jueves, 20 de diciembre de 2012

Cuento de Navidad. Ray Bradbury




     Parece que todo el mundo habla ya de la Navidad, y no, no voy a ser tan original como para no hacerme eco de estas fiestas (aunque por un momento dudé si traer algún libro sobre mayas, como una trilogía bastante conocida, debido a que se acabará el mundo en unas horas). Al final, apuesto por las fechas, las sonrisas, las comidas familiares y lo bueno y malo que todo esto implica. Hoy comparto un cuento con vosotros,Cuento de Navidad, por Ray Bradbury.

Cuento de Navidad.

     El día siguiente sería Navidad y, mientras los res se dirigían a la estación de naves espaciales, el padre y la madre estaban preocupados. Era el primer vuelo que el niño realizaría por el espacio, su primer viaje en cohete, y deseaban que fuera lo más agradable posible. Cuando en la aduana los obligaron a dejar el regalo porque pasaba unos pocos kilos del peso máximo permitido y el arbolito con sus hermosas velas blancas, sintieron que les quitaban algo muy importante para celebrar esa fiesta. El niño esperaba a sus padres en la terminal. Cuando éstos llegaron, murmuraban algo contra los oficiales interplanetarios.
     - ¿Qué haremos?
     -Nada, ¿qué podemos hacer?
     -¡Al niño del hacía tanta ilusión el árbol!
     La sirena aulló, y los pasajeros fueron hacia el cohete de Marte. La madre y el padre fueron los últimos en entrar. El niño iba entre ellos, pálido y silencioso.
     - Ya se me ocurrirá algo- dijo el padre.
     -¿Qué...? -preguntó el niño.
     El cohete despegó y se lanzó hacia arriba al espacio oscuro. Lanzó una estela de fuego y dejó atrás la Tierra, un 24 de diciembre de 2052, para dirigirse a un lugar donde no había tiempo, donde no había meses, ni años, ni horas. Los pasajeros durmieron durante el resto del primer "día". Cerca de medianoche, hora terráquea según sus relojes neoyorquinos, el niño despertó  y dijo:
     - Quiero mirar por el ojo de buey.
     - Todavía no -dijo el padre-. Más tarde
     -Quiero ver dónde estamos y a dónde vamos.
     - Espera un poco -dijo el padre.
     El padre había estado despierto, volviéndose a un lado y a otro, pensando en la fiesta de Navidad, en los regalos y en el árbol con sus velas blancas que había tenido que dejar en la aduana. Al fin creyó haber encontrado una idea que, si daba resultado, haría que el viaje fuera feliz y maravilloso.
     - Hijo mío -dijo  -dentro de media hora será Navidad.
     La madre lo miró consternada, había esperado que de algún modo el niño lo olvidaría. El rostro del pequeño se iluminó; le temblaron los labios.
     - Sí, ya lo sé. ¿Tendré un regalo?. ¿ Tendré un árbol? Me lo prometiste.
     - Sí, sí, todo eso y mucho más- dijo el padre.
     -Pero... -empezó a decir la madre.
     -Sí -dijo el padre-.Sí, de veras. Todo eso y más, mucho más. Perdón un momento. Vuelvo pronto-
     Los dejó solos unos veinte minutos. Cuando regresó, sonreía.
     - Ya es casi la hora-
     - ¿Puedo tener un reloj?- preguntó el niño.
     Le dieron el reloj y el niño lo sostuvo entre los dedos; un resto del tiempo arrastrado por el fuego, el silencio y el momento insensible.
     - ¡Navidad!, ¡Ya es  Navidad! ¿Dónde está mi regalo?
     - Ven, vamos a verlo -dijo el padre, y tomó al niño de la mano.
     salieron de la cabina, cruzaron el pasillo y subieron por una rampa. La madre los seguía.
     - No entiendo
     -Ya lo entenderás- dijo el padre-. Hemos llegado
     Se detuvieron frente a una puerta cerrada que daba a una cabina. El padre llamó tres veces, y luego dos, empleando un código. La puerta se abrió, llegó luz desde la cabina y se oyó un murmullo de voces.
     - Entra, dijo
     - Está oscuro
     - No tenas miedo, te llevaré de la mano. Entra, mamá
     Entraron en el cuarto y la puerta se cerró; el cuarto realmente estaba muy oscuro. Ante ellos se abría un inmenso ojo de vidrio, el ojo de buey, una ventana de metro y medio de alto por dos de ancho, por la cual podían ver el espacio. El niño se quedó sin aliento, maravillado. Detrás, el padre y la madre contemplaron el espectáculo, y entonces, en la oscuridad del cuarto, varias personas se pusieron a cantar.
     - Feliz Navidad-  dijo el padre
     Resonaron los viejos y familiares villancicos; el niño avanzó lentamente y aplastó la nariz contra el frío vidrio del ojo de buey. Y allí se quedó largo rato, simplemente mirando el espacio, la noche profunda y el resplandor, el resplandor de cien mil millones de maravillosas velas blancas.

