jueves, 2 de agosto de 2012

Momo. Michael Ende



     "Cada hombre tiene su tiempo. Y sólo mientras siga siendo suyo se mantiene vivo."

     Aún recuerdo como llegó este ejemplar a casa. Formaba parte de una de esas colecciones de las que comprábamos los dos primeros libros que resultaban ser tres, con el primero regalaban el segundo, y luego olvidábamos seguirla porque subían de precio. Por supuesto, en pesetas, nada de euros. Momo se vino con La historia interminable, un libro que estaba deseando leer, y acabó en el fondo de una estantería hasta que terminé el resto de las lecturas que tenía en casa. Entonces le tocó el turno al libro que os traigo hoy . Hoy traigo a mi estantería virtual, Momo, o Momo, o la extraña historia de los ladrones de tiempo y la niña que devolvió el tiempo a los hombres, o Los caballeros de gris, o Los hombres de gris.... o simplemente a ella, Momo.

     En una ciudad italiana sin nombre, en unas ruinas, vive una niña huérfana llamada Momo cuya principal virtud es escuchar. Lo hace con tanto interés que sirve de ayuda a quien habla con ella, inventa juegos y es bastante conocida. Tiene muchos amigos como Beppo y Gigi y le toca vivir la llegada de los Hombres Grises, trabajadores de el Banco del Tiempo, que parecen haber llegado para convencer a la población de la importancia de ahorrar tiempo. Estos van afectando la vida de toda la ciudad mientras consumen el tiempo que ahorra la gente.

     Este libro tratado como literatura juvenil, casi infantil, abarca mucho más que eso. Si que es cierto que lo protagoniza una niña, no tiene superpoderes ni es especialmente sobresaliente, lo que la hace más atractiva aún. a partir de ella el autor reflexiona sobre el tiempo y el uso que les damos, criticando el consumismo y la concepción de la sociedad en que vivimos del uso del tiempo de que disponemos. Nos muestra como la carencia de tiempo también implica menos tiempo para soñar, para proyectar e imaginar colocándonos así delante su orden de prioridades. Las riquezas no sirven, no explica Ende, si no pueden compartirse, y el aburrimiento es un mal frente al que tenemos que luchar. Es importante saber lo que se quiere hacer con el tiempo del que dispone cada uno.

     Escrito a modo de cuento está lleno de metáforas sobre el egoísmo y la codicia, personificados en estos hombres grises que pueblan la ciudad y es curioso como no se ha quedado desfasado pese a que han pasado más de 40 años desde que viera la luz. Utilizando a niños se libra de los prejuicios que podemos tener ya de adultos y nos muestra la importancia de las cosas que hacemos, en qué invertimos nuestro tiempo y lo que nos va a reportar, en él tienen cabida sentimientos cono el amor o la amistad, y eso por eso entrañable a ratos. Son los niños quienes explican la situación a los adultos, y lo hacen con humildad y con sencillez en un texto casi mágico que me alegra haber reencontrado en mi etapa adulta para captar  la historia que nos cuenta.

    No os voy a preguntar si os gustan los cuentos o si conocéis a Momo, esta vez no. Prefiero saber qué os gustaría hacer si dispusiérais 24 horas de tiempo a vuestro antojo. En mi caso es fácil, estaría en la librería.

     Gracias

65 comentarios:

Fesaro dijo... [Responder]

Ende fue un maestro para la fantasía y la magia

Lesincele dijo... [Responder]

Ayss Momo, a ver si vuelvo a releerlo algún día.
Y respecto a tu pregunta...en la montaña echada leyendo pero en la sombra (sin que haga fresco xDD) ^^
Un beso!

Lu dijo... [Responder]

Pues tu propuesta me tienta, perderse un día entero entre los pasillos de una librería. Pero con dinero ilimitado para gastar, que luego me quedo con las ganas. Por cierto, Momo es entrañable. Me encantó.
Besos

alcorze dijo... [Responder]

Momo es uno de esos libros mágicos que me hicieron amar la lectura desde niño. Lo he vuelto a leer de adulto y, afortunadamente, no ha perdido la magia.

