viernes, 4 de noviembre de 2011

La montaña mágica. Thomas Mann


     "A la derecha, entre la puerta y la mampara, estaba situada la garita del portero. De ella salió a su encuentro, vestido con la misma librea gris que el hombre cojo de la estación, un criado de tipo francés que, sentado ante el teléfono, leía unos periódicos. Les acompañó a través del vestíbulo bien alumbrado, a la derecha del cual se encontraban los salones. Al pasar, Hans Castorp lanzó una mirada y notó que se hallaban vacíos.
- ¿Dónde están los huéspedes? - preguntó a su primo.
-Hacen la cura de reposo - respondió éste -. Yo tengo permiso para salir hoy, pues quería ir a recibirte. Normalmente también estoy tendido en la galería, después de la comida.
Faltó poco para que la risa se apoderara de nuevo de Hans Castorp.
- ¡Cómo! ¿En noche oscura y con niebla os hayáis tendidos en el balcón? - preguntó con voz vacilante.
- Sí, es lo ordenado. Desde las ocho hasta las diez. Pero ven ahora a ver tu cuarto y a lavarte."



     Hoy vuelvo a los clásicos, sin desmerecer la literatura contemporánea es aquí donde mejor me manejo. entre páginas de hace años, cuando no siglos, que llevan recorriendo el mundo esperando ser leídas. No podía faltar aquí  Thomas Mann. Cuentan, dicen, que estuvo a punto de conseguir el Premio Nobel de Literatura dos veces, si es cierto o no queda para aquellos que se dedican a la documentación y nos lo quieran esclarecer yo, de momento, os cuento el rumor (ya sabéis, las anécdotas me pierden). Y, por cierto, el título esta vez es La Montaña Mágica.

     Nos cuenta esta obra la vida en un sanatorio de tuberculosis en el que coinciden dos primos antagónicos. Allí reunidos junto con una tropa de burgueses nos irán mostrando las vidas interiores y exteriores de los curiosos huéspedes con los que comparten residencia.

     Estoy segura que os parecerá, de entrada, un libro extensísimo. Pero si os cuento que es una novela de amor, enfermedades y guerra, política, arte e historia empezaréis a pensar que le faltan páginas. Es cierto también que contiene pasajes cargados de elucubraciones mentales de los personajes que a muchos les pueden parecer un tanto tediosas pero, si empezáis a conocer a los personajes estáis irremediablemente perdidos.
     Nos encontramos ante una auténtica avalancha de personajes, cada uno con sus peculiaridades sus virtudes y defectos y, sobre todo, sus rarezas. Entramos en el Berghoff y, al igual que sus huéspedes, ya somos incapaces de alejarnos de él lo cual nos genera un leve resentimiento hacia Mann por hacernos sentir a ratos como un personaje más de la historia. Compartiremos hotel con apariencia de sanatorio, o tal vez lo contrario, con sus otros huéspedes y nos descubriremos atrapados en esta dura novela, condicionados por el personaje que en ese momento sea el dueño de las páginas del libro. Exactamente igual que nos puede influir el estado de ánimo aquella gente que entra y sale de nuestro entorno. No es tarea fácil la de Mann conseguir que no nos sintamos perdidos, y la logra de forma brillante en esta obra opresiva que hará que busquemos los secretos que se esconden tras las paredes.  A ratos incluso me descubrí buscando sombras fantasma que nunca llegaron a aparecer y me lo justificaba a mi misma diciendo que por la época en que se escribió el libro era imposible que trataran el sexo. cúantas veces quise empujar a su protagonista por las puertas del sanatorio y temía al mismo tiempo que se marchara dejando el libro a la mitad. Todas esas cosas lo convierten en una obra memorable e imprescindible en esta mi biblioteca virtual.

     Aprovechando que Halloween acaba de pasar os diré que, al igual que otras obras que traje, La montaña mágica no admite un término medio. O te apasiona y la recuerdas una y mil veces con una sonrisa por las mil anécdotas que allí sucedieron, o la aborreces porque te resultó un ladrillo aburridísimo. Pero, y esta es la parte temible, en cualquiera de los casos... no importa si la has terminado o no... es un libro que te acompañará el resto de tu vida. Sólo por eso merece la pena que lo descubráis.