     Hoy, amigos, dejo a uno de los grandes hablar de su Navidad, una fecha en la que lo niños sueñan sin importar donde se encuentren, sin que importen tampoco los regalos olvidados. Sólo esa ventana que invita a soñar son millones de estrellas. Cada uno elige cual es su ventana de los sueños. Por mi parte, os deseo que vuestros sueños se conviertan en realidad.
     Y vuestro deseo de Navidad, ¿lo compartís?
 
     Gracias

55 comentarios:

Winnie0 dijo... [Responder]

Lo leí y me gustó. Comparto contigo el deseo de que estos días tengamos sobre todo PAZ Un beso enorme

Quadern de mots dijo... [Responder]

Miro mi ventana de los sueños... no soy demasiado original, asi que recojo tu deseo, gracias.

!!Felicz Navidad¡¡

Bon Nadal¡¡

Rodericus dijo... [Responder]

Muy sencillo, aunque pueda sonar cursi. Que no repitamos otro año desastroso como el que dejamos atrás, y felicidad para los que me rodean.

Un beso.

Mela dijo... [Responder]

¡Vaya, me he quedado encandilada leyendo el cuento! Quería más.
Largo me lo fiáis, año 2052.
Mira, me has puesto fácil el deseo... Que en el citado año donde quiera que estemos sigamos teniendo ilusión por la escritura y la lectura.
Besos.

Kikas dijo... [Responder]

Sin que sirva de precedente...yo tampoco fui exclusivo y ya dejé mi navidad por escrito.....
¡Qué originales todos!
;-)

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Nos traes a uno de los grandes, grandes hoy con un cuento navideño delicioso. Yo ya tengo mi entrada navideña preparada y te digo que me inspiré en la tuya de Dickens. Bradbury, como podrás suponer igual que yo lo adivino de ti, es de mis distópicos favoritos y no se me ocurre mejor idea que desearle a todos tus lectores y a ti la más feliz de vuestras distopias hecha realidad. Un beso. :)

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

No sabía que Bradbury tenía cuento de navidad, con lo que me gusta este autor (sobretodo "Farenheit 451").
Pues no suelo compartir mis deseos navideños, por superstición y porque son muy personales :-)

Aran dijo... [Responder]

Visto lo visto, que me quede como estoy, y siempre leyendo;)
Genial el cuento!
Besos!

Rebeca de Winter dijo... [Responder]

Muchas gracias por esta invitación tan original y que tengas igualmente una Navidad de cuento, nunca mejor dicho.

Narayani dijo... [Responder]

Mi deseo es un poco de igualdad entre los seres humanos, no puede ser que haya gente podrida en dinero y gente muriendo de hambre. Es indignante...

Me ha gustado mucho el cuento de Navidad. Las vistas tenían que ser para quitar el aliento :-)

¡Feliz Navidad guapa!

Manderly dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho!!! Siempre nos vamos a lo clásico, a lo pasado, pero en el futuro también hay bonitos cuentos!
Feliz Navidad!

Nesa Costas dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho el relato, una entrada preciosa y también divertida. Sin duda lo importante es no perder la ilusión y disfrutar.
Mi deseo de navidad coincide con el tuyo, por pedir...pero me conformo con seguir igual, pasando por aqui compartiendo buenos ratos.
Yo tampoco seré original mañana jeje aunque igual me ha quedado una entrada algo depre.
Besos y...

