sábado, 27 de agosto de 2011

Solar. Ian McEwan



     "Pertenecía a esa clase de hombres vagamente anodinos, a menudo calvos, bajos, gordos, inteligentes, que inexplicablemente atraían a determinadas mujeres hermosas. O él pensaba que las atraía, y al pensarlo parecía que así era. Y le convenía que algunas mujeres creyeran que era un genio al que había que salvar. Pero el Michael Beard de esta época era un hombre de mentalidad estrecha, anhedónico, monotemático, afligido. Su quinto matrimonio se estaba desintegrando y debería haber sabido comportarse, tomar distancia, asumir la culpa."

     Dicen que Ian McEwan se inspiró para esta obra en un viaje que hizo al Polo Norte, fueron un puñado de intelectuales a observar de primera mano los efectos del calentamiento global y allí le llego la inspiración. Bueno, tal vez fuera al descargar las fotos en el ordenador, esa parte no está demasiado clara.
     Lo que sí es cierto es que Michael Beard nace allí y tal vez la concepción de lo que luego se convirtió en su premio nobel.

     Michael Beard es el protagonista de Solar, un profesor  "egoísta, bebedor, mujeriego compulsivo, mentiroso, infiel, cobarde y canalla" según las palabras de su creador. Es un hombre que vive de la fama, liga cuanto puede y ha reducido su trabajo a el simple papeleo en el departamento de energías renovables. Su vida personal es un desastre. Su mujer, la quinta, se entera de una infidelidad, la undécimo primera, y le abandona para irse con el constructor que les reformaba la casa. Curiosamente, esto provoca que Beard descubra que es la única mujer del mundo a la que desea. Y se encuentra conque ella se va, demasiado contenta, con un hombre veinte años más joven que él (dicho sea de paso, esos son los años que él tiene más que su mujer).
     El problema empieza cuando un becario del departamento llamado Tom, lleva un día a casa a Beard y se encuentra con Patrice, la joven mujer, y también se enamora de ella. A partir de aquí empieza una novela nueva, una suerte de comedia de enredo con toques negros que a mí, personalmente, me hizo volar las horas.

     En este caso el protagonista es el blanco perfecto para McEwan, se ceba con él sin llegar a producirnos lástima, es un personaje con el que no se siente empatía y al que vemos como una figura ruin a lo largo de toda la obra. Nada en él nos resulta simpático, ni tan siquiera sus avances en el campo de las energías renovables. Representa en su matrimonio el papel de infiel engañado y en la vida lo vemos mezquino, alejado del papel de antihéroe que es representado comúnmente por este tipo de personajes, llegando a participar en un accidente mortal que daría la clave al propio Beard para un proyecto de gran alcance.. en fin, todo virtudes nuestro buen amigo el físico.

     Es una novela precisa y divertida, con descripciones académicas irónicas y un crítica muy pulida de la vida actual. Toca el tema del calentamiento global hasta casi hacerlo eje argumental y se le nota una gran documentación científica que otorga solidez a toda la trama que, no olvidemos, incluye cadáver. El libro comienza de forma magistral,y, pese a perder ritmo en sus últimas páginas tiene un último párrafo realmente digno de llegar a él. Tiene escenas verdaderamente memorables; Beard abandonado, se embarca en una expedición para ver los efectos el calentamiento y se descubre pensando en sexo incluso con ese frío, o somos testigos de una curiosa discusión, incluso el papel de fotosíntesis.. todo nos suena irónico, no se puede evitar.

      Estamos, pues, ante un McEwan que merece ser leído, bastante alejado de Expiación, como la ocasión lo requería y descubriéndonos que es capaz de reinventarse a sí mismo en cada una de sus novelas sin perder ese toque característico que lo hacen salirse de lo común.

     Gracias

  

9 comentarios:

Marian dijo... [Responder]

Hola. De este autor me leí Chesil Beach y me encantó. Esta novela me atrae mucho según tu reseña y en la biblioteca se presta bastante. Acabaré leyéndola.
Un beso

Tatty dijo... [Responder]

De momento este libro no me lo apunto, me ha gustado tu reseña pero el libro no me acaba de llamar y con todo lo que tengo pendiente de leer mejor no sumar uno más
un beso!

Libros Que Voy Leyendo dijo... [Responder]

Es un libro que h gisto anunciado en varias revistas literarias, pero por el argumento nomenclatura terminaba de llamar, aunque después de leer tu reseña me ha entrado el gusanillo de que quizá me he equivocado con él y debería darle una oportunidad.
Un eso
Lourdes

Xula dijo... [Responder]

Yo de este autor aun no he leido nada, y este titulo podria esta bien. Como dice Marian, se puede encontar en muchas bibliotecas. Un beso!

Mientrasleo dijo... [Responder]

Me alegra que os guste como para empezar a conocer al autor. Ya os digo que se aleja bastante de Expiación, por si habéi visto la película.
Tatty es cierto, si los apuntásemos todos sería la lista interminable.

Un abrazo

G dijo... [Responder]

Buenos días.
Me he terminado este libro hace relativamente poco y me ha pasado justo eso, el protagonista no me ha gustado ni pizca. El libro es divertido, irónico.. más una demostración de lo que puede hacer su autor que de lo que trata la obra en sí.
Abrazos

Félix dijo... [Responder]

Llevo tiempo viéndolo en las librerías y pensando si meterle mano o no. En principio Anagrama es una de mis editoriales de cabecera, cuando no sé qué leer (que no suele pasar, jajaja) compro algo de Anagrama con lo que ya de por sí resulta atractivo. Tras tu reseña me lo apunto a ver que tal.

Mientrasleo dijo... [Responder]

Eso me pasa a mi Felix, que considero Anagrama como una apuesta casi segura para elegir un buen libro.
Si lo coges ya me contarás que te ha parecido o, al menos, que tal te ha´"caído" su protagonista.

G, veo que compartimos opinión, procuraré no costumbrarme, jajaja
Un saludo

Andromeda dijo... [Responder]

¡Qué buena reseña!, me has "vendido" el libro. Como dices, muy alejado de Expiación o de Sábado.

Te enlazo a mi blog, un saludo.