lunes, 25 de junio de 2012

Las flores del mal. Charles Pierre Baudelaire




Epígrafe para un libro condenado

Lector apacible y bucólico, 
Ingenuo y sobrio hombre de bien, 
Tira este libro saturniano, 
Melancólico y orgiástico. 

Si no cursaste tu retórica 
Con Satán, el decano astuto, 
¡Tíralo! nada entenderás 
O me juzgarás histérico. 

Mas si de hechizos a salvo, 
Tu mirar tienta el abismo, 
Léeme y sabrás amarme; 

Alma curiosa que padeces 
Y en pos vas de tu paraíso, 
¡Compadéceme!... ¡O te maldigo!


     Siempre digo que me prodigo poco en poesía. No porque no me guste sino porque de todos los géneros, es el más íntimo a la hora de opinar. Íntimo por los sentimientos que nos lega el autor, íntimo también por los que recibimos, y por aquellos con los que leemos y, sobre todo, íntimo por lo que descubrimos de nosotros mismos a la hora de hablar de los poemas que nos han gustado. Tengo, muchos lo sabéis, un cuaderno en el que copio poemas, de autores conocidos o no tanto, a alguno incluso os pedí permiso para copiar alguna creación que os ví en mi improvisado poemario de palabras ajenas. Bien, hoy traigo poesía, un clásico imprescindible para ir paladeando despacio. Hoy traigo a mi estantería virtual, Las flores del mal.

     Baudelaire fue llamado poeta maldito. No porque sus letras versaran de temas escandalosos, sino por su vida, plagada de escándalos y excesos. Escribió además sobre el mal, los pecados, ayudando a afianzar esa etiqueta que jamás le preocupó. Publicado por primera vez en 1.857 Las flores del mal abarca toda la trayectoria poética del autor durante 17 años. El título de la obra iba a haber sido Las lesbianas o Los limbos, puesto que el tema sobre el que originariamente iba a escribir eran los pecados capitales. Sin embargo la idea quedó en el camino y ya salió a la venta en una escueta tirada de poco más de mil ejemplares con el título que lo conocemos hoy.  Varios de sus poemas fueron censurados (Les bijoux, Lesbos, Le Léthé, Á celle qui est trop gaie, Femmes damnées y Les métamorphoses du vampire) y sustituidos por otros para la segunda edición que vería la luz cuatro años después, ampliando su extensión ya que se unieron más de los eliminados, pero aún no estaba finalizada la obra. Tras fallecer su autor, se publicaría de forma póstuma el libro tal y como lo conocemos hoy, con un total de 151 poemas contando los censurados, aquellos que añadió y los pertenecientes a su libro Épaves.

     Baudelaire se expresa con contundencia en su obra, el pecado y la muerte son recurrentes en este libro cuyo título no puede dejar de parecernos irónico en un momento en que los poetas hablaban de flores románticas, bellas y dulces. Revoluciona la poesía llamándose a sí mismo moderno, construyendo un libro cuyo leit-motiv  es el paso de la vida de una forma implacable hacia la muerte. Dejándose llevar por sus propias obsesiones nos introduce en un mundo plagado de sentidos, con adjetivos contundentes que convierten cada palabra en una sentencia, cada estrofa en un dardo que se clava y nos hace desear dominar la lengua original por el miedo a las pérdidas residuales de las traducciones en los poemas.

     Nos lega así un tratado en forma de versos irónicos, trágicos, con ritmo constante y simbolismos llenos de significado, en el que desfilan ante nuestros ojos los vicios y los placeres que embotan al ser humano. Es un libro para leer despacio, y para releer, sin encontrarnos con un clásico desfasado sino a un poeta consciente de su poder a través de las letras. Nos habla también de la poesía, del arte que se reencarna el placeres al alcance del hombre como puede ser el cuerpo femenino.
     Una vez más un título que a todos nos suena y que muchos parece que tememos abrir. Una lectura para paladear, imprescindible para los amantes de los versos y para aquellos que disfrutan con poemas sueltos. Porque no olvidemos que es poesía, no se lee en una tarde o una semana, sino que se hace con calma, disfrutando de las palabras. Porque si algo tiene Baudelaire es que sabe como hacer disfrutar al lector.