¡¡Feliz Navidad!!

alcorze dijo... [Responder]

¡Qué grande era Bradbury y qué entrada más bonita has hecho!

Por mi parte deseo que la gente obtenga lo necesario (amor, salud, trabajo,...) para ser feliz y vivir dignamente.

Darío dijo... [Responder]

Escribir como Bradbury...

Lídia dijo... [Responder]

Precioso cuento Silvia. me emociono, estos días estoy muy sensible.
Mi sueño si lo voy a compartir, ¿porqué no?
Que Antonio encuentre un trabajo y poder volver a vivir a Barcelona ciudad.
Un beso.

mari carmen lopez perez dijo... [Responder]

Precioso cuento Gracias!! lo he compartido en mi muro :D

Raúl O. García. dijo... [Responder]

Tengo este libro hace mucho y nunca me da por leerlo.
Mi deseo de Navidad es el mismo que deseaste vos.
Saludos.

Susana Deseo Libros dijo... [Responder]

Me gustan los cuentos de Navidad, me traen tan buenos recuerdos....
Besitos

Jara dijo... [Responder]

Un cuento precioso. Los niños son para mí los principales protagonistas de estas fechas, es su tiempo de soñar y creer que todo es posible.
Yo me conformo con deseos pequeños y asequibles, celebrarlas con aquellos a quien quiero, disfrutando simplemente de estar juntos.
Besos

Doctora dijo... [Responder]

Es un relato poco realista, no por el viaje espacial, sino porque un niño de verdad habría mirado por la ventana 5 segundos y luego habría dicho "Vale, y ahora, ¿dónde está mi árbol?".

Felices fiestas :)

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Deseo navideño, la verdad es que ahora mismo diría que quedarme como estoy sería un deseo a considerar, pero por darle algo de "chicha" diré que los cambios que tengan que ser, sean para mejor. Besos prenavideños
PD: El cuento estupendo, no podía ser menos.

Tatty dijo... [Responder]

Una entrada preciosa, yo creo que comparto tu deseo
besos y feliz navidad!

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Qué bonita entrada, el cuento es precioso. Mi deseo para estas fiestas es la paz, la necesitamos mucho, en el mundo, en cada hogar, y también la posibilidad de continuar con vida y salud para conseguir nuestros sueños.

Felices fiestas, y muchos besos.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo... [Responder]

Como siempre mis deseos son de Salud, Amor, Paz y un poco de dinero.
Espero que el Paro se erradique, se solucionen las esperas de las ayudas de las personas dependientes, que se acaben los desahucios...que los humanos que ejercen de políticos se ajusten más a una asignatura común en su doctrina -Ciencias de Humanidades- y la apliquen sin tener tanto en cuenta la artificiosa e interesada Ciencia de la Economía.
Un abrazo.

CASASREALESDESNUDAS dijo... [Responder]

Estupendo cuento.
Mi deseo sería que la humanidad se concienciase de una vez a que no es justo que hoy soltemos una lagrima con un cuento, una peli, una obra de teatro,etc,,, y mañana pasemos de largo ante una persona verdaderamente necesitada. Tal vez nuestro vecino que se encuentra en el paro y esta noche buena apenas si pueda cenar.
Resumiendo mi deseo es que por fin la humanidad haga gala de su nombre y demuestre eso, humanidad.
Un fuerte abrazo y ¡FELICES FIESTAS!

Mari dijo... [Responder]

pues me ha gustado mucho :) gracias pro la historia

Aydita dijo... [Responder]

Un texto precioso!^^ Besos

Mere dijo... [Responder]

Unas navidades muy distintas y sin embargo el espíritu es el mismo :) Mis deseos los escribiré con la familia en una cuartilla y los guardaremos en la Biblia justo antes de las campanadas, como Calpurnia hace más de 100 años. Un beso

CHARO dijo... [Responder]

