jueves, 9 de junio de 2011

Farenheit 451. Ray Bradbury


     “ Al escribir esta novela corta pensé que escribía un mundo que pensé aparecer dentro de cuatro o cinco décadas. Pero una noche, en Berverly Hills, hace solo unas semanas, se cruzaron conmigo un hombre y una mujer que paseaban con un perro. Me quede mirándolos, estupefactos. La mujer llevaba en la mano una radio del tamaño de un paquete de cigarros, con una antenita temblorosa. Salían del aparato unos alambres que terminaban en un cono insertado en la oreja derecha de la mujer. Allí iba ella, olvidada del hombre y el perro. Escuchando vientos lejanos, murmullos y gritos de folletines musicales, caminando como sonámbulo, y el marido que bien podia saber estado alli, la ayuda a subir y bajar las aceras. Esto no era un hecho nuevo en nuestra cambiantes sociedad”. R. B
      Esta novela, conocida por todos, se nos presenta en un futuro inexacto, tanto es así que se escribió en 1953 y hoy en día, aunque ya haya cosas de las que presenta como futuribles que existen.. la seguimos proyectando perfectamente hacia el futuro.
Nos cuenta la historia de Guy Montag, un bombero cuya principal misión es la de quemar libros, de ahí que el título haga referencia a la temperatura a la que arde el papel, ya que leer incita a pensar y es sabido que si queremos una sociedad de gente tranquilamente feliz, es importante mantenerlos ignorantes. Por eso existe, además una figura que controla que esto sea así investigando que nadie esconda libros en su casa.
      Si hoy me he decidido por este libro es por la sensaciones que me produjo al leerlo. Es curioso como la quema de libros habitual me iba instalando una sensación de desasosiego, seguramente acelerada porque me gusta mucho leer, soy de esas personas que buscan la mínima excusa para hacerlo. En general todo el libro lo es, y más ahora que me fijo en la entrada anterior, parece que me han tocado las ficciones sobre sociedades distópicas.. o lo que es lo mismo, los futuros en los cuales la población pierde todos los derechos que nos llevan a ser personas individuales.
     Gracias
      Como curiosidad.. este libro fue prohibido durante mucho tiempo en los colegios de Estados Unidos porque se decía que abogaba por la quema de libros. Dejando de lado la ironía que me parece prohibir leer un libro sobre prohibir leer... hay gente que creo, debería de aprender a interpretar las obras que caen en sus manos.