     Y a vosotros, ¿os gusta la poesía?

     Gracias

53 comentarios:

Offuscatio dijo... [Responder]

Ya sabes que me encanta la poesía. Y, precisamente este libro (del cual no había leído ninguna reseña) ha estado en el centro de un ameno debate cuando comentaste que te habías comprado "Las flores de Baudelaire". José Martin parecía muy entusiasmado hablando de él, así que es con placer que recibo e intento retener hoy tus palabras. ¡Gracias!

Tatty dijo... [Responder]

A mí no es que no me guste pero no suelo leer poesía, por otro lado admiro a los que sois capaces de reseñar poesía, a mí me parece super complicado
besos

Valaf dijo... [Responder]

Ya tenía ganas de decirlo con cierta contundencia: me lo apunto.

Me gusta la poesía, aunque es un don que me ha sido negado. La poesía, me parece a mi, viaja más allá del lenguaje, sobre el lenguaje. Si hay una pasarela, un camino estrecho que circunda la razón y apunta a las estrellas (blancas, grises o negras), es la poesía. Y quizá un verso sea capaz de provocar en el lector lo que no consiguen centenares de páginas de ensayo.

Un beso

Xavier Beltrán dijo... [Responder]

No, a mí no me gusta la poesía, y ésa es una de las razones por las cuales aún no he leído esta obra de Baudelaire. La tengo pendiente, sí, pero es pensar en leerla y me entra una pereza...

Un saludito y feliz lunes.

Xula dijo... [Responder]

Yo no soy mucho de poesia, aunque este lo tengo en version bilingüe para estudiar francés. Lleva muchos años en la estanteria, desde el instituto, y de vez en cuando rescato algun verso. Besos

Tizire dijo... [Responder]

Reconozco que no soy demasiado aficionada a la poesía, aunque últimamente estoy descubriendo poemas y poetas muy interesantes que me están haciendo cambiar de opinión. En cuanto a la obra que traes, conozco algunos poemas sueltos, y he de decir que me han parecido bastante interesantes: Baudelaire cuyo estilo e ideas literarias siempre me han atraído y este caso no iba a ser menos. 1beso!
PD: no conocía el prólogo de la obra, pero después de leído, creo que no se puede empezar de mejor manera un libro ;)

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

No suelo leer poesía habitualmente pero es cierto que a veces apetece asomarse a algunos versos de vez en cuando. Creo que el estado de ánimo te lo pide. "Las flores del mal" me acompañaron durante algo más de un año, fui leyendo y releyendo los pasajes y versos que más me gustaban y tuve la suerte de poderlos comentar con un experto en Baudelaire. Siempre se disfruta más si alguien te hace guía porque los caminos de la poesía son intrincados!!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Sí me gusta pero le dedico poco. Tendré en cuenta este que nos has traído. Besos

Margaramon dijo... [Responder]

Nunca he leído demasiada poesía, pero desde que tengo el blog voy descubriendo a autores y poemas que no conocía. Y es un placer el profundizar más en este género literario. Eso sí, el reseñar poesía es muy complicado y personal, pero este año ya he conseguido leer dos poemarios y reseñarlos.
Me ha gustado mucho el poema.
Besos

Wendy dijo... [Responder]

Dejé de leer poesía y la razón es porque me genera sensaciones, sentimientos que no siempre me hacen bien y esto no me sucede con la prosa.
Baudelaire era un escritor muy sui generis, dotado de gran sensibilidad y muy innovador desde mi punto de vista.
Besos.