Esas veinticuatro horas las emplearía en irme a andar por la montaña con mis hijos y mi mujer, aunque casi seguro que llevaba un pequeño libro en la mochila ;)

Poemas dijo... [Responder]

Uy, tendría 10 años cuando me lo leí y me encantó. Aunque la verdad ya casi no me acuerdo de nada del libro... Tendré que releerlo.

Espe dijo... [Responder]

Yo creo que si dispusiera de 24 horas también las pasaría en una librería, o mejor aún en el edificio de la Biblioteca Nacional, que es un sitio que me encanta. De momento me conformaré con visitar el pub Momo en mi viaje a Galicia dentro de unos días. :-)

Xula dijo... [Responder]

Que vergënza, no haber leido Momo... Yo también me quedaria las 24 horas en una libreria, una de las grandes de varios pisos como las americanas, pero estoy con Lu en el tema de la limitacin economica. Besos

elena dijo... [Responder]

Momo no. De Ende, aparte de la inevitable Historia Interminable, las dos partes de "Jim Botón y Lucas el Maquinista", cuando era niña. No sé cuántas veces llegué a releerlos, aún rondan por casa. Esa fantasía tan personal, tan distinta, que te transportaba...

En cuanto a la pregunta, me temo que soy demasiado prosaica, empujada quizá por mis circunstancias. Si dispusiera de 24 horas a mi antojo me temo que me dedicaría al "dolce far niente".

indianala dijo... [Responder]

24 horas soñando. Bello tu blog.

Francisco dijo... [Responder]

He de reconocer que desconocía a este autor. La historia interminable, desde luego que sí y es un preciosa historia. Desde luego que la propuesta de las veinticuatro horas es tentadora. Y, si pudiera hacerlo, como la historia de Rey por un día, pues vivir un día como reyes y aprovechar lo máximo posible la jornada a mi aire: un museo del Prado para mi solito, una buena biblioteca, un par de películas de las buenas, etc. y rematar la jornada con una buena cena para despedir un día inolvidable. Soñar no cuesta nada... por ahora. Besos.

Nesa Costas dijo... [Responder]

A Momo la conozco tanto por el libro como por la película. Sé que me gustó pero casi no me acordaba, tal vez porque fue hace mucho o porque La historia interminable la eclipsa en mi cabeza por completo.
Como estoy de vacaciones casi tengo las 24 horas que empleo disfrutando de tus recomendaciones y de alguna que otra novela mas de las que plagan mi larga lista de pendientes. Todo bajo la ley del mínimo esfuerzo jeje.
Besos y gracias por recordarme este libro.

Valaf dijo... [Responder]

Pues no se me ocurre ahora mismo...ahora bien, sé qué no haría: estar de bibliotecario para cuñarte las carretillas de libros que de buen seguro te ibas a llevar, amos anda...tendinitis en muñeca y antebrazo pero fijo, jajajajaja

Un beso

Arila dijo... [Responder]

Ay Momo, me encantó de pequeñaja pero casi no me acuerdo ya, debería releerlo. En cuanto a la pregunta, ahora que estoy de vacaciones tengo muchas horas para mí así que mi plan de hoy estaría bien, dormir mucho y bajar a leer a la piscina :D
¡Un beso! =)

Mara Oliver dijo... [Responder]

He aquí mi blasfemia, me gusta y me gustó más que "La historia interminable". Momo, mmm... los hombres de gris y su manía de fumarse el tiempo, mmm... :)

En cuanto a ese día extra, haría lo mismo que hago cada vez que pillo un rato: leer, escribir, ver cine y disfrutar de mi familia ^^
besotes!!!

