlo si tan cargado de ironía y sarcasmo está :)

Besos.

Jara dijo... [Responder]

No son muchos los libros que me han hecho reir, aunque siempre destaco a Eduardo Mendoza y Sin noticias de Gurb. Este tipo de libro quizá no sea la quintaesencia de la literatura pero qué bien viene tener uno a mano para determinados momentos.
Me llevo tu propuesta, sin ninguna duda, me has convencido.

Besos

Margari dijo... [Responder]

También me cuesta reírme con los libros, así que me llevo anotada tu recomendación de hoy. Libros que me han hecho reir... Sin noticias de Gurb y La venganza de don Mendo son las que ahora recuerdo.
Besotes!!!

Amanda Exposito dijo... [Responder]

Hola!! pues ahora no caigo pero si hay algun libro que me haya hecho reir, aunque ahora no se jeje los de megan maxwell me sacan alguna que otra risilla y once escandalos para enamorar a un duque tenia salidas muy buenas.

Saludos!!

lecturina si dijo... [Responder]

Hola Mientras Leo, en este caso dejo pasar tu recomendación. Si que suelo reírme con los libros, no sé si carcajadas pero sonrisas me han sacado unos cuántos, y es que a veces los personajes tienen cada ocurrencia que no puedes dejar pasar unas risas. Gracias por la reseña.

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy parece interesante me lo anoto. Solo se me ocurre vampiro soltero busca, pero es un libro romántico. Te mando un beso y te me cuidas.

Enzo dijo... [Responder]

Estos libros en los que reunen a escritores, en este caso poetas, y el autor se encarga de desnudarlos para que conozcamos lo que hay dentro me gustan, si le añadimos el sarcasmo y el humor, me resultan irresistibles.
Un beso.

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Aramburu, otro agujero negro en mis lecturas, otro autor por estrenar. Qué angustia. Tengo varrios libros de Aramburu a los que he echado el ojo, si esté hace reir se pone en cabeza. Me es más fácil llorar con un libro que reir, sonreir no me cuesta, pero una risa de estás casi carcajada me es más costoso. Lo de la convención de poetas (o escritores) me suena de algún otro libro... Es verdad que los Congresos (de lo que sean) son un microcosmos muy particular, los he vivido desde fuera y desde dentro y daría para, precisamente, escribir un libro (o varios).

El último libro que estoy leyendo (uno de Ichikawa) me ha arrancado alguna sonrisa, inesperada además porque es un libro al que he ido a ciegas.

Besos y buena Feria del Libro (yo iré el día 9 si todo va bien o al menos no va mal)

AMALIA dijo... [Responder]

Creo que me gustará leerlo.

Pues recuerdo un libro que me divirtió mucho hace ya años: "La tesis de Nancy", de Ramón J. Sender.

Un besito.

Shorby dijo... [Responder]

Siempre me río muchísimo con Terry Pratchett y con Christopher Moore... pero lo del humor es tan subjetivo...!

Besotes

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Lo quiero, sí, desde que lo vi por la libreria me llama por la risa y la ironía (también por ese ciprés alargado que sacaste de aquí???)
Novela de risa, tanto no sé pero por ejemplo, La dulce envenenadora me hizo casi reír.
y hace poco me sonreí con Cartarescu (pero no lo he terminado!) encantan estos libros de vez en cuando. Ya tengo dos posibles siguientes.
Besitos y risas

Carax dijo... [Responder]

Con el humor que tengo yo, lo payasa que soy, y lo que me cuesta reírme con los libros! Lo tendré en cuenta, le echaré un vistazo en la librería
Besos

Ismael Cruceta dijo... [Responder]

Tengo muchas ganas de leerlo! gracias por tu reseña!
yo me río muuuucho con los libros, cuando me hacen gracia, claro, jajaja (la frase es un poco absurda pero es así)
A ver, acabo de leer una reseña de Ensayo sobre la ceguera y recuerdo que de Saramago me moría de la risa con Caín, que ironía más brutalmente buena!
Un besote!

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Creo que lo único que leí en comedia fue un cómic y ya te lo recomendé.
Una novela completa de humor, no leí nunca, pero me he reído con muchos pasajes de muchos libros.
Saludos.