viernes, 12 de agosto de 2011

De cuando Lewis Carroll nos presentó a Alicia y la fuimos conociendo.

"Las aventuras de Alicia en el país de las Maravillas"

     Todos conocemos Las aventuras de Alicia en el país de las Maravillas, y a su autor, el matemático, escritor y sacerdote Charles Lutwidge Dogson, perdón, quería decir Lewis Carroll, que es como le conocemos mejor. El autor llenó el libro de alusiones en forma de juegos o sátira a sus amigos, política y entorno si bien, de lo que más constancia ha quedado, es de sus juegos con el absurdo. Afición reconocida por todos cuantos rodeaban a Lewis Carroll.
     Nos cuenta la historia de Alicia, una niña que, a través de una madriguera, va a parar a un mundo subterráneo, maravilloso y anárquico poblado por seres a cual más extravagante. Nos vemos inmersos en un mundo infantil por su estética exagerada y adulto por su lógica desestructurada, con dobles sentidos, palabras inexistentes y situaciones cómicas de puro absurdo. Allí nada es habitual, las setas encogen o todo lo contrario, las reinas malas son engañadas por quienes las siguen manteniendo en el poder y los gatos desaparecen, salvo su enorme sonrisa, a no ser que sean cerdos haciendo de gatos en cuyo caso viven en un mundo plagado de flores que cantan. Y todo esto para que Alicia consiga resolver su problema y volver a su mundo a tiempo, antes de que nadie se de cuenta de que falta.

     En fin, si tuviera que describir este libro, posiblemente diría que es el más extraño y original libro que me encontré en la edad adulta. De niña fuí incapaz de leerlo, mucho me temo que gracias a Disney que me dió una imagen bastante diferente de la que me encontré en el libro, que se aproxima más a Burton.

     Lo que es cierto es que Carroll nos presentó a un personaje único o, mejor dicho, a un ámplio abanico de personajes todos ellos únicos en sus características, que han dado mucho que hablar. Al primero al propio autor, que en 1871 siguió presentándonos a su Alicia, en un libro titulado A través del espejo y lo que Alicia encontró allí.

     "A través del espejo y lo que Alicia encontró allí"

    Esta vez Alicia es un peón que aspira a ser reina en una partida de ajedrez gigante llena de trampas. Las casillas son el mundo y todo lo vemos reflejado en ese espejo distorsionado a través del cual se adentra.
     Rápidamente el público buscó este segundo libro de Alicia para conocer un poco más a la protagonista, siempre por medio de las palabras de su extraño creador que, pese a levantarnos dolor de cabeza, nos hacía volver irremediablemente a sus juegos hasta cerrar los ojos intentando componer una suerte de foto de grupo sobre la secuencias que nos iba presentando. Y así, pasamos de naipes a fichas y a partidas diferentes con personajes si acaso similares, tal vez familiares o vagamente recordados de un libro a otro salvo nuestra Alicia y el extraño mundo al que se ve atraída.

     Sea en un libro o en otro, estamos ante una historia que siempre ha fascinado a todos aquellos que se sienten atraídos por los números. La estrecha relación entre el Carroll matemático y el escritor se ve plasmada una y otra vez en su obra, nos acerca conceptos de límites, cambios de variables, funciones inversas en casi cada una de sus afirmaciones, a primera vista, absurdas. Podría ahora explicar que "cuatro por cinco son doce, cuatro por seis son trece y cuatro por siete..." es una correlación de bases, pero no es este el lugar de comenzar disertaciones matemáticas.

     "Alicia a través de los cuantos"

     Quien si se vió facultado para hacerlo fue Robert Gilmore que nos representó más profundamente la historia en "Alicia a través de los cuantos" y, si la Alicia de Carroll era capaz de atravesar un espejo o transportarse a un mundo subterráneo a través de los sueños, la suya era tragada por la pantalla de un televisor (se nota que ya han pasado unos cuantos años pese a que nuestra Alicia no ha crecido apenas). Y así, dejando un poco de lado los naipes y piezas de ajedrez, nos introduce en el mundo de la física cuántica a través de este personaje, junto con ilustraciones entretenidas para el profano en la materia, que, a veces, puede llegar a quedarse tan desorientado como su protagonista. Tal vez se echa de menos que los personajes sean un poco más fantásticos y menos directos en sus nombres, puesto que todos preferimos preguntarle al gato Cheshire y su eterna sonrisa que al Maestro Cuántico.