     Gracias.

38 comentarios:

Espe dijo... [Responder]

Pues nada, habrá que darle una oportunidad. Todo sea por la intriga de saber en cuál de los dos grupos estaré...

Winnie0 dijo... [Responder]

Pues espero leerlo y ser una de las que le apasione!!! bss

Galtzagorri dijo... [Responder]

Otro que está en mi lista de deseos! Creo que puede ser muy interesante ^^ Con tu reseña, tengo aún mas ganas de leerlo!
Besos!

Tatty dijo... [Responder]

Este lo tengo en casa pero todavía no me he animado a leerlo, de este autor en mi lista preferente está Los Buddenbrook, cuando lea éste ya me pondré con algún otro título
un beso!

Mar dijo... [Responder]

Tiene buena pinta. A ver si lo localizo y lo pongo en cola para leer :)

Saludos!

Narayani dijo... [Responder]

Creo que en principio lo dejaré pasar (a pesar de tu recomendación final, jeje) Igual más adelante cae en mis manos y me encanta, no sé.

Un beso!

Rosa dijo... [Responder]

Otro más para la lista de pendientes...Gracias y besos desde el aire

Ricardo Miñana dijo... [Responder]

Debe ser un buen libro, gracias por la información,
si te gusta la poesía te invito a mi nuevo espacio Brisa poética.
feliz fin de semana.
un abrazo.

mágico dijo... [Responder]

Alucino de dónde sacas estos libros, jajaja....
Ep, pues te voy a decir una cosa, creo haberlo visto en mi estantería. Voy a ver.

Un abrazo.

Rebeka dijo... [Responder]

Había oído el título pero nunca le había prestado atención. No digo que le leeré, pero le guardaré mentalmente en esa lista de mi cabeza de los libros del quizá...

Si algún día me topo con él...quizá le doy una oportunidad ;-)

Lídia dijo... [Responder]

Hace años que sé de este libro y nunca me lo he comprado, me da un poco de miedo, porque me gustaría la primera parte: que me encantara!!!!!
Me lo apunto.
Un beso.

Mundo Paralelo dijo... [Responder]

Apuntada para buscarla ^^
Muchas gracias por la reseña tan llamativa :D
Un saludito!

Sheol13 dijo... [Responder]

Le descubrí hace tiempo, no me apasionó pero tampoco me dejó frió, sera porque a ratos se me antojaba pesado. Un abrazo.

LaLolaSh dijo... [Responder]

Soy de las que lo recuerdo una y otra vez.
Cuando lo estaba leyendo me acuerdo que muchas veces pensaba: ¡Horror! Ya están otra vez los personajes filosofando a lo largo de páginas y páginas. Pero seguía leyendo sin poder parar. Seguramente es la manera de escribrir de Mann y el ambiente que te envuelve. Es el ritmo de la novela el propio ritmo del sanatorio.
Yo le hubiera dado el Nobel.

Buzz dijo... [Responder]

Pues mira, lo descubrire. Me ha encantado tu descripcion, y me gustan esos libros que consiguen meterte tan bien en la historia que el mismo lector parece un personaje mas . Un besazo

Annika dijo... [Responder]

Nunca dejas de culturizarme con obras que debería pero que no conozco. Los clásicos no son mi fuerte, tienden a aburrirme y mucho me temo que me encontraría en el segundo grupo... aunque nunca se sabe!

Patito dijo... [Responder]

De Thomas Mann yo leí Muerte en Venecia y me encantó esa delicia como describe la admiración por la juventud de cuerpo y de alma. Tu entrada me ha hecho dar ganas de volver a leer a Mann en este libro que pinta maravillosamente.

Sheila Navarro Robles dijo... [Responder]

Siempre lo he tenido pendiente pero nunca lo he leído, gracias por recordarmelo ^^
Un besote!

Margari dijo... [Responder]

Otro de mis eternos pendientes... Y es que el tocho asusta un poco. Lo pillo y lo termino dejando. A ver si la próxima vez me decido y me lo llevo, que me has dejado con ganitas.
Besotes!!!