Ángela dijo... [Responder]

Si, a mi si que me gusta, y mucho. Tengo predilección por todos esos poetas malditos, suicidas y oscuros jaja. Pero mi gran amor en la poesía es Neruda, me colma, me inunda de sensaciones, de colores, de pueblos blancos y mares azules, de lunas mudas y amigas, de muslos tersos y olores a azafrán..., en cuanto a interpretarla, creo que es algo muy íntimo, muy libre.

mágico dijo... [Responder]

Ando yo falto de paladar en este mundillo. En términos generales me aburre bastante y si puedo la evito. Lo que no quiere decir que no me gusten determinados poemas o autores.
Tolero mejor la poesía sencilla de rima fácil, sin florituras ni versos pastosos y que te deje un buen sabor de boca.

Besitos

CARLOS dijo... [Responder]

Es uno de mis libros de cabecera, tanto que alguna noche me acuerdo de él cuando ingiero bebidas de manera poco saludable...;)

Aydita dijo... [Responder]

Me apetece leerlo! besos

Patricia Nasello dijo... [Responder]

Ah, tu reseña me impulsa a buscarlo en mi biblioteca. Sí, la poesía se paladea, se gusta de a poco, "verso a verso" como diría otro de los grandes.

Un fuerte abrazo.

Neriah Fendel dijo... [Responder]

Me encanta "Las Flores del Mal", lo he leído ya incontables veces (siempre en francés), y me fascina. Su intensidad... y su belleza! no me refiero siempre a la clásica, si no también a como usa las palabras, los sonidos y los colores que transmite.

Arila dijo... [Responder]

No suelo leer poesía, pero no quiero decir esto que no me guste. Es cierto que me impone un poco leer un libro como éste, pero me gustaría probar en algún momento. ¡Un beso! =)

Marc Verlén dijo... [Responder]

Llevo unos días sin comentar por los autores presentados pero hoy, mirando las actualizaciones de los blogs: dios mío, ¡Baudelaire! El poeta de poetas, la historia del verso, el nexo perfecto de la poesía clásica y la moderna; el poeta más destacable de los últimos siglos. Ni malditismo, ni simbolismo, ni parnasianismo, solo perfección.

Un abrazo.

jose maria criado lesmes dijo... [Responder]

Amiga Silvia;le tengo y le he he ledo, no´es mi estilo pero reconozco su valía;para opinar se ha de conocer.
Besos

Pakiko dijo... [Responder]

No suelo leer poesía, pero últimamente gracias a los blogs de Margari, La Vieja Encina y Koncha Morales, leo algunos poemas muy bonitos y que llaman la atención
Besos

Rodericus dijo... [Responder]

No suelo leer poesía últimamente, aunque tendré que volver a ella para poder obtener algo de inspiración.

La verdad, no he leido a Baudelaire, pero siempre lo he oído citar como autor "maldito". Y me pica la curiosidad por conocerlo, mas que nada es que entre los "góticos" con inquietudes literarias se ha convertido en un autor de culto. Igual lo encuentro un poco ingenuo, pero en fin.

Saludos.

InésM dijo... [Responder]

No suelo leer mucha poesía. Pero a veces, cuando estoy algo melancólica leo un poco.
De quien más he leído es de Becquer, pero claro, como cualquier mujer española.
Besitos.

Elizabeth dijo... [Responder]

La poesía mantiene a la palabra soñando. Besos amiga.

Pedro Luis López Pérez dijo... [Responder]

Como sabes, me gusta la Poesía; al igual que tu blog, que es una delicia pasear por él, leer tus reseñas, conocer libros, escritores y novedades editoriales.
Un abrazo, mi Amiga.

fus dijo... [Responder]

Me gusta la poesìa pero no toda, me tiene que llegar a la fibra.

un fuerte saludo

fus

Lesincele dijo... [Responder]

Buff imposible...no leo poesía...no sé apreciarla. La leo y no siento lo que debería de sentir.
Un beso!

