viernes, 15 de julio de 2011

No confíes en nadie. S.J. Watson


      "Esta mañana me desperté antes del alba con él tumbado a mi lado. Una vez más, un desconocido en la cama, paralizada de miedo, sin saber quién era ni dónde estaba. Sólo podía pensar en echar a correr, en escapar."
      Hoy me meto con un thriller que me ha gustado mucho, No confíes en nadie. En esta ocasión me lo regalaron y, fijándome en la portada recordé aquella película... "Lo que la verdad esconde". Estamos, otra vez, ante la primera novela de un desconocido que se posiciona rápidamente en las listas de ventas, así que, con bastante entusiasmo, como cada vez que veo que estoy ante una ópera prima, me dispuse a leer y... me ha durado un suspiro.
      El libro cuenta la historia de una mujer de 47 años que pierde la memoria cada día. Es decir, que todos los días se levanta con la mente en blanco, desde hace más de 25 años que sufrió un accidente. Cada día se levanta y se sorprende viendo en el espejo a una mujer mayor, que resulta ser ella, y aun desconocido en su casa, Ben, que parece ser su marido.
Bien, hasta ahí más o menos son las primeras páginas, nada emocionante, pero es justo a partir de esta presentación cuando el libro se convierte en algo absorvente. Tenemos una mujer con una situación vulnerable, un marido desesperado ante el fracaso de los tratamientos y un psicólogo que la trata a espaldas del marido y que la insta a desconfiar de él. Con la ayuda de ambos, comienza a hacer anotaciones en un diario sobre sus recuerdos y ahí descubre que sus recuerdos no coinciden con lo que la cuentan.. la atmósfera está servida.
      No puedo evitar aclarar a pie de página que, aunque en las formas lo parezca, dista mucho de ser "Memento", por si a alguien se le había ocurrido establecer un paralelismo.
      Gracias