Mrs Brightside dijo... [Responder]

No lo conocía. Pero me llama bastante... voy a buscar más de él :3

Besotes ^^

Cali Axfer dijo... [Responder]

¡Tienes premio en mi blog!

Emperatriz dijo... [Responder]

Realmente se ve muy llamativa ^^ tanto su portada como sinopsis, ya me dejaste con la intriga

Besos

Suh ♥ dijo... [Responder]

Libro que merece una oportunidad de leer.. :) traes muy buenos libros.. es siempre un verdadero placer leerte!

karmen dijo... [Responder]

hola!! gracias por tu comentario en mi blog. A parte de la fotografía...mi otra pasión es la lectura aunque le dedico poco tiempo por, precisamente, no tener tiempo. Lo poco que he visto de tu blog... me gusta...te sigo!! un abrazo!!

Sonrisa de cristal dijo... [Responder]

Hola! Gracias por comentarme ^-^
Me gustó tu blog, te sigo :)
Un beso!

Tontorrona dijo... [Responder]

Gracias por pasrte por mi blog!
El libro tiene buena pinta! (;
Besos!

Magnificando Sonrisas dijo... [Responder]

Que buena pinta tiene el libro ^^
Gracias por seguirme! yo tmb te sigo, me alegra de que te haya gustado mi blog un besiiito :D

Jesús Garrido dijo... [Responder]

Me has hecho recordar una lectura inolvidable.

Dany nphenix dijo... [Responder]

Hace tiempo que creo que debería leer algo de este autor y como no conozco muchas obras suyas, no sé por cuál empezar. Tal vez, empiece por esta.
Besos.

Yo me llamo Cata dijo... [Responder]

¡¡En mi lista pero ya!!
Me atrae muchísimo,
aunque a decir verdad este
autor jamas me gustado.
Muy buena reseña, sigue así :)

Icíar dijo... [Responder]

Me ha rondado siempre, y con lo que te he leído lo apunto ya mismo. Todo lo contado me parece embaucador, pero ese final que dices, eso de que existen personas a las que les ha parecido un ladrillo ..... leyéndote parece difícil pensar que sea un ladrillo, pero en fin, tendré que salir de dudas. :D

Perkins dijo... [Responder]

Yo no sabría decir si me gustó. A trozos se me hizo pesado (las discusiones filosofales) en cambio otros trozos los recuerdo interesantísimos, unas descripciones muy buenas. Lo leí hace bastantes años, igual merece una relectura. saludos!

ssanabria dijo... [Responder]

Hola a todos.
Lamentablemente es el único libro que no he logrado terminar, lo que puede explicarse en que tal vez no era el momento indicado para la lectura. Me gustaría antes leer otros libros del autor para familiarizarse con la narrativa y ver si puedo retomarlo. Si tienen alguna referencia la agradezco.
Saludos

mientrasleo dijo... [Responder]

@ssanabria
Te recomiendo Muerte en Venecia para comenzar con este autor, un libro menos voluminoso y denso pero igualmente representativo.
Una buena toma de contacto.
Besos y gracias por pasar

Dave Hammurabi dijo... [Responder]

Me costó leérmelo (cayeron otros 3 ó 4 libros de por medio), pero tb tengo que decir que me encantó. La historia de amor entre Castorp y la Chauchat es deliciosamente sutil... Te ayuda (como dijo una vez un gran literato) a entender y pasar mejor los duros momentos de atención a un ser querido enfermo...

Anónimo dijo... [Responder]

Una vez que empiezas a leerlo te marca y te acompañará siempre. Un libro atemporal.

Esther dijo... [Responder]

Me lo acabo de terminar y me ha gustado mucho. Es cierto que a veces hay conversaciones en las que te pierdes un poco, pero la vida de cada personaje, las descripciones de los paisajes... me han gustado mucho.

Susana Hernández dijo... [Responder]

Un libro para leer cuando nuestra vida ya ha tenido recorrido suficiente para comprender lo que de verdad importa y lo relativo que es el tiempo