MaryLin dijo... [Responder]

Yo frecuentemente leo más novela que poesía, pero sí he leído poesía y tengo algunos libros de este género en mi estantería que guardo con cariño. De hecho, hace años, empecé escribiendo poesía antes de pasarme a la novela :D
De Baudelaire no he leído nada. Tu reseña me ha gustado mucho y anima a leer.
Besotes

Carmen dijo... [Responder]

Sí, me gusta la poesía pero con este libro no pude, lo reconozco...
Besos,

Jo dijo... [Responder]

me gusta la poes;ia... charles baudelaire lo dejo especialmente en un sitio especial... le;i hace mucho tiemo las flores del mal y aun retomandolo me sigue pareciendo algo nuevo y que me har;a pensar...

hay quien piensa que lapoesia solo debe hablar de amor o ser dulce...

hay tanta clase de poesia que es como que se debe abastecer de la vida misma y todas sus aristas



besos.

baudelaire siempre es un reto

Azalea Real dijo... [Responder]

Poesía poca he leído, no me llama demasiado la atención. Lo que conozco es de poetas importantes: Neruda, Machado, Miguel Hernández, Becquer... en otros idiomas, ni eso.

Besos.

Dany nphenix dijo... [Responder]

A mí me gusta la poesía, aunque no he leído tanto, pero sí he escritos varios poemas.
Este libro lo tengo pendiente para leer y pienso hacerlo este año, aunque no sé cuándo.
Besos.

G dijo... [Responder]

Buenos días.
Un libro magnífico, padre de la poesía moderna, admirador de Poe y reflejo de una sociedad.
Buenísima la entrada.
Buen día.

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Bueno, qué alegría de reseña. Uno de mis poetas favoritos, imprescindible, como dices. He leído tantas veces Las Flores del Mal. Recuerdo el debate que menciona @Offuscatio, creía que estabais hablando de este libro :)Aparte de los temas que trata Baudelaire, muy innovador en ellos, lo que me quedo es con la otra parte que señalas, el maravilloso simbolismo modernista. Horas y horas he pasado pensando en esto desde la adolescencia, cuando lo descubrí. Es un libro que nunca se olvida, pasa como con el Libro del Desasosiego, de Pessoa.
A mí me encanta la poesía, decirte mis favoritos es difícil, nunca los logro pero te diré que siempre vuelvo a Pessoa, a Baudelaire, a Emily Dickinson, a e.e cummings, a Konstantinos Kavafis, a los modernistas franceses Rimbaud, a Anna Ajmatova, a Pasternak, a Poswiatovska... Siento haberme extendido tanto pero me apasiona el libro y me ha encantado leer la reseña. Un beso :)

Margari dijo... [Responder]

Me gusta la poesía, creo que ya lo sabes. Pero reseñarla no. Me parece algo tan personal, me parece que es tan distinto lo que un poema nos puede provocar, que me cuesta opinar de un poema. Sólo lo he hecho dos veces y creo que siempre me quedo corta. Me da la impresión de que no soy capaz de transmitir todo lo que un poema me emociona.
Con este poemario que nos traes hoy me atreví hace años. Creo que lo hice demasiado joven porque no terminé de entender muchos de los poemas. Así que lo tengo en la estantería, esperando el momento adecuado para volver a leerlo. A ver si logro pillarle el punto o abandonarlo para siempre...
Besotes!!!

Teresa dijo... [Responder]

No he leído, pero ya lo estoy buscado como una loca.

Besos.

shaka lectora dijo... [Responder]

Pues yo prefiero la prosa al verso, y lo poco que he leído en este género nunca he sido capaz de reseñarlo. Este libro que hoy nos traes no acaba de convencerme, así que creo que esta vez lo dejaré pasar.

un beso shakiano!!

aldogal dijo... [Responder]

Pues me animaria a leerlo, interesante sería más que todo por venir de una época donde lo inn era el romaticismo casí cursi...

Capitán Smith dijo... [Responder]

Me encanta la poesía, forma parte de mi silencio interior. Besos

Adam J. O dijo... [Responder]
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CHARO dijo... [Responder]

Pues sí me gusta la poesía aunque no conozco este libro.Besotes

Aran dijo... [Responder]

A mi no me gusta la poesía. Debe ser mi tendencia a leer rápido. No tengo paciencia para apreciar y entender versos...
Besos!!