Isa RN dijo... [Responder]

Del autor sólo leí "La historia interminable" y en repetidas ocasiones intenté hacerme con este libro que siempre por unas cosas u otras nunca conseguí. Lo sigo teniendo pendiente y tras leer tu opinión con redobladas expectativas. En cuanto a la librería, sin duda perderse 24h en una o en una biblioteca sería una gran aventura. ¡Un saludo!

Pakiko dijo... [Responder]

Si me pudiera teletransportar utilizaría esas 24 horas para pasear por una isla desierta, y no, no me llevaría ningún libro, solo a mi niña de los ojos verdes.
Besos

Francisco dijo... [Responder]

De Ende recuerdo la Historia Interminable. No leí Momo. En cuanto a veinticuatro horas de libre disposición, pues tomármelo como un día extraordinario, en el que me desplazaría a algún lugar de los muchos que, por suerte, podemos disfrutar por nuestra geografía hispana y poder disfrutar de él. Besos.

Shorby dijo... [Responder]

Qué linda Momo!! =)
Me encanta este libro, lo leí hace relativamente poco (4-5 añitos) y me gustó mucho, lo disfruté como si lo hubiese leído de más peque.

Besotes

Azalea Real dijo... [Responder]

Me suena muchísimo el título, pero no lo he leído. Creo que es el libro perfecto para regalar a los niños en cuanto lleguen a ese término en que aún no han dejado de ser niños pero ya se empiezan a dar cuenta de las cosas... una pena que los niños de ahora apenas lean. Internet les ha sorbido el seso.

Besos.

Waru Waru dijo... [Responder]

Me encantaaaaa!!!! que recuerdos! Momo siempre me ha encantado! ese trasfondo, esa personalidad... ais!! uno de esos libros favoritos cuando eres peque ^^
Un besote

Mar dijo... [Responder]

Conozco el título, pero no lo he leído. El que sí leí en su día es "La historia interminable" ¿como no?


Bss.

Libros Que Voy Leyendo dijo... [Responder]

Si dispusiera de 24 horas la respuesta sería la misma que la tuya. Momo es una maravillosa novela, que siempre viene bien releer..

besos

InésM dijo... [Responder]

Lo leí cuando era pequeña y aunque no guardo muchos recuerdos del libro y me acuerdo de que me gustó muchísimo.
Con 24 horas a mi antojo creo que iría a hacerte compañía a la librería.
Besitos.

Lídia dijo... [Responder]

Un libro encantador Silvia, lo leí hace muchísimos años.
Un beso.

Carmen dijo... [Responder]

No leí el libro. Dispongo muchas veces de 24 horas a mi antojo y no, no solo voy de librerías... Es que 24 horas dan para muuuuuuucho.
Besines,

Framboise dijo... [Responder]

:) de esos libros que se leen y se releen.
Y en cuanto a tu pregunta... mira que me gustan las librerias, las bibliotecas y todo lo que huele a libro pero... mucho más el gran libro de la naturaleza: la montaña, un riachuelo entre rocas, sola o bien acompañada.

Besos
(¿pueden ser más de 24 horas? :) )

Aydita dijo... [Responder]

No lo conocía! besos

Vicen Dongo dijo... [Responder]

Momo fue para mí uno de los típicos libros de verano, de esos que a los que llegas en mitad del aburrimiento como un naufrago a un islote, y la verdad me encantó. Lo mismo que La historia interminable. Aunque son libros que necesitan de cierta sensibilidad especial para ser apreciados.
Si pudiera parar el tiempo durante 24 horas... creo que no haría nada en absoluto. Sentarme a mirar un paisaje y perder el tiempo. Contradictorio quizás. Pero, ¿cuántas veces no habéis querido hacerlo?

Aglaia Callia dijo... [Responder]

La Historia Interminable es uno de mis libros favoritos, pero por algún motivo, hasta ahora no leo Momo, y hace cosa de un mes me lo compré, y allí, lo tengo, lo mismo que tú, esperando su turno, que ya llegará muy pronto.

Besos.

