jueves, 25 de agosto de 2011

Un trabajo muy sucio. Christopher Moore



     "Charlie había cogido en brazos a la pequeña Sophie unos segundos ese día y enseguida se la había pasado a la enfermera, alegando que alguien más ducho que él debía hacer el recuento de los dedos de sus manos y pies. Él ya lo había hecho dos veces y siempre contaba veintiuno.

     - Se comportan como si eso fuera todo. Como si, porque la cría tenga los diez dedos de los pies y los diez de las manos, todo fuera a salir bien ¿Y si hay alguno de más? ¿Eh? ¿Y si hay dedos de regalo? ¿Y si el bebé tiene cola? (Charlie estaba seguro de haber visto una cola en la ecografía del sexto mes. ¡El cordón umbilical!¡Sí, ya! Había guardado una copia en papel)."

     Conocí al autor de este libro por El ángel más tonto del mundo, libro que recuerdo haber leído en la cama soltando alguna carcajada cuando los muertos se comunicaban telepáticamente en el cementerio preguntándose qué era eso de Ikea que todo el mundo comentaba. Al poco tiempo, empezaron a aparecer mas títulos suyos y, un día que estaba aburrida me puse a ojear en una librería el que hoy traigo y, después de disimular un par de risas con carrasperas, me decidí a llevármelo.

     Nos cuenta Moore la historia de Charlie Asher, al que conocemos como padre primerizo y tembloroso ante la nueva situación, que lleva al extremo el típico dicho de... "mientras venga bien, que sea lo que quiera". Nos lo presenta en el hospital, un poco nervioso preocupándose de si su hija tiene los diez dedos en las manos y los pies que corresponden ya que él no acierta a contar, le salen siempre 21. Tras irritar a todo el mundo lo convencen para irse a casa emocionado pero, en el último momento, regresa  encontrando junto a su mujer a una especie de hombre verde que le dice que no debería de verlo. Y no sólo eso, sino que su mujer muere! De esta guisa nos le deja en el primer capítulo, viudo, pensando que está loco porque nadie más a visto a este hombre verde, con una hija, y una tienda que atender.
Poco a poco descubre que es un Mercader de la Muerte, así que le toca recoger almas que dejan el mundo mortal, evitar a las fuerzas de la oscuridad y descubrir que pasa con unas tal Ardillas que quieren quedarse con sus almas. Ah, también tiene que ser padre y cuidar de la tienda. Pobre Charlie, que siempre presumió de ser un "macho beta" y ahora se ve envuelto en una vida de locos; y encima con su hija, que algo le pasa. Se le mueren las mascotas, por no hablar de la palabra "gatito" o de los únicos perros que no se le mueren, que tampoco sabe de dónde han salido, pero le dan un miedo atroz, y no hay forma de separarlos de ella. Está claro, Charlie necesita ayuda.

     Como podéis ver, es una historia que parte de una persona normal, y la mete en mitad de un desarrollo absurdo, cosa en la que Moore nos va demostrando que es un especialista, para sacar la sonrisa, incluso la carcajada rápida del lector. No es un libro extenso, es consciente de que la historia no da para ello. Pero hay que reconocer que es muy difícil escribir un libro con el que los lectores rían y encima reconozcan haberlo leído. Porque, seamos sinceros, el libro bueno, lo que se dice bueno... no es; pero pronto nos queda claro que tampoco intenta su autor hacerlo pasar por ello. De lo que se trata es de disfrutar con una historia entretenida que es capaz de leer del tirón cualquiera, esté o no acostumbrado a este tipo de literatura.

     Estuvo rápidamente posicionado en las listas de ventas y supongo que es de esos libros que pasan pronto al olvido pero que, mientras siguen sonando, hacen sonreír a mucha gente. Yo, por mi parte os lo dejo aquí, como comedia, o rareza, o experimento, o todo junto... o, simplemente, como una opción más.

     Gracias

     PD. No pude evitar al leerlo recordar una serie que ponían en televisión que trataba de gente que, al morir, les asignaban el trabajo de Mercaderes de la Muerte, os dejo la cabecera que, desde el primer día, me pareció divertidísima.


9 comentarios:

Xula dijo... [Responder]

Yo tambien lei "El angel mas tonto del mundo" y casi ni una carcajada. Me da la sensacion que intenta parecerse a Terry Pratchett, pero este le da mil vueltas, y por eso no me dio mucho mas. Tal vez lo intente con otro suyo, o tal vez, por lo que cuentas, me olvide de este autor. Un beso!

G dijo... [Responder]

Me ha gustado que lo califiques como rareza, ahora mucha gente ha dado en llamarlo ficción absurda que no es otra cosa que un "pseudotecnicismo" para decir rareza.
Opino como tú, se pica en uno, se lee del tirón y ni es bueno ni se presume de haberlo leído. Pero nos sonreímos mientras lo hacemos.
Abrazos

Tatty dijo... [Responder]

De este autor tengo muchas ganas de leer El ángel más tonto del mundo y en función del resultado me animaré con este que me atrae menos
un beso!

Anónimo dijo... [Responder]

Me ha encantado la cabecera que has puesto de la serie!!! Es del libro??

Margari dijo... [Responder]

Tengo ganitas de leer este libro. Y no es que me espere mucho, pero me pica la curiosidad por leer a este autor, que parece hacer un tipo de literatura un poco distinta a lo habitual. Buena reseña.
Besotes!!!

·M· dijo... [Responder]

buaaaa que panzá a reir me di con ese libro!!! lo mejor es cuando sophie señala y dice GAAAATITOOOOOOO!! jajajajaaj qué campeona es!!! ahora quiero leer Cordero!

Edu dijo... [Responder]

¡Qué ganas de leer a este autor me has dado! Lo de los muertos y el Ikea es tan hilarante que asusta... Me lo apunto para leerlo fijo!

Por cierto, muchas gracias por recomendarme la lectura de "Mientras Escribo", me ha dado muy buenas ideas para empezar.

Saludos!
Edu

Relatos de sal dijo... [Responder]

Cuanto menos, curios, sí señor. A ver si lo pillo.
Un abrazo.
Francisco

mientrasleo dijo... [Responder]

Xula estoy contigo, ni se acerca a Pratchett por mucho que busque innovar.
G muchas gracias, me encanta tenerte por aquí dando tus opiniones.
Tatty de el ángel me quedo con la historia de ikea y el motivo por el cual lo castigó Dios y como se mete en semejante lío, es casi al principio, divertidísimo.
No Anónimo, la cabecera es de Tan muertos como nosotros.
Ya me contarás Margari.
Y tu también Edu, y me alegro que te guste mi recomendación, me parece un muy buen libro para muchas cosas. Un poco por ahí viene mi alias.
M, verdad? me parecieron divertidísimaslas hitorias de la niña. Ya estaré pendiente de si lees Cordero y lo comentas!
Esa es la palabra Francisco, un libro curioso.

Abrazos a repartir a todos