Francisco dijo... [Responder]

A penas leo poesía. Algunos poemas sueltos, de tarde en tarde, he de reconocerlo, y eso que en nuestro país hubo y hay grandes poetas, pero la poesía, como se dice por aquí, va más allá de las palabras, son los sentimientos, son las emociones, el paisaje, todo lo que el poeta quiere darnos a conocer en sus poemas. Y,desde luego te hago la reverencia por tan preciosa reseña. Baudelaire estaría feliz si la leyese. Un abrazo, Paco.

Miss Velours dijo... [Responder]

Este recopilatorio de poemas me encanto, por suerte pude leerlo en francés y la verdad es que las rimas son preciosas, me encanta el estilo melancólico y tenebroso de Les fleurs du mal.

Nesa Costas dijo... [Responder]

Este lo dejo pasar que no soy mucho de poesía.
No puedo decir que no me guste porque me he encontrado con poemas que me han llamado la atención, pero me temo que no sé apreciarla bien.
Aun así, muy buena reseña.
Un beso

Shorby dijo... [Responder]

He leído poemas sueltos de este, tengo que ponerme con él y leerlo en condiciones, me gustó lo poquito que caté =)

Besotes

Rober dijo... [Responder]

Soy muchísimo más de novela que de poesía, aunque es cierto que de vez en cuando apetece algún poema.´Y eso que soy terriblemente malo en descifrar las metáforas y esas cosas. Baudelaire es de mis eternos pendientes, algún día tengo que ponerle remedio.

¡Besines!

Darío dijo... [Responder]

Baudelaire, extremadamente. Un maldito. Rimbaud, por sobre todos los poetas...

Citu dijo... [Responder]

Hola genial reseña no sabía que te gustara la poesía junto con Witman charles baudelaire es mi poeta favorito. Te mando un beso y te deseo una linda semana

Raúl O. García. dijo... [Responder]

No me gusta la poesía. No hay caso. Ni siquiera la entiendo aunque haga un esfuerzo sobrehumano en interpretar las metáforas que meten en cada línea. Y creo que ese esfuerzo que me obliga a ejercer ese tipo de escrito es el que provoca mi rechazo. Aun así, me atreví a escribir algunos (solo tengo publicado uno en mi blog), pero no lo puedo llamar poema. Digamos que es un cuento disfrazado de poema, ja.
Igual, tus reseñas tiene ese don de tentar a la lectura. Pero no me voy a dejar convencer, esta vez ;)
Saludos.

Carol dijo... [Responder]

Me encanta Baudelaire, Las flores del mal lo he releído una y mil veces y tengo pasajes subrayados a los que vuelvo de vez en cuando, tiene una voz muy personal. Es cierto que hablar de poesía es muy complejo, es algo tan personal, tan sensorial que es difícil hablar de ello. Un abrazo

Elysa dijo... [Responder]

Me gusta la poesía y la leo, recurro a ella para escribir o buscar inspiración, aunque también reconozco que muchas veces me quedo con la impresión de no captar todo lo que me cuenta, no sé...
Tengo una edición bastante antigüa de Las flores del mal y siempre está a mano junto con poemas de Ángel González, Machado, Lorca Y algunos más.

Besitos

Framboise dijo... [Responder]

Me gusta la poesía pero más sensible soy a la prosa poética que a los poemas.
En cuanto a Baudelaire y sus flores del mal, los leí pero de muy joven y no lo supe apreciar... así que de vez en cuando, lo vuelvo a leer pero con cuentagotas (ya soy mayor... y tengo mis propias obsesiones)
Traducir los poemas: de lo más delicado.

Gracias a ti y un abrazote.

Poemas dijo... [Responder]

Tuve que hacer un trabajo en el Instituto de este libro y recuerdo que disfruté mucho analizando los poemas.