Darío dijo... [Responder]

Me gusta esta literatura infantil, que se puede leer de otra forma...Un abrazo.

Hancastera dijo... [Responder]

No lo he leído, pero lo tengo en mi estantería.
Tu reseña me abierto los ojos sobre este libro. Creo que encierra muchos valores y me gustan las obras que reflejan y critican la sociedad.
De este verano no pasa que lo lea.
Besitos ^.^

Citu Alvarez dijo... [Responder]

Uy nena a mi me fascina ese autor aunque prefiero la historia interminable que momo pero también es muy buena. Te mando un beso y si pudiera tener las 24 horas dormiría soy re vaga y tal vez luego escribiría.

Tatty dijo... [Responder]

Qué libro tan bonito! lo lei hace unos años y me encantó, es una de esas historias que no me importaría releer
besos

Margari dijo... [Responder]

Ays, que has dado con mi libro favorito!!! Y puede que haya leído mejores libros, auténticas obras maestras, pero éste tiene su particular encanto. Nos lo mandaron de lectura obligatoria en el cole con doce añitos y lo disfruté mucho, mucho, mucho. Lo leí una y otra vez hasta desgastar las páginas. Me enamoré de Momo, de Gigi, de Beppo... Y me acuerdo hasta de las clases en que comentábamos el libro. Y la similitud que veíamos muchos entre los vampiros estos hombres grises. Si los primeros nos quitaban la sangre, estos hombrecitos nos robaban el tiempo para poder vivir... ¡Si es que estoy viendo a la profe hablando de esta historia! Gracias por los recuerdos!
Besotes!!!

shaka lectora dijo... [Responder]

Este no lo leí, con Ende me quedé en la historia de Bastian, que me maravilló, tengo que releerla.

En cuanto a lo que haría si tuviera 24 horas libres yo no me iría de librerías, sino que repartiría el tiempo entre las 5 bibliotecas que este mes de agosto echarán el cierre de forma definitiva en Salamanca, para despedirme.

Un beso shakiano!!

Noa dijo... [Responder]

Vaya, ¿es un libro un poco antiguo entonces, no?.

Yo con todo ese tiempo estaría haciendo hasta lo que de momento, creo que puedo hacer. Leer, escribir, cantar, dibujar... . Claro que, solo en el caso de no estar en compañía.
Si tuviese la oportunidad de estar con alguien, supongo que no dejaría de conversar, de conocer, de... vivir.

Es mejor vivir, que no matar el tiempo, claro, a veces.

Un besito *-*

Belisama dijo... [Responder]

¡Ay, mi Momo! También tengo la película. Aunque, es algo irregular.

Algún día lo reeleré para hacer una reseña. Lo merece :)

Saludos gatunos.

Mere dijo... [Responder]

Madrugaría mucho para aprovechar las horas de luz y no dormiría nada. Me los llevaría en moto a surfear por la costa norte de Australia, no tenemos ni idea pero ¡que narices! Gracias, Silvia, por 2 minutos increíbles. Besos

Caminante dijo... [Responder]

Me gustaría volver a leer Momo para encontrarle esos mensajes que no le encontré en su momento.
Me gustaría pasar 24 h escribiendo y/o leyendo, aunque tengo el "don" de distraerme con cualquier cosa, así que seguramente perdería algunas de esas 24 h. jaja
Besos!

CHARO dijo... [Responder]

Me gustan los libros de este tipo así que me lo apunto.......Estoy jubilada y dispongo de mucho tiempo libre y aunque me gusta la lectura lo primero que hago por las mañanas es ir a natación que para mí es imprescindible.Besotes

Lídia dijo... [Responder]

Me he olvidado contestar a la pregunta.
Con 24 horas, me daría un paseo por la playa, leería un buen rato, haría "un vermutillo", una siesta, una película y leer más.
Muy poco original verdad?
un beso Silvia.