Desearía que se acabara el paro y todos tuvieran trabajo, desearía que se acabaran todas las guerras y ya no hubiera jamás ninguna, desearía una vida digna para todo el mundo y se erradicara para siempre la pobreza, desearía que los ricos se volvieran solidarios y compartieran sus riquezas, desearía un mundo donde todos nos amáramos y no existiera el rencor, la envidia,la crítica............seguiría pidiendo pero me conformo con que se cumplan estos deseos que comparto aquí.Besotes navideños

Nina dijo... [Responder]

Oh, pero que cuento mas bonito ;) me encanto :') espero pases una genial navidad

kanet dijo... [Responder]

FELIZ NAVIDAD!! mi querida Silvia, para ti y para todos tus seres queridos.
Siempre tan puntual con tus reseñas literarias.
Besitos azules a manos llenas, muassssssss♥

shaka lectora dijo... [Responder]

Qué preciosidad de cuento. Mi deseo para este nuevo año es que sea mejor que el anterior, en todos los sentidos, y que lo mejor que nos ha ocurrido en 2012 sea lo peor que nos ocurra en 2013 :)

Un beso shakiano!!

Feliz Navidad!!!

Jo dijo... [Responder]

Con toda esa alegría desbordada allá afuera, hay días que me siento como un pingüino en hawaii: Totalmente fuera de lugar. Recuerdo que siempre fuí yo la más entusiasmada en organizar el menú de la cena, arreglar la mesa, comprar con anticipación los regalos y colocarlos debajo del árbol procurando envolverlos con gran esmero, mantenerme despierta hasta la madrugada tan solo para repartir abrazos y hacer bromas y antes de tiempo espiar la cena.

Me he pasado toda la noche escribiendo, regando notas y post its por doquier, cotejando fotografias, armando anuarios, revisando libros, ordenando lapices, corrigiendo, diseñando, montones de proyectos apilados. Asi ha transcurrido mi vida a un año fatídico, como cambian las cosas. Espero que ninguna mas de mis ilusiones caiga al vacio, aun cuando he intentado salvar infinitas veces un par de ellas las cosas cuando caen terminan por caer irremediablemente.
... creo que la navidad es bonita y alegre si estas con los tuyos. No importan las marcas, o el estilo del vestido... me hace falta un par de personas... me la he pasado llorando mucho este año. espero se acabe....

Sese dijo... [Responder]

Pues algún deseo inconfesable hay que coom tal, no se puede difundir, jeje

Por lo demás los típicos, y que el año que viene sigamos leyéndonos.

Y por cierto, me ha gustado la foto elegida, ¿que no me crees?, pásate por Embolica y verás (si eres buena observadora), jaja

Besos

TORO SALVAJE dijo... [Responder]

Mi deseo de navidad es que pasen pronto.

luna dijo... [Responder]

…....... /)
……... ( , )
….….|░░░|
……..|░░░|☆ Feliz _()_
…..@|░░░|¸.¤“˜¨fiesta,.
.¨˜“¤|░░ഐ¤ª@“˜¨¨y
…¨˜“გª¤.¸::¸.¤ª☆“˜¨¨
…¤¸*¸.¤ª“˜@¨¨¨*******.
**.con todo mi amor .**
....Luna....

Patricia Nasello dijo... [Responder]

Elijo para mí y los míos la misma Navidad del cuento de Bradbury: los cien mil millones de estrellas. ¿Qué puede haber más hermoso?
Deseo para vos, mientrasleo, y los tuyos, la mayor de las dichas y un próspero 2013.

Felices Fiestas!!!

Un fortísimo abrazo

Framboise dijo... [Responder]

Bonito cuento...para soñar.
... pero volviendo a la realidad, mi deseo más profundo, siempre el mismo en cualquier fecha: que llegue la PAZ... con esto lo tendríamos todo o casi.
¿2052?... no creo que llegue a tanto :)
Besos navideños
Y ¡qué cada uno de tus lectores pase estos días rodeado de su gente querida!
Y tú, también por supuesto :)

raúl dijo... [Responder]

estar este sábado delante de la tele, pendiente del sorteo, y comprobar estupefacto que tienes un décimo premiado con el gordo de navidad! prosaico, sí, egoísta, pero sería un sueño de puta madre! :)

Sara O. Durán dijo... [Responder]

La navidad... buena ocasión para decirte: pásala maravillosamente con la gente que más quieras, recibe y más da, date, a manos llenas... que de todo lo que das, recibes mucho más, el amor nunca se agota, así que no temas a quedarte sin dotación, puedes darlo todo que así mismo Dios, la naturaleza o en lo que creas, te lo va reponiendo.
Gran abrazo!

