sábado, 13 de agosto de 2011

Relatos de sal. Francisco José Palacios Gómez



     "La tierra le contó al extraño la historia de un pobre hombre, viudo, padre de dos hijas. La mayor de dieciséis años. La menor de cuatro. Un ente terrorífico había violado a la primera hasta la muerte, sin que el desafortunado pudiera hacer nada por ayudarla. Eso había hecho perder la cabeza al padre desesperado. Para evitar que a su hija menor le ocurriera  lo  mismo,  desorientado,  hundido  en  la  locura,  sumido  en  la  depresión,  la  había  enterrado viva en aquel parterre, "para que el ente no la encontrara", había mascullado. El extraño derramó varias lágrimas sobre el puñado de tierra. Luego, con gran esfuerzo, tiró  la  tierra  sobre  el  parterre. "

     El otro día me comentaba una persona que lo que tiene el verano no es sólo tiempo para leer como nos empeñamos en decir los aficionados a la lectura. En realidad se tienen tiempo para muchas cosas y todos esos libros sobrepasados de peso resultan un engorro para llevar de un lado a otro. Y no sólo eso, sino las historias largas y elaboradas que no terminan nunca y empiezas en vacaciones y se alargan durante todo el verano entre ratos de playa, se llegan a hacer tediosas . El verano, concluía esta persona, es el tiempo perfecto para los relatos. Que puedes leerte uno y acabar con buen sabor de boca sin tener cargo de conciencia por dejar al protagonista al borde de un precipicio cogido con tres dedos, como si fuera el final de un episodio de cualquier serie de acción.

     Bien, supongo que también tiene razón, y por eso hoy traigo un libro de relatos. Se da además la casualidad de que estos mundos de internet siempre te sorprenden y tenía el libro en casa cuando ví asomar a su autor, al que miré con disimulo hasta comenzarlo pensando ¿ y si me gusta? o ¿y si no me gusta? En fín, que ya salí de dudas.

     Normalmente, cuando compro un libro de relatos me entretengo un rato viendo los títulos y decido comenzar por aquel que más me atraiga o por el que da título al libro. En este caso, y cualquiera que me conozca mínimamente lo sabe, no podía hacer otra cosa que comenzar con Víctor, los pasos de la mosca. Ya sólo con verlo y recordar La Metamorfosis me pudo la curiosidad. Tengo que decir que no se parece en nada, si bien, como si el autor supiera que mi motivación para leerlo era esa, me hablaba de malformaciones físicas. Me encantó, empezaba justo donde muchos otros terminan sus historias y nos daba unas pinceladas rápidas antes de meternos en una lucha entre el bien y el mal que bien podía haber constituido por si sóla, el argumento principal de una historia más larga. Así que cerré el libro y me dije.. "venga, por el principio".

     De la mano de Francisco José me dejé llevar por  El destino del Dorio entre mitos para llegar otra vez a Victor, que confieso releí un párrafo sobre un parterre. Tras ver una lucha entre el bien y el mal me relajé un poco entre Hojas de plata tan etéreo como su título para embarcarme en el plato fuerte del libro, El último liberado. Este relato es el más extenso ya que consta de cuatro partes, en las que el autor se adentra en la ciencia ficción a través de una cuidada atmósfera. Otra vez estamos ante un relato lleno de fuerza que, por si solo, constituye una obra completa y al terminarlo, otra vez el autor da un giro al pasar a La herencia de los Condes de Villaperdida, colocándonos en un marco más realista de sopetón, presentándonos a un sacerdote y sus intrigas de poder.
     Para finalizar, las dos últimas historias que componen el libro son El ángel del hielo y La gitana paya para concer a reyes y reinas y guerras incomprendidas.´

     Y todo eso, que no es poco, es lo que contiene este libro. Una historia nueva con cada título, un mundo diferente y sentimientos diferentes y, sin embargo, no provoca la sensación de caos al leerse en su conjunto que pudiera esperarse sino todo lo contrario. Mantiene una armonía en las formas, incluso en los fondos incluyendo en sus historias elementos que hace difícil sintetizarlas en pocas palabras. Es un libro, en definitiva, para leerlo. Pero, si os pasa como a mí, no podréis dar la razón a quien dice que los relatos son para el verano porque así no se tiene prisa por continuar con la siguiente historia, no me duró apenas nada porque pasado un punto me podía la curiosidad por saber dónde conducía el siguiente "viaje". Como véis, no siempre hace falta tener un protagonista colgando de un barranco para no poder cerrar un libro.

     Gracias

12 comentarios:

Pitt Tristán dijo... [Responder]

Me ha hecho gracia comprobar que no soy el único que toma los relatos de forma caprichosa, sin orden, con lo cual cuando dejo e libro por una estantería, al volver al tiempo no sé cual he leído; repito alguno, y cuántos dejaré sin leer.
El texto del principio es sobrecogedor.

Ruben dijo... [Responder]

Qué buena reseña, me apunto el libro para hacer esas lecturas intermitentes de las que hablas.

Mientrasleo dijo... [Responder]

Lo es, Pitt, y eso que sería periférico a la historia. Lo que si hace es mostrar como con unas pocas líneas consigue crear una atmósfera.
Y sí, recuerdo que hace un tiempo cogí uno de esos libros de Stephen King de las dos o las tres.. después de media noche , y descubrí un relato nuevo pese a que el libro lleva años en mi casa.
Me alegra que te guste Ruben.

Gracias y un saludo

José Antonio del Pozo dijo... [Responder]

Gracias por las sugerencias y por el particular tino de tus observaciones, que denotan un criterio propio.
Saludos blogueros

mientrasleo dijo... [Responder]

Gracias a tí por pasarte, con tu permiso te haré una visita.
Un saludo

Anónimo dijo... [Responder]

Pues tiene buena pinta, ¿me puedes decir la editorial?
Buenísima reseña, como todas las tuyas

Mientrasleo dijo... [Responder]

Por supuesto.
Ediciones Atlantis
ISBN: 978-84-92952-67-0

Gracias y un saludo

Susana dijo... [Responder]

Me gusta como suena lo que dices del libro, variado y ágil. Me lo apunto

Daniel Rubio dijo... [Responder]

Desde luego que es una reseña curiosa... muy curiosa, me ha gustado. Un saludo.

Mientrasleo dijo... [Responder]

Los libros de relatos pueden ser complicados para hablar de ellos, sobre todo si lo que ofrecen es tan variado como este. Se corre el riesgo de dar un resumen de cada parte.
Gracias Daniel.
Un saludo y buen lunes

Relatos de sal dijo... [Responder]

¡Muchas gracias por la reseña! La verdad es que me ha gustado mucho, pues has conseguido atraer la atención del lector desvelando muy poco de los argumentos de "Relatos de sal". Te estoy muy agradecido.
Actualmente me hallo gestionando la publicación de mi segundo libro. Si no te importa, te avisaré cuando salga a la luz por si tuvieras a bien realizar su reseña.
¡Un abrazo!

Mientrasleo dijo... [Responder]

Gracias a tí por pasarte Francisco José y por los ratos que pasamos con tu libro.
Estaré encantada si nos vas diciendo cuando sale un segundo libro, y seguro que no soy la única.
Enhorabuena!
Un abrazo.