Cineverch dijo... [Responder]

Yupiiii!! también lo he leído. Me encanta Ende, me encantan los cuentos... y con ese tiempo a mi antojo viajaría a un futuro donde se pudiera viajar en el tiempo, después viajaría al pasado y mejoraría ciertos aspectos de mi vida. Si eso no vale escogería 24 personas del mundo que me gustaría conocer y les dedicaría una hora a cada una.
BS

Leira dijo... [Responder]

Lo leí en el colegio y hace poco lo quise releer y lo tuve que dejar. No sé, creo que envejeció mal. Si tuviera 24 horas, creo que me pondría a leer de forma compulsiva.

Jo dijo... [Responder]

momo!! es genial... y creo que es referencia obligada si preguntan por michael ende....

no se... yo creo que me la pasaria en la cocina
;)

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Momo me encantó, es un libro magnífico. 24 horas para disfrutar, respirar, imaginar y decir lo no dicho a quien quieres (y sí, con algún texto en mano casi seguro). Besos

Luján Fraix dijo... [Responder]

YO ME PONDRÍA A ESCRIBIR UNA NOVELA.
ES LO ÚNICO QUE ME LLENA EL ALMA: ESCRIBIR... LEER TAMBIÉN

UN BESO ENORME

Trotalibros dijo... [Responder]

La verdad es que siempre lo he querido leer!!!

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Muchos recurdos de este libro, lo leí justo después de la historia interminable y me encantó. Los dos me gustaron mucho y puede que sean los dos mejores libros que leí de pequeño? En esas veinticuatro horas yo también pasaría mucho tiempo en la librería, leyendo o quizás repasando todas las notas de los libros que llevo leídos. Es algo que tengo muchas ganas de hacer. Besos

Eterna Lolita dijo... [Responder]

Ostias lo lei de pequeñita y solo recuerdo que me encantó! Creo que tengo que releerlo desde un punto de vista más maduro ^^ Un besito!

fus dijo... [Responder]

Que recuerdos cuando nos reuniamos y hablamos del libro que habiamos leido, este de Momo nos dio para muchas reuniones. Mis 24 horas las dedicaria en una blibioteca

un abrazo

fus

Rober dijo... [Responder]

Curiosa portada, totalmente distinta a la de la edición que tengo por casa. Dos libros seguidos que nos traes y que he leído, record para mí!!

En mi caso "Momo" fue de esas lecturas obligatorias de clase para mi hermano. Pero, claro, yo me crucé en el camino y se lo arrebaté en cuanto lo vi. Recuerdo que lo leí enseguida y no entendí mucho la historia. Ya de adolescente lo releí y disfruté muchísimo más entre líneas. Novela imprescindible, para mí.

Si tuviese 24 horas a mi entera disposición, las repartiría entre leer, tomar un café en buena compañía, y perderme en algún lugar casi inaccesible. Y ese día no duermo, por cierto.

¡Besines!

Eva Letzy dijo... [Responder]

Qué buen libro Momo!
Si tuviera 24 hs, al igual que tú, las usaría para leer, y ya que tengo poco tiempo, leería cuentos: de Cortázar, de Hemann Hesse, de Saramago, de Wilde, de Kafka, de Bradbury, de O Henry, y creo que se me acabó el tiempo. Todos esos autores, en mi opinión, tienen cuentos que a mí me gustan muchísimo...

Lady Blue dijo... [Responder]

Desconocía este libro y por lo que compartes me ha parecido una bella historia que vale la pena leer. Por ahora en esas 24 horas trataría de descansar, dormir y pasear por la playa. Que tengas un lindo fin de semana!

Margaramon dijo... [Responder]

"La historia interminable" no la he leído, pero a "Momo" creo que lo leí de pequeña.
Besos

Elysa dijo... [Responder]

Leía para mi sobrino La historia interminable, le gustó tanto que empezamos con Momo, recuerdo que yo la acabé, él no, pero no me sorprendió no la vi como una historia para niño, no para nada.
Y sí, probablemente me dedicaría a leer también, normalmente robo horas al sueño para hacerlo.