Jerónimo dijo... [Responder]

Unas fechas que siempre han sido entrañables para nuestro corazón de niño,pero que la realidad del mundo y el consumo salvaje se ha ido imponiendo a las ilusiones y,a medida que cumplimos años,se va empequeñeciendo en nosotros.

Aún así,siempre apetece una lectura navideña como la que nos has traído hoy.

Mis mejores deseos pata ti en estas fechas.
Un abrazo.

Shorby dijo... [Responder]

Interesante, no lo conocía =)
Me ha gustado la visión del autor...

Besotes

Lesincele dijo... [Responder]

No conocía el cuento de nada la verdad, y vaya me ha gustado mucho la verdad.
En cuanto a los deseos...que se aguante me vale jeje
Un beso!

Margari dijo... [Responder]

No conocía este relato. Me ha gustado mucho. Hasta me has dejado con ganas de más! Mi deseo: Uff, viendo los tiempos que vivimos, que la cosa empiece a mejorar. Que se empiece a trabajar de verdad por salir de este pozo en el que estamos metidos. Que se deje de pensar en llenar los bolsillos de los grandes y se empiece a pensar en llenar el bolsillo de los chiquitos...
Besotes!!!

mara544 dijo... [Responder]

hOLA!Me ha encantado este blog. Estuve recorriendo todas tus lecturas y comentarios, los cuales invitan a leer los mismos libros que mencionas. Solo me gustaría recordate que latinoamerica también existe, con muy buenos escritores (algunos más que buenos)y no los he visto por aquí, a excepción de Borges y Cortázar. Es una lástima. Saludos desde Argentina.

Luciana dijo... [Responder]

Hermoso cuento y bella reflexión.
Que todos los sueños se hagan realidad para vos. Felices fiestas!

Caminante dijo... [Responder]

Me voy a poner quisquillosa: no me creo que el niño se conforme con ese regalo. Aunque bueno, siendo un niño de otro mundo, se admite. jaja
Feliz Navidad!

Citu dijo... [Responder]

Me encanto yo he leído otros textos de él , pero este fascino gracias por compartirlo y te deseo una lindas navidades y muchos libros nuevos.

Lady Blue dijo... [Responder]

Es un hermoso cuento el que has escogido para saludarnos en vísperas de Navidad.

Que cada estrella en el firmamento se mantenga encendida en representación de la esperanza de cada uno de nosotros que esperamos que el día de mañana vivamos en un mundo mejor.

Recibe un cariñoso abrazo a la distancia y mis mejores deseos para ti y los tuyos hoy y siempre.

Feliz Navidad!!!!!!!

Javier dijo... [Responder]

Paso a desearte felices fiestas, espero que siempre que mires por la ventana encuentres miles de estrellas que sepas convertir en ilusiones y sueños...

Un fuerte abrazo

Al rico libro dijo... [Responder]

Bonito relato, gracias por ponerlo.

Margaramon dijo... [Responder]

Un cuento precioso! Yo deseo que este próximo año venga cargado de paz, salud y tolerancia.
Besos

Rober dijo... [Responder]

Pues mira, vengo de leer una reseña de Farenheit 451 y vuelvo a encontrarme con Bradbury.

Bonito cuento. Aunque con tintes futuristas, muy de estas fechas :)

¡Felices Fiestas!

Juanito dijo... [Responder]

¡Qué buen cuento! Un maestro Bradbury.
Mi deseo es que pasemos estas fiestas en paz, y que aprendamos a escucharnos mejor, sin agredirnos.
¡Saludos!

Elysa dijo... [Responder]

Uno de mis autores favoritos y este cuento, por muchas veces que lo lea siempre consigue emocionarme. Gracias por traerlo.
Y mi sueño es sencillo, poder volver a felicitar la próxima Navida, señal de que seguimos aquí, para mí es mucho.

Besitos