      Aún así, es un libro cargado de imaginación que no puede faltar si de lo que se trata es de conocer a Alicia porque, si algo me ha quedado claro con el paso de los años, es que cada lector tiene una visión propia y particular de este personaje. Si a cualquiera de nosotros nos preguntaran sobre ella, todos tendríamos una opinión formada y, seguramente, todas complementarias y todas diferentes, incluso absurdas para regocijo de su creador. Y, absolutamente todos, tendríamos algo que decir de ella y siempre comenzaríamos avisando, tal y como hizo Tim Burton al preguntarlo sobre la fidelidad de su película a la historia original, de que lo que hacemos, es dar nuestra libre interpretación sobre la archiconocida Alicia.

     En fin, por si no la conocéis... os presento, esta vez al final porque hablamos de un libro que bien pudo empezarse por el final, para crear así a su personaje partiendo de los pies, a Alicia. No se para vosotros, para mí es un placer:


     "La teoría del verdugo era que resultaba imposible cortar una cabeza si no había cuerpo del que cortarla; decía que nunca había tenido que hacer una cosa parecida en el pasado y que no iba a empezar a hacerla a estas alturas de su vida
     La teoría del Rey era que todo lo que tenía una cabeza podía ser decapitado, y que se dejara de decir tonterías.
     La teoría de la Reina era que si no solucionaban el problema inmediatamente, haría cortar la cabeza a cuantos la rodeaban."


"—Pero “gloria” no significa “una bonita argumentación definitiva” —objetó Alicia.
—Cuando yo uso una palabra —dijo Humpty Dumpty con cierto menosprecio—, significa justamente lo que yo quiero que signifique. Nada más y nada menos.
—La cuestión es —dijo Alicia— si usted puede hacer que las palabras signifiquen cosas distintas.
—La cuestión es —dijo Humpty Dumpty—, quién es el que manda. Eso es todo."





     Y, como no..



     Gracias

8 comentarios:

Libros Que Voy Leyendo dijo... [Responder]

La verdad es que es un libro fuera de lo común. Quizá porque lo tenemos en nuestras vidas desde que éramos niños, asumimos sus rarezas como normales, pero si te pones a pensar en cómo discurre el cuento... es completamente original
1Beso
Lourdes.

Edu dijo... [Responder]

Disney le hizo un favor por la difusión, pero como bien dices, mostró una imagen diferente.

Para mi gusto la versión ñoña que Disney nos muestra cuando somos niños hace que nos cueste más acercarnos a la versión escrita...

Gracias por la reseña. Me ha traido buenos recuerdos.

Edu.

Tabuyo dijo... [Responder]

Yo nunca he leído el libro ni tampoco me han llamado la atención sus películas. Es una historia que no me va. La veo tan rara...
Un beso.

Xula dijo... [Responder]

Madre mia, a mi edad y sin haberlo leido... Porque realmente no estoy muy segura de haberlo echo. Lo que tienen estos libros es que de niño los ves de una manera y cuando los coges de adulto los ves de otra. Tal vez sea una buena idea "releerlo". Saludos!

Sarahiris dijo... [Responder]

Hola, gracias por pasarte por mi blog. Te sigo =)

Por cierto, el de "Alicia en el país de los Cuantos" me lo estoy leyendo ahora por los temas de física cuántica que trata jeje.

Un saludo =)

Galtzagorri dijo... [Responder]

Todo el libro es un delicioso absurdo lleno de imaginación y lógica aplastante. Con estos tres ingredientes principales, ¿cómo no iba a gustarme? A través del espejo todavía no me lo he conseguido terminar, y es que no me está gustando tanto como el anterior. Un libro que deberian leer todos los niños, sobretodo con las preciosas ilustraciones de John Tenniel.

PD: Mi desaparición es vacacional, si, pero como ves, no me olvido de vosotros ;)

Galtzagorri dijo... [Responder]

Por cierto, ¡enhorabuena por todos esos nuevos seguidores! Tu blog se lo merece, sin duda :)

Mientrasleo dijo... [Responder]

Ya ves Galtzagorri, gracias. Me alegra que sea vacacional y que vuelvas cuando te damos la lata a ver dónde andas jajaja.

Por unanimidad parece que es un libro difícil :)

Sarahiris ya me dirás si te gustó cuando lo termines, no se encuentra demasiada gente que lo haya leído y me apetece saber tu opinión.

Gracias a todos