Besitos

aldogal dijo... [Responder]

Mi opción seria una liberería definitivamente, si no tuviera dinero, pues una biblioteca, me imagino recostado en un estante sobre el piso leyendo libros solo revisandolos rapidamente para escoger uno, si no es posible, escribiera mucho mucho... o si no un museo jajajaja
En cuanto al libro, bueeeenoooo esta bien interesante, lo leería aunque su nombre me parece nada alentador, pero si la temática esta bonita, yo tengo la historia interminable, pero aún no la leo, no ha llegado el momento jajajaja...

Icíar dijo... [Responder]

Yo no lo he leído, pero todo lo oído es bueno, y me lo has recordado, se lo voy a meter en el lector a mi hujo para este viajecito, porque ya que dices que es juvenil, casi infantil, me parece genial, y así luego él que me lo vaya contando.

Capitán Smith dijo... [Responder]

Lo leí y regalé varias veces, es curioso que ahora parece profético verdad Silvia? Pues a tú pregunta diría Lo que ya hago, vivir todo mi tiempo con y entre las personas que amo, escribir o intentar conocer a todas aquellas interesantes que aún no conozco. Besos.

My Eyes dijo... [Responder]

Creo que nos veríamos en la librería xDD
Qué gran libro, Momo. Menos conocido que "La historia interminable" pero quizás más interesante en el fondo y en lo que dice.
Lo tengo que releer :)

Violeta dijo... [Responder]

No recuerdo haber leído Momo, pero sí haber visto la película, y salí encantada. Es una maravilla y con moraleja importante incluida.

Para eso del tiempo, vi el otro día, en el tren de camino a casa, una película que me puso de los nervios: "In time". Todo se pagaba con tiempo, era más rico quien más tiempo tenía, y nacíamos con 30 años de vida, aunque no envejecíamos. Era una de esas películas de ciencia ficción agobiantes y estresantes, de esas que te hacen pensar.

Pero nadie como el maestro Ende para hacernos pensar.

Buenísima entrada

Violeta dijo... [Responder]

No recuerdo haber leído Momo, pero sí haber visto la película, y salí encantada. Es una maravilla y con moraleja importante incluida.

Para eso del tiempo, vi el otro día, en el tren de camino a casa, una película que me puso de los nervios: "In time". Todo se pagaba con tiempo, era más rico quien más tiempo tenía, y nacíamos con 30 años de vida, aunque no envejecíamos. Era una de esas películas de ciencia ficción agobiantes y estresantes, de esas que te hacen pensar.

Pero nadie como el maestro Ende para hacernos pensar.

Buenísima entrada

Framboise dijo... [Responder]

"Las riquezas no sirven si no pueden compartirse" dices.
Y yo te digo: gracias por esta lectura que ha llenado mis horas pasadas. Creía haberlo leído hace tiempo pero me había equivocado porque no es un libro de esos que se olvidan.
Así que... un abrazo y otra vez gracias. :)

Daniel dijo... [Responder]

"Las dos no tuvieron que apartarse ni una vez ante nadie,
nadie las empujó, ningún coche tuvo que frenar por su causa.
Era como si la tortuga supiera por adelantado, con toda seguridad,
dónde y en qué momento no pasaría un coche, no habría un peatón.
De ahí resulta que nunca tuvieron que correr ni nunca tuvieron que detenerse a esperar."

Me trae muchos recuerdos este libro :)

Daniel dijo... [Responder]

"Las dos no tuvieron que apartarse ni una vez ante nadie,
nadie las empujó, ningún coche tuvo que frenar por su causa.
Era como si la tortuga supiera por adelantado, con toda seguridad,
dónde y en qué momento no pasaría un coche, no habría un peatón.
De ahí resulta que nunca tuvieron que correr ni nunca tuvieron que detenerse a esperar."

Me trae muchos recuerdos este libro :)

Anónimo dijo... [Responder]

